23 Apr 2021 - 11:58 p. m.

Guardia indígena detiene a presunto responsable del homicidio de la gobernadora Sandra Peña

El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) se encontraba en una minga territorial cuando fue atacada por grupo armado. Durante el suceso detuvo a 12 sujetos armados, uno de ellos admitió su participación en el homicidio de una lideresa indígena.

El CRIC realizaba una Minga de control territorial que buscaba erradicar cultivos de coca en las veredas de Caimito y El Socorro en Caldono, Cauca. Fueron atacados con ráfagas de fusil, lo que dejó por lo menos 31 heridos. Ocho de ellos fueron trasladados a Popayán, dos a Cali y los demás a Santander de Quilichao.

Lea también: Gobernadora indígena fue asesinada en el Cauca.

La guardia indígena detuvo a 12 personas armadas, tras el incidente. Según el CRIC, uno de ellos declaró haber sido autor material del homicidio de Sandra Peña y dijo tener información sobre los autores intelectuales del hecho. Aún no es claro si las autoridades indígenas entregarán al capturado a la justicia ordinaria o si quedará en su jurisprudencia.

Pese al ataque “la minga tuvo la fuerza y la dignidad de continuar el recorrido territorial, iniciando erradicación manual de cultivos de coca a pesar de los ataques presentados”, informó el CRIC en un comunicado.

Estos esfuerzos se realizan como homenaje a Sandra Liliana Peña Chocué, autoridad indígena de la comunidad de La Laguna-Siberia, que fue asesinada el pasado 20 de abril. Peña era lideresa ambiental y estaba comprometida con la paz, especialmente con la erradicación de la coca en su territorio.

Lea: Guardia indígena fue atacada por grupo armado en Caldono, Cauca: hay 22 heridos y un muerto.

El CRIC también rechazó las declaraciones del Ejército que afirmó haber coordinado con las autoridades ancestrales la erradicación de los cultivos ilícitos. “La erradicación de la hoja de coca relacionada con la producción de ilícitos la hacemos desde nuestra autonomía y jurisdicción propia, porque vemos claramente el daño que nos generan estos cultivos acabando con la economía propia, la cultura y la gobernabilidad”, anunciaron las autoridades indígenas.

Por su parte, el comandante de la III División del Ejército, Marco Vinicio Mayorga Niño, dijo en un comunicado: “Se ha mantenido comunicación con las autoridades local y regional así como con la guardia indígena para hacerle frente común a esta problemática de la región. No obstante, ha sido la guardia indígena la que no ha facilitado el desarrollo de estas coordinaciones”.

Estos distanciamientos entre el Ejército y los indígenas se da días después del consejo de seguridad extraordinario en Caldono, Cauca. Allí estuvieron los altos mandos militares, la Defensoría del Pueblo y el ministro de Defensa, Diego Molano. Este último anunció una recompensa de 200 millones de pesos por información que lleve a la captura de los responsables por el homicidio de Sandra Peña.

“Exigimos a funcionarios del Estado ser veraces y respetar este ejercicio de autonomía y dignidad. Al gobierno nacional le exigimos el cumplimiento del capítulo étnico y el acuerdo de paz. Si ello se hubiera hecho, sería otra la situación en nuestros territorios, no tendríamos que ver caer a nuestras autoridades y comuneros, así como a integrantes de otros sectores sociales y poblacionales”, pidió el CIRC.

La delicada situación de orden público de esta región del Cauca se debe a la presencia de dos grupos de disidencias de las Farc y del Ejército de Liberación Nacional (Eln). La Defensoría del Pueblo explicó que es un territorio estratégico, ya que conecta el norte y oriente del país y el sur del departamento. Además, allí hay un importante número de cultivos de hoja de coca.

Comparte: