8 Mar 2017 - 10:13 p. m.

Familia de Ismael Arciniegas, colombiano ejecutado en China, ya tiene sus cenizas

Su hijo Juan José Herrera recibió las cenizas este miércoles en Cali.

Redacción Nacional y AFP

La Cancillería de Colombia informó este miércoles que las cenizas de Ismael Arciniegas, el primer colombiano ejecutado en China, fueron entregadas a su familia en Cali, Valle.

"Tu legado jamás se olvidará, gracias por permitirme los mejores momentos de la vida a tu lado, me siento orgulloso de ser tu hijo y lucharé para que esto no lo viva ninguna familia colombiana. Levantémonos todos, en una sola vos de clamor, piedad y perdón contra el gobierno chino por los que allá siguen sufriendo sus condenas, siendo el eslabón más débil de la cadena, los más pobres y engañados pagando como los peores delincuentes del mundo", dijo Herrera en un mensaje dirigido a su padre.

Este domingo, sus seres queridos y amigos realizará un acto público en la plazoleta de San Francisco, en la capital del Valle, para marchar hacia la colina de San Antonio, sitio donde serán liberadas las cenizas de Arciniegas, y pedir que ningún otro colombiano sea ejecutado en el exterior. La marcha iniciará a las 2p.m. 
Arciniegas se convirtió en el primer colombiano ejecutado en China, por estar sentenciado a pena de muerte en ese país por narcotráfico. Ismael  murió a las 9:47p.m. del lunes 28 de febrero "luego de que las autoridades judiciales chinas ejecutaran la condena que le habían impuesto por tráfico de drogas".

"Después de varios años de gestiones diplomáticas las autoridades chinas rechazaron las solicitudes de súplica para conmutar su condena", añadió la cancillería, que acompañó a Arciniegas, de 74 años, para que se despidiera de su hijo.

Su hijo, Juan José, de 35 años, se despidió la noche de ese lunes de su padre y dijo a periodistas que su padre asumió la situación con serenidad, al poder "darle un parte de tranquilidad a su familia, porque estábamos sufriendo durante muchos años y esto es como el fin de este ciclo".

También contó que el narcotráfico "destruyó completamente" su familia, porque su tío murió en China en 2013 de un derrame cerebral mientras pagaba una condena de 12 años por drogas.

Residenciado en Cali, donde regenta una tienda de tatuajes, Juan José, que tiene el rostro de Ismael Enrique grabado en el pecho, contó que su padre vivió "condiciones infrahumanas" en China, donde estuvo encadenado y recibiendo solo una hora de sol semanal.

En China hay 163 colombianos detenidos, de ellos 146 por crímenes de narcotráfico. Los detenidos por el delito del narcotráfico en China en los últimos 10 años se han incrementado en más del 4.000%. Cuatro nacionales están condenados a muerte por tráfico de estupefacientes, 10 a pena de muerte suspendida por dos años, y 15 a cadena perpetua.

La transexual colombiana Sara María Galeano, de 37 años, sentenciada a cadena perpetua por narcotráfico en China, fue repatriada hace unas semanas por razones humanitarias debido a complicaciones de salud y cumplirá una pena de 18 años y tres meses de cárcel. La segunda vez que China permite repatriar a un colombiano. 

El primer caso fue el de Harold Carrillo en noviembre de 2015 por padecer cáncer terminal. Había sido condenado en 2011 a pena de muerte por narcotráfico, pero su sentencia cambió en 2013 a cadena perpetua y llegó a Colombia para cumplir una pena de 20 años de prisión.

Comparte: