30 Oct 2019 - 9:42 p. m.

Duque ordena traslado de 2.500 militares al Cauca tras masacre en Toribío

El mandatario aseguró que en los próximos 40 días llegará al departamento la Fuerza de Despliegue Rápido número 4 para garantizar la seguridad, cerrar las rutas del narcotráfico y ejercer control territorial.

* Redacción Nacional

Luego del Consejo de Seguridad desarrollado en el Cauca, el presidente Iván Duque ordenó la presencia, en un plazo no mayor a 40 días, de 2.500 militares de la Fuerza de Despliegue Rápido número 4 (Frudra 4) en ese departamento para garantizar la seguridad y combatir los grupos armados ilegales que se lucran del narcotráfico.

La decisión se tomó luego de la masacre de cinco indígenas del pueblo nasa, entre ellos la Gobernadora del resguardo de Tacueyó, Cristina Bautista, ocurrida el martes 29 de octubre. “Con eso se busca cumplir los tres propósitos: control territorial, cerrar las rutas del narcotráfico empleadas por estas organizaciones y desmantelarlas”, afirmó el presidente.

Duque Márquez estuvo este miércoles en la mañana en Santander de Quilichao, Cauca, acompañado de la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez y del director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, desarrollando un Consejo de Seguridad con los representantes de las organizaciones indígenas y autoridades de las Fuerzas Militares, quienes evaluaron la situación de orden público en el Cauca.

“Aquí está el Estado unido para rechazar esos hechos execrables del día de ayer, hechos de violencia sanguinaria contra miembros de nuestras comunidades indígenas”, expresó el presidente Duque.

Lea también: Este miércoles habrá velatón nacional para protestar contra el asesinato de indígenas

El primer mandatario aseguró que los presuntos asesinos y responsables de este crimen son “estructuras del narcotráfico, disidentes, residuales, que lo que han querido es mantener el negocio del narcotráfico y buscar con las armas acallar las expresiones de las comunidades y amedrentar a las comunidades indígenas”.

El Gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado, calificó como “acto demencial” y de “desespero” este homicidio y agradeció al presidente el anuncio de la operación de la Fudra 4 en el Cauca.

“El presidente nos apoya con esta Fuerza para poder enfrentar, de una forma definitiva, a estas dos disidencias, como lo son la Jaime Martínez y Dagoberto Ramos”, dijo el Gobernador.

Por último, Campo Hurtado recordó la recompensa de mil millones de pesos que ofrece el Gobierno por información que permita ubicar a los cabecillas de estos grupos criminales como alias Mayimbú, alias Barbas y alias El Indio.

Sobre la visita del primer mandatario al departamento, el consejero de la Organización Nacional Indígena de Colombia,  Luis Fernando Arias, aseguró que todo el ejercicio de control territorial lo está ejerciendo el poder indígena y que "el presidente Iván Duque hoy quiere aparecer en Cauca como el salvador y lavarse las manos como Pilatos cuando no ha hecho nada por evitar el genocidio indígena”.

Luego de la masacre, organizaciones indígenas convocaron una marcha nacional por la vida y defensa de sus comunidades. Hasta el momento, la fecha programada es el 21 de noviembre.

Comparte: