26 Jul 2021 - 2:18 p. m.

Lluvias dificultan llegada de ayudas humanitarias a Ituango

Las condiciones climáticas en el norte de Antioquia tiene incomunicado al municipio vía terrestre. Por aire tampoco ha sido posible la llegada de insumos.

Ya son más de 3.000 desplazados que han llegado al caso urbano del municipio por las amenazas de grupos armados ilegales de las disidencias del frente 18 de las Farc, y del Clan del Golfo. Las condiciones climáticas del municipio han dificultado la llegada de ayudas humanitarias.

A las amenazas que han recibido los habitantes se suman los vendavales que también han obligado a las familias a salir de sus casas. Según la alcaldía de Ituango, al casco urbano han llegado personas de 28 veredas del municipio que están siendo albergadas, principalmente, en 10 colegios.

La situación se ha complicado aún más porque no hay acceso al municipio vía terrestre debido a los deslizamientos que se han presentado en la carretera. Las condiciones climáticas no permitieron que este domingo pudiera aterrizar el helicóptero de la fuerza aérea que con la ayuda del DAGRAN llevaba alimentos no perecederos y kits de aseo.

“Es un sector que se conoce en el cual las condiciones se deterioran, cambian constantemente. Una vez llegamos, la visibilidad se redujo y hubo una fuerte lluvia en el sector”, dijo Juan Sebastián Arias, piloto de la Fuerza Aérea. Junto al DAGRAN ya se había hecho la entrega de 1,6 toneladas de ayudas humanitarias y medicamentos.

Sin embargo, estas ayudas no son suficientes debido a que la cantidad de personas que han llegado al casco urbano demandan muchos más insumos. Durante las brigadas de salud que se han hecho se ha visto que muchos de los desplazados llegan con deshidratación y malestares. “Ha sido bastante complejo porque tampoco podemos desatender a las comunidades que quedan o a los pacientes que ya estaban en el hospital, hoy tenemos una ocupación del 60% y por eso también necesitamos apoyo con más personal”, manifestó el gerente del hospital San Juan de Dios de Ituango, Diego Calle.

También puede leer: Comunidades indígenas del Bajo Baudó (Chocó) están confinadas por enfrentamientos

Ante la situación, el gobernador de Antioquia Luis Fernando Suárez, dijo que “La atención primaria se estableció en seis albergues temporales que, aunque insuficientes para la cantidad de personas son una respuesta inicial”. También anunció que tras la situación que se vive en el municipio “Vamos a disponer, con la secretaría de salud de más dosis de vacunas para aprovechar esta coyuntura y vacunar a la población que salió de la zona rural”.

Comparte: