Publicidad
12 Mar 2021 - 11:36 p. m.

“Mujeres son protagonistas de la reactivación”: consejera para la Equidad de la Mujer

Gheidy Gallo, consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, habló sobre las estrategias del Gobierno para eliminar la brecha de género en términos laborales; teniendo en cuenta que en 2020 las mujeres perdieron 1,4 millones de trabajos (el 57% de los empleos perdidos ese año). También explicó las iniciativas que se adelantan para eliminar la violencia contra las mujeres. Los casos de violencia intrafamiliar en 2020 aumentaron un 13% en comparación con 2019, según la Fiscalía
Gheidy Gallo Santos, consejera para la Equidad de la Mujer.
Gheidy Gallo Santos, consejera para la Equidad de la Mujer.
Foto: Consejería para la Equidad de la Mujer

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), las mujeres perdieron 1,4 millones de trabajos en 2020. En total se perdieron 2,44 millones de empleos, pues la población ocupada pasó de 22,2 millones en 2019 a 19,8 millones. Es decir, el 57% de los empleos perdidos corresponden a mujeres. La pandemia también agrandó la brecha de género laboral: mientras que la tasa de desempleo de los hombres fue del 12,7% en 2020 (8,2% en 2019), la de las mujeres llegó al 20,4% (en 2019 fue de 13,6%).

Leer: Las preocupantes cifras laborales de las mujeres en Colombia

La consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo, reconoció en entrevista con El Espectador que la pandemia ha afectado especialmente a las mujeres en términos de empleo, pero afirmó que desde el Gobierno se están adelantando varias iniciativas. Además, habló sobre la violencia contra las mujeres en el país. De acuerdo con la Fiscalía, en 2020 se presentaron 175 feminicidios (en 2019 se registraron 227, hubo una disminución del 23%); sin embargo, las organizaciones feministas tienen otro registro. El Observatorio de Feminicidios Colombia, de la Red Feminista Antimilitarista, reportó 630 feminicidios el año pasado y 571 en 2019. La Fundación Feminicidios Colombia tiene un reporte de 217 víctimas en 2020 (frente a las 260 de 2019).

Leer: Las alarmantes cifras de feminicidio que deja 2020

Teniendo en cuenta que, según el Dane, las mujeres son las más afectadas por el desempleo ¿Qué estrategias están implementando?

La labor de la Consejería es implementar y ejecutar la política para la equidad de las mujeres. Nuestro primer eje es el de empoderamiento económico para promover el emprendimiento y la empleabilidad y así cerrar la brecha que ha existido históricamente. El coronavirus aumentó esa brecha, por eso diseñamos la campaña “Colombia se Reactiva con las Mujeres” que tiene tres estrategias. La primera es la mitigación, con medidas como el Ingreso Solidario que fue entregado a cerca de dos millones de mujeres - que representan el 64% del total de beneficiarios - la mayoría madres cabeza de familia. Buscamos mantener el empleo formal, por eso la ley del Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) tuvo en cuenta el enfoque de género, se entregaron subsidios a los sectores más afectados por la pandemia, que al mismo tiempo son los sectores que más emplean mujeres, hubo 1.5 millones de beneficiarias.

La segunda es la reactivación y repotenciación, pasamos de una política de gobierno a una política de Estado, con la aprobación de leyes. Resaltamos la ley de emprendimiento con la que adoptamos dos disposiciones: el fortalecimiento del Fondo Mujer Emprende, para apoyar la creación de proyectos productivos y que en el sistema de compras públicas se tengan en cuenta las empresas lideradas por mujeres, para que puedan participar de uno de los sectores más dinámicos de la economía, que genera cerca del 14% del Producto Interno Bruto (PIB). Además, en la ley de regalías quedó establecido que los mandatarios regionales, cuando estructuren sus proyectos, deben incorporar el enfoque de género, para que las mujeres sean protagonistas en la reactivación.

En el marco del Compromiso por Colombia, el presidente le dio la instrucción a las entidades del gobierno que hacen parte de este compromiso de incorporar programas específicos para preservar el empleo de las mujeres, impulsar sus emprendimientos y dinamizar su participación en sectores que ya tienen proyectos financiados. Estamos trabajando con el Ministerio de las TIC y con el Ministerio de Agricultura para dar más herramientas. Este Gobierno tiene como protagonistas a las mujeres de las políticas públicas para reactivar la economía. El tercer eje se centra en cómo llevar esto al territorio, por eso trabajamos para que todos los planes de desarrollo incorporen capítulos de equidad de género. También queremos generar más participación de las mujeres en juntas directivas, la vicepresidenta viene liderando una estrategia de la mano con empresarias para que todas las empresas del país incorporen como mínimo un 30% de mujeres en sus juntas directivas, esto también tiene un impacto en términos de rentabilidad y sostenibilidad de los negocios.

Desde organizaciones como Estamos Listas se ha mostrado que menos mujeres acceden a cargos de elección popular como alcaldías, gobernaciones e incluso al Congreso. ¿Desde la Consejería se apoya la campaña que busca la paridad?

La consejería y la vicepresidencia han impulsado la campaña, pues trabajamos por el empoderamiento político. Adelantamos la formación a mujeres para incentivarlas a lanzarse a cargos de elección popular en sus territorios, desafortunadamente, en las últimas elecciones de octubre se mantuvo e incluso en algunas zonas disminuyó la participación. Después de las elecciones, creamos la primera Escuela Nacional de Formación de Lideresas políticas, capacitando a 1.200 mujeres en todos los departamentos del país, en alianza con la universidad Sergio Arboleda y con una fundación alemana. Asimismo, apoyamos la iniciativa para que en el Congreso se aprobaran las listas paritarias, un logro histórico. En Alianza con el Consejo Nacional Electoral queremos mostrarle a los partidos políticos la importancia de financiar estas campañas y buscamos prevenir las violencias políticas contra las mujeres. Tenemos la meta de que en el 2021 podremos avanzar en la formación de 10.000 mujeres.

Durante la pandemia se volvió a confirmar que los hogares son los lugares más inseguros para las mujeres, frente a esto ¿Qué se está haciendo?

Condenamos enérgicamente cualquier violencia contra las mujeres y llevamos este tema a un consejo de seguridad donde se adoptó la estrategia Mujeres Libres de Violencia. Para prevenir estamos trabajando en el empoderamiento económico, pues muchas veces las mujeres reportan que no pueden cortar con su agresor por una dependencia económica. Para el eje de atención tenemos un sistema de mecanismo articulador, la figura institucional que congrega a todas las entidades para la prevención y atención de las violencias, un espacio en el que estandarizamos el funcionamiento de las rutas de atención para que las mujeres sepan ante qué entidades pueden acudir.

Invitamos a las mujeres a denunciar, hemos fortalecido la línea 155 de la presidencia de la República operada por la Policía Nacional, allí encontrarán atención oportuna en caso de ser víctimas de violencia. También las invitamos a entrar a la página www.mujereslibresdeviolencia.gob.co en la que hay un test para identificar el riesgo. Queremos que Colombia sea un país libre de violencia contra las mujeres.

Las organizaciones de mujeres han señalado que las víctimas no se sienten acompañadas por la justicia, que no hay seguimiento de los casos e incluso que en las líneas de atención no reciben un acompañamiento efectivo…

Debemos trabajar de forma articulada con los gobiernos regionales. El feminicidio es la forma de violencia máxima contra las mujeres y lo condenamos enérgicamente. El feminicidios bajó el año pasado en comparación con los años anteriores, pero en el gobierno no entramos en el debate de las cifras porque aunque haya una sola mujer víctima de violencia, nos preocupa. Valle del Cauca es uno de los tres departamentos con la cifra más alta, por eso decidimos sumar esfuerzos con la Gobernación, la Secretaría de la Mujer, la subsecretaría de Género de Cali Y la Unión Europea para estructurar un proyecto basándonos en los datos de Medicina Legal que reportan las mujeres que han identificado en un alto riesgo de ser víctimas de feminicidio. Hacemos acompañamiento psicológico, también con la Fiscalía para adoptar medidas preventivas y ponemos a disposición las ofertas institucionales. Este modelo fue exitoso y con apoyo de ONU Mujeres lo replicaremos en otros departamentos.

Además, hemos desarrollado proyectos para las mujeres rurales, como la estrategia INÉS, la iniciativa nacional para el emprendimiento, equidad, empoderamiento y seguridad de las mujeres en sectores rurales. Llegamos a las zonas con más indicadores de violencia para llevar el mensaje de que ningún tipo de violencia se debe permitir.

Frente al tema de las cifras, dependiendo de la entidad a la que se le pregunté hay un consolidado distinto del número de feminicidios. ¿Se ha contemplado la posibilidad de unificar el registro?

La entidad competente para la clasificación de ese tipo penal es la Fiscalía. En 2020 se presentaron 170 feminicidios (227 en 2019, es decir, hubo una disminución del 23%). Los casos de violencia intrafamiliar aumentaron un 13%, con un total de 78.109 casos.

Además, es difícil acceder a información respecto a en qué parte del proceso judicial se encuentra cada caso ¿Se ha planteado alguna alternativa?

La vicepresidenta le ha sugerido a la Fiscalía la estructuración de un observatorio para hacer el seguimiento de violencias. Estamos trabajando en eso.

Si una mujer no es atendida de forma oportuna por las instituciones o siente que está haciendo revictimizada por las mismas ¿A dónde puede acudir?

A la Procuraduría. Todos los servidores públicos estamos en la obligación activar la hoja de ruta institucional para prevenir y atender cualquier tipo de violencia contra las mujeres. Les recordamos que también está habilitada la línea 122, de la Fiscalía, donde las mujeres bajo el principio de confidencialidad pueden hacer denuncias; queremos que sepan que no están solas.

Leer: “Debemos hablar de la violencia institucional”: secretaria de las Mujeres de Antioquia

Otra de las críticas de las organizaciones es que recae sobre las mujeres la responsabilidad de “identificar las señales”, de denunciar, y no está la responsabilidad sobre los hombres que las maltratan. ¿Qué dice frente a eso?

Mi mensaje es que tenemos el reto de seguir trabajando de manera articulada con los gobiernos regionales, en cabeza de la Secretaría de la Mujer, para hacer cada vez más efectivo el mecanismo articulador. Seguimos haciendo pedagogía con otro mensaje poderoso y es que a las mujeres hay que creerles cuando denuncian que son víctimas de violencia, un mensaje para toda la sociedad y con mayor razón para los servidores públicos que tenemos la obligación de actuar con celeridad y activar las rutas. Así como toda la sociedad en conjunto nos unimos para hacerle frente al coronavirus, como sociedad tenemos que unirnos para llevar esa curva de violencia contra las mujeres a cero.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.