2 Apr 2018 - 7:01 p. m.

Líderes de Mocoa se quedaron esperando a Santos para manifestar inconformidades

El mandatario tuvo que suspender su viaje a la capital del Putumayo debido al mal tiempo. La comunidad había programado protestas alrededor de la entrega de 100 viviendas.

-Redacción Nacional

El presidente Juan Manuel Santos se vio obligado a suspender su prevista visita al municipio de Mocoa, un año después de la histórica tragedia, debido a las condiciones climáticas en el aeropuerto Villa Garzón. En su viaje, el mandatario inspeccionaría el avance de las obras de infraestructura y programas de recuperación económica y social que se han adelantado en el marco del proceso “Operación Mocoa”, con el acompañamiento de la Procuraduría, Contraloría, Fiscalía y Defensoría del Pueblo, y un presupuesto de 1,2 billones de pesos, además de los 37 mil millones recibidos en donaciones.

Además, entregaría las primeras 100 viviendas de la urbanización ‘Los Sauces’, cuyos beneficiarios serían los mocoanos que perdieron sus hogares en el deslizamiento de la madrugada del 1 de abril de 2017. De ellas, solo 28 iban a poder ser habitadas inmediatamente por las familias.

Lea más: “La entrega de 100 casas en Mocoa será un acto protocolario, no real”: líder comunal

Líderes sociales de la comunidad estuvieron esperando la llegada del presidente con el fin de manifestar su descontento frente a los avances de las obras. “Estuvimos pendientes representantes de la veeduría, la Junta de Acción Comunal y resguardos indígenas porque sentimos que esta una entrega protocolaria nada más. Si no pudieron entregar 100 viviendas en un año por el tipo de construcción que se utiliza, ¿cómo piensan entregar las 1.109 restantes?”, le dijo a El Espectador Ramón Aprades, miembro de la veeduría de Asojuntas Mocoa, preocupado también por el cumplimiento de la promesa de la entrega de 200 viviendas más para el mes de julio de este año.

Por su parte, ante la imposibilidad de ir hasta el territorio para dar un balance del estado del Plan para la Reconstrucción de Mocoa, el presidente realizó una reunión de seguimiento con 15 ministros y altos funcionarios responsables de la reedificación de la capital de Putumayo, incluyendo el gerente de dicho proyecto, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en el aeródromo militar Catam en Bogotá.

De ella, Santos destacó el avance del 42% en la reconstrucción del hospital José María Hernández, la puesta en marcha de obras de infraestructura urbana como puentes y carreteras, y la instalación completa del Sistema de Alertas Tempranas, que, según el Ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, “ya está funcionado y es de los más modernos del país”.

Le puede interesar: Mindefensa asegura que Mocoa estará reconstruida en un 70% en agosto

El acueducto, una de las más importantes obras para recuperar la calidad de vida del municipio, lleva un avance del 12% y ha presentado atrasos debido a que un tramo atraviesa un área de concentración indígena, cuya población se resiste a su ejecución. El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, explicó esta mañana que el martes “habrá una reunión con el resguardo, precisamente, para determinar si podemos hacer esas obras. Si dicen que no, se harán en otro lugar para seguir avanzando”.

Otros adelantos presentados por el presidente de la República tienen que ver con la construcción de tres colegios nuevos, la entrega de becas de estudio y créditos para emprendimientos, la instalación de puntos de conectividad wifi, la definición del proyecto de la plaza de mercado y el levantamiento de dos subestaciones de energía.

Aún así, los habitantes continúan sosteniendo que falta claridad por parte del Gobierno con dichos avances, que, para algunos, no han sido verdaderamente funcionales. Por ejemplo, del difundido subsidio de arriendo que les ha sido otorgado a las familias damnificadas que perdieron su casa en la avalancha, aseguran no es suficiente. Son 250 mil pesos y, según Gustavo Rojas, habitante del sector, en promedio, alquilar un apartamento en Mocoa cuesta el doble.

Entérese: Una noche en San Miguel, un barrio desdibujado por la avalancha en Mocoa

Por esta razón, como él, por lo menos 29 familias se han negado a abandonar sus casas afectadas por el derrumbe, aunque se encuentren en inminente peligro. “Eso ya está denunciado a los entes de control porque el proceso que se ha llevado a cabo presenta, como esta, varias irregularidades”, aseguró Apraes.

Santos, por su parte, declaró: “entiendo que mucha gente esté desesperada porque cree que las obras no se han hecho o están en proceso, pero, para hacerlo bien, esto toma tiempo. Cada centavo que ha invertido el gobierno está siendo correctamente y transparentemente invertido”. “Todo se está haciendo y todo está financiado, el próximo gobierno va a tener el presupuesto para continuar con las obras que ya están en proceso”, agregó el mandatario.  

Comparte: