24 Sep 2021 - 6:47 p. m.

La Guajira es donde se reportan más casos de desnutrición en menores de 5 años

Hasta el 4 de septiembre, 115 menores de cinco años murieron por desnutrición y causas asociadas, a nivel nacional.

Hace unos días el defensor del pueblo, Carlos Camargo, alertó a las autoridades debido al aumento de casos de desnutrición en niños y niñas menores de cinco años. Según la información que dio a conocer el funcionario gracias al informe ‘Desnutrición en la primera infancia; causas estructurales y vulneraciones prevenibles y evitables’, se conoció que el departamento más afectado por esta problemática es La Guajira.

Aunque el Instituto Nacional de Salud es la entidad encargada de realizar la vigilancia epidemiológica y brindar las cifras oficiales, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, dio a conocer las cifras que tienen a su alcance sobre esta situación que afecta a los menores en ese departamento. Una de las estrategias que ha creado el Instituto es conocida como Teipechi Anashi, que surgió hace dos años para identificar riesgos de desnutrición aguda en niñas y niños de primera infancia en La Guajira, esta ha valorado 115.533 menores de edad y de estos, 432 han sido remitidos a centros de salud por desnutrición.

Le puede interesar: Desnutrición aguda en menores de 5 años ha aumentado en Colombia

La Defensoría del Pueblo afirmó que la desnutrición “seguramente se agravó con la pandemia de la COVID-19″. En las cifras del ICBF, en 2020, con el programa mencionado anteriormente, se atendieron 81.503 niños menores para valoración nutricional, de los cuales 165 (menores de cinco años) tuvieron aseguramiento en salud por su condición.

La desnutrición es una problemática que se agudiza teniendo en cuenta que desde el 1 de enero hasta el 4 de septiembre de este año se han notificado 115 muertes de niños y niñas menores de cinco años probablemente por desnutrición y causas asociadas, esto representa un aumento respecto al año pasado. “Para la Defensoría del Pueblo la situación nutricional de niños y niñas menores de cinco años no es un asunto exclusivo del ICBF o del sector salud. Mucho menos es un problema que se resuelva únicamente a nivel nacional”, manifestó Carlos Camargo. Por el contrario, requiere un abordaje multisectorial y en todos los niveles de la administración pública, pues se trata de un problema multicausal.

También le puede interesar: Los líos entre clanes wayuus por construcción de parques eólicos

Otro de los datos que también demuestra la gravedad de la situación en La Guajira, es que el departamento es el que tiene mayor número de casos notificados de niños y niñas con desnutrición aguda de pertenencia étnica indígena con 396, seguido de Chocó con 145, Vichada con 133, Cauca con 62 y Risaralda con 59.

En ese sentido, en los programas de prevención, “el ICBF encamina acciones desde la progresividad del derecho humano a la alimentación reconociendo lo individual y lo colectivo como parte de ese proceso histórico cultural frente a las dimensiones de alimentación y nutrición. Así mismo, de forma transversal el enfoque diferencial y el enfoque de derechos centra las atenciones de las políticas públicas y sus programas a partir de reconocer acciones importantes que disminuyen o mitiguen las inequidades y riesgos asociados a la desnutrición y a las situaciones que vulneran el derecho humano a la alimentación”, manifestó el Instituto.

Comparte: