8 Oct 2021 - 10:50 p. m.

Jóvenes guajiros que adelantan huelga de hambre se trasladaron a Bogotá

Es la segunda protesta pacífica que desarrollan estos jóvenes en lo que va del 2021.

Siete jóvenes del Movimiento Juvenil Diverso de La Guajira que adelantan, por segunda vez en este año, una huelga de hambre, se trasladaron hasta la Plaza de Bolívar en Bogotá. Los hombres y mujeres que hacen parte de esta protesta pacífica señalan que lo hacen por el abandono histórico del Estado colombiano con este departamento del norte del país y por el incumplimiento del gobierno nacional en las mesas de diálogo que se instalaron el 20 de julio.

“En el día 18 de la huelga de hambre, el pueblo guajiro ha decidido trasladar la manifestación pacífica a la Plaza de Bolívar, en Bogotá, en el epicentro político de toma de decisiones del país. Un espacio en donde se han librado incontables luchas por la dignidad de los más vulnerables y donde esperamos cumplir el juramento que un primero de julio le hicimos al pueblo guajiro”, señalaron a través de un video los jóvenes de este movimiento.

También puede leer: Desplazados se triplicaron respecto al 2020: ahora son 57.166

Esta segunda huelga de hambre comenzó el 20 de septiembre en Riohacha: “Hemos tomado la determinación de volver a la huelga de hambre con la esperanza de que en la máxima expresión pacífica se desarrolle el diálogo y negociación de las diez mesas reprogramadas en el marco del protocolo firmado el pasado 20 de julio que permitirán resolver los problemas estructurales del gobierno”.

Según los jóvenes, el incumplimiento del gobierno nacional a los acuerdos alcanzados al final de la primera huelga de hambre los obligaba a iniciar una nueva: “Recordemos que asistimos a las mesas con la sociedad civil y contrario a lo acordado llegaron funcionarios sin capacidad de decisión demostrando la nula voluntad política de dar cumplimiento a los derechos constitucionales vulnerados sistemáticamente al pueblo guajiro”.

La primera huelga empezó el 1° de julio y se desarrolló en el parque Simón Bolívar de la capital de La Guajira. En ese entonces, los huelguistas señalaron que protestaban por los derechos de los niños y niñas del pueblo wayuú, en contra de la invisibilización de los pueblos indígenas y población afrodescendiente del departamento, la crisis en la educación superior y en el acceso a los servicios médicos. También criticaron la construcción de vías que “solo beneficia a las multinacionales, mientras los campesinos y agricultores siguen esperando por más de 50 años la construcción de vías terciarias que les permitan sacar sus productos del campo”.

Le puede interesar: Padre de militar que murió en atentado en Dagua denuncia negligencia del Ejército

20 días después de comenzar esa primera huelga, el viceministro del Interior, Carlos Alberto Baena, y los integrantes del Movimiento Juvenil Diverso firmaron una serie de acuerdos para levantar la protesta pacífica. El punto principal de este acuerdo era la realización de diez mesas en las que la sociedad civil y funcionarios del gobierno abordarían las diversas problemáticas que afronta la población de La Guajira. Según denuncian los huelguistas “contrario a lo acordado llegaron funcionarios sin capacidad de decisión”.

Mientras los integrantes de la huelga de hambre esperan ser atendidos por funcionarios en la capital del país, distintas organizaciones se han pronunciado pidiendo garantías para estos jóvenes. Entre estas se encuentran la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Oficina para los Derechos Humanos en Colombia de la Onu y José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, entre otras. Estas entidades también solicitan que se retomen los diálogos acordados el 20 de julio.

Comparte: