26 Aug 2021 - 12:01 a. m.

“La militarización en Norte de Santander no se ha traducido en una mejora de la seguridad”

En el departamento fronterizo confluyen flujos migratorios irregulares controlados por grupos ilegales y estructuras armadas que buscan controlar la economía de la cocaína y la minería de carbón. La presencia y disputa territorial deteriora notablemente la seguridad en una región en la que el índice de homicidios aumentó el 11 %. Entrevista con Jorge Mantilla, experto en seguridad.

Cerca de 50 organizaciones sociales, regionales y nacionales lanzaron esta semana una alerta ante el incremento en los índices de violencia que se registran en Cúcuta y Norte de Santander. En el comunicado señalaron que, según cifras del Observatorio de Derechos Humanos de la Fundación Progresar, desde enero del año pasado hasta la fecha han sido asesinados 22 líderes sociales en el departamento, además de las 36 personas que murieron en las ocho masacres que fueron cometidas en el mismo período.

A mediados de agosto Border Lab, un laboratorio de innovación social que se dedica a investigar temas de migración, seguridad, derechos humanos y justicia en Norte de Santander, publicó el balance de seguridad en el departamento para el primer semestre de este año. Si bien en Cúcuta los homicidios se redujeron en un 6 % respecto al mismo período del año pasado, aumentaron en un 11 % en el departamento. La cifra más alarmante tiene que ver con los homicidios contra las mujeres: aumentaron en un 92 %.

Comparte: