12 Apr 2021 - 4:19 p. m.

Falleció el periodista de Antioquia, Rodrigo Pareja

Durante una década, entre los años 60 y 70, coordinó la oficina de El Espectador en Medellín y ejerció el periodismo por más de 60 años. Su voz fue un distintivo de la radio en múltiples cadenas, y entre los especialistas del tango y el billar, dos de sus especialidades.

A sus 81 años, falleció en Medellín el periodista Rodrigo Pareja Montoya, leyenda de la comunicación antioqueña de los últimos tiempos. Un reportero nato que pasó por múltiples medios de comunicación de prensa y radio, y que hasta sus últimos días se mantuvo activo en la escritura, entre sus amigos, y en su entrañable vida familiar que siempre exaltó en el clímax de sus nietos.

En las memorias de esta casa periodística quedan muchos escritos de Rodrigo Pareja, y también de su padre Luis Pareja Ruiz, porque ambos, desde los años 60 y 70, fueron referentes de El Espectador en la capital antioqueña, y sus reportes marcaron una época en la que el país constató cómo todo se fue complicando cuando el narcotráfico, la corrupción o la violencia acentuaron su nefasta influencia.

“Entre 1968 y 1978, Rodrigo Pareja coordinó la oficina de El Espectador en Medellín, heredándole a su padre que lo hizo entre 1958 y 1969”, precisa el periodista, catedrático y excorresponsal, Carlos Mario Correa, quien recordó que, en su tiempo, Rodrigo Pareja, de formación autodidacta, lideró una edición especial con muchos periodistas, guiados por su habilidad para las noticias judiciales y políticas.

“Fue el periodista que escribió desde Medellín la noticia sobre la detención de Pablo Escobar en 1976”, la misma que Guillermo Cano revivió en 1983 para develar el pasado oscuro del capo. Y fue tanta su actividad en todos los frentes noticiosos que, como recuerda Carlos Mario Correa, “en una de las ediciones de los años 70 de El Espectador, apareció firmando siete notas en primera página”.

Con maestro de periodismo en casa, lo demás en la vida de Rodrigo Pareja fue el aprendizaje de su guía, el inolvidable Antonio Pardo García, el trasiego por el amplio universo de sus amigos -Orlando Cadavid, Javier Velásquez, entre los cercanos-, y el “ponchito tibio en mi frío anochecer”, como resumió el amor de su esposa Adiela Franco, sus hijos y sus nietos, los agregados determinantes de su vida generosa.

Fue el primer redactor político de El Mundo en Medellín, y su voz fue distintivo en Caracol, RCN, Todelar, Radionet, Radio Bolivariana, Colmundo o la Voz de la Nostalgia porque también tuvo programa de tango. “Sabía mucho de la canción ciudadana, y de billar nos quedó pendiente un chico”, señala su colega Guillermo Zuluaga, recordando que él, como otros, creció oyendo las noticias de Rodrigo Pareja.

“Siempre pasaba a las oficinas a averiguar datos y aunque algunos creían que, por el tono de su voz, era regañón, era un colega muy amable y un conversador consumado”, recalca Zuluaga. “Y competidor de billar en torneos locales y nacionales”, añade Carlos Mario Correa, quien recuerda que “El Flaco” Pareja, como lo conocían todos, fue también cercano de más de un gobernador de Antioquia.

Últimamente oficiaba como colaborador en el portal Eje 21 dirigido por Orlando Cadavid y Evelio Giraldo, porque después de 62 años de periodista, no cesó de preguntar y vivir enterado. “Ejerció el periodismo con pulcritud admirable. Jamás se escuchó que aceptara dádivas de algún personaje por cargarle la mano a determinada noticia. Fue derecho como una línea recta”, concluyó Eje 21 detallando el pesar de su partida.

Comparte:
X