7 Oct 2021 - 10:28 p. m.

Padre de militar que murió en atentado en Dagua denuncia negligencia del Ejército

Los familiares de los tres jóvenes que fallecieron el 24 de septiembre señalan demoras y poca diligencia por parte de la institución en la recuperación de los restos.

El viernes 24 de septiembre, un grupo de soldados fueron atacados con cargas explosivas en la vereda Río Blanco, zona rural de Dagua, Valle del Cauca. En este ataque, tres uniformados perdieron la vida y cinco más presentaron heridas superficiales que fueron tratadas oportunamente. Sin embargo, a pesar de que han pasado dos semanas desde entonces, las familias de los jóvenes muertos denunciaron demoras y negligencia por parte del Ejército en las labores de rescate de los restos de sus seres queridos.

Lioni Martínez, padre de Kevin René Martínez de 21 años, quien murió luego del ataque que, según el Ejército, perpetraron hombres de la columna Jaime Martínez de las disidencias de las Farc, señaló en dialogo con Blu Radio: “no revisaron el área y no buscaron a mi hijo. Él quedó herido y me lo dejaron morir, me tocó encontrarlo a mí y la comunidad nos dijo que lo escucharon gritar”.

Le puede interesar: Daniel Quintero dice que Medellín no se cerrará si hay cuarto pico de pandemia

Martínez también contó que inicialmente el Ejército le había dicho que los restos de su hijo, al igual que los de Yeison Pavi Pavi y Luis Gustavo Mina, los otros militares que fallecieron ese día, se encontraban en la sede de Medicina Legal en Cali. Sin embargo, según Martínez, esto no era cierto.

“Nos entrega un dictamen Medicina Legal en el que ya no sale mi hijo, entonces yo comencé a presionar y exigí que me llevaran al lugar de los hechos. Me dijeron que estaba desintegrado el cuerpo de mi hijo y era pura mentira, el Ejército me mintió”, dice el padre de Kevin Martínez. Por esta razón, Lioni viajó desde Tumaco, Nariño, en donde vive, hasta el Valle del Cauca para hacerse cargo de la búsqueda de su hijo.

En compañía de los padres de las otras dos víctimas, se desplazó hasta el lugar del atentado. Hasta allí también lo acompañaron defensores de derechos humanos e integrantes del cuerpo de bomberos que le ayudaron a sacar el cuerpo de su hijo una vez lo ubicaron. “A unos 70 metros del puente encontré sangre podrida, un guante, medias, y varias pistas hasta que me dicen que ahí hay un cuerpo. Era el cuerpo de mi hijo, tenía un reloj y una cadena de él”, relata Martínez.

También puede leer: “El Laboratorio del Espíritu”, donde los jóvenes se arman de libros

En días anteriores, Óscar Mina, padre del soldado Luis Gustavo Mina de 21 años, también criticó la demora por parte del Ejército en la búsqueda de los cadáveres de sus hijos. “El argumento de las autoridades es que siguen en investigaciones en Medicina Legal, que este proceso duraba entre 15 a 20 días, pero a pesar de esto nos iban a colaborar pero ya han pasado muchos días”, dijo Mina.

Sobre la denuncia realizada por Lioni Martínez, el General Miller Vladimir Nossa, comandante de la Tercera Brigada del Ejército, ofreció excusas por la situación vivida: “Al señor Lioni Martínez, a su familia, a sus amigos y también a sus compañeros, nuestras sentidas excusas. De manera preliminar se está estableciendo la efectividad y oportunidad de los procedimientos realizados”. El General Nossa también aseguró que estará al frente de las investigaciones que se adelantan para establecer cuáles fueron las fallas de esta institución en la búsqueda de los cuerpos.

Comparte: