29 Sep 2021 - 4:41 p. m.

Control de basurero El Carrasco regresa a manos del CDMB

Desde 2014 la entidad encargada de vigilar y hacerle seguimiento a este relleno sanitario era la Anla.

Por medio de la resolución 1036 del 23 de septiembre, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo le restituyó las labores de control y vigilancia sobre el relleno sanitario El Carrasco a la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB). Desde 2014 esta cartera había designado como responsable de este lugar de disposición final de residuos a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

De esta manera, será la CMDB la encargada de vigilar y hacerle seguimiento al plan de cierre decretado a El Carrasco desde mediados de agosto por el Juzgado 15 Administrativo de Bucaramanga. Este proceso ha estado marcado por varias dificultades, entre las que resalta que la capital santandereana y los otros 16 municipios que descargan sus basuras en este lugar, no han encontrado otro municipio del país que reciba sus basuras.

También le puede interesar: “El problema de seguridad de Bucaramanga no se resuelve solo con policía”

Sin embargo, con la restitución del control y vigilancia a esta Corporación, el Ministerio de Ambiente también la facultó para tramitar o negar los permisos o licencias que se presenten para prolongar la disposición de residuos sólidos en este relleno sanitario. Cabe recordar que, ante la negativa de municipios como Aguachica, Ocaña, Lebrija, entre otros que fueron propuestos para recibir las basuras de Santander, el alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, decretó la calamidad pública en el municipio por seis meses, lo que le permite seguir disponiendo de los residuos en este relleno sanitario.

Con esta decisión, también está en manos de la CMDB estudiar las solicitudes que la administración local y la Emab han hecho de ampliar la vida útil de El Carrasco. Durante las primeras semanas de agosto, antes de que se decretara el cierre total del relleno, la Anla negó la ampliación por 26 meses solicitada por la Emab para seguir disponiendo recursos, ya que, según esta autoridad, dicha solicitud escapaba a las competencias para las cuales había sido encomendada.

Comparte: