6 May 2021 - 1:17 p. m.

Paro Nacional: Lucas Villa recibió ocho disparos y está en UCI

En la noche de este miércoles Villa fue atacado junto a otros manifestantes que estaban en el viaducto que comunica a Pereira con Dosquebradas. El joven no está muerto y fue intervenido pero sigue en estado crítico y cuidados intensivos.
Lucas Villa protestando antes de que le disparan en el viaducto de Pereira.
Lucas Villa protestando antes de que le disparan en el viaducto de Pereira.
Foto: Captura de video

Anoche la noticia de un ataque de personas vestidas de civil contra un grupo de manifestantes en Pereira, que se apostaron en el viaducto que conecta a la capital de Risaralda con el municipio de Dosquebradas, advertía la muerte de un hombre identificado como Lucas Villa, un hombre que se convirtió en un referente del Paro Nacional y el rechazo de la violencia contra los manifestando. “Nos están matando”, dijo horas antes Villa.

Las imágenes en redes sociales mostraban a Lucas Villa tirado en el piso boca arriba y sangrando. Junto a él, otros dos jóvenes resultaron heridos. Lo primero que se dijo es que Villa había muerto. Luego, se dijo que no, que estaba grave que los médicos anunciaron su muerte cerebral. Sin embargo, esta mañana el parte es diferente, al advertir que su estado es crítico y en cuidados intensivos.

El gerente del hospital San Jorge de Pereira, Juan Carlos Restrepo, señaló en RCN Radio que Lucas Villa recibió ocho impactos de bala y que tras realizar varias intervenciones su estado sigue crítico y se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). A su vez, descartó las versiones que señalaban su muerte cerebral pero dijo que su salud neurológica es delicada.

Todos los sectores rechazaron el ataque contra Lucas Villa al advertir, con distintos videos grabados a lo largo de la jornada de Paro Nacional, que su protesta era pacífica. Los hechos ocurrieron a las 7:30 de la noche, cuando Lucas Villa y decenas de personas estaban manifestando en el viaducto. Un video publicado en redes sociales de una usuaria que transmitía en vivo desde ese sector, registró los momentos del ataque.

La cámara apuntaba hacia un vehículo que estaba parqueado en uno de los ingresos del puente cuando se escuchó una ráfaga de disparos. En ese momento varias personas que estaban en el lugar corrieron en dirección opuesta al puente. La grabación se enfocó en dirección al viaducto y registró una moto que en velocidad tomó una de las salidas del puente.

El video concuerda con varias de las denuncias en redes sociales que apuntan a que los posibles atacantes se movilizaban en motocicleta. En otra grabación, que registró los momentos posteriores al ataque, se ve a las personas correr en dirección los heridos y solicitar asistencia médica. Ahí se ve a Lucas Villa herido e inmóvil en el piso, y a Andres Felipe Castaño, el otro joven que resultó herido y de quien aún no se conoce su estado de salud.

El tercer video que se conoce fue tomado a la distancia, desde el lado del puente en el que se encontraba Lucas Villa con los otros manifestando. La persona que grababa dijo: “En estos momentos, están dando bala en el viaducto y los manifestantes estaban bien, estaban tranquilos y vean. Ahí quedaron varios manifestantes tirados en el piso”.

La Policía anunció una recompensa de hasta $50 millones para quienes ayuden a dar con los responsables del acto. Sin embargo, tras los hechos, varios usuarios en redes sociales, políticos y defensores de derechos humanos, recordaron las palabras que el pasado 2 de mayo pronunció el alcalde de Pereira, Carlos Maya, invitando a empresarios y miembros de la seguridad privada a “hacer un frente común” para recuperar el orden público en la ciudad.

“Vamos a convocar a todos los gremios de la ciudad y a todos los miembros de la seguridad privada para hacer un frente común con la Policía y el Ejército para recuperar la seguridad ciudadana. La ciudad de Pereira no se detiene y no se detendrá y no la vamos a dejar en manos de los violentos”, dijo Maya rodeado de autoridades de la Fuerza Pública. Sus palabras, para muchos, fue una incitación a la violencia y evocaron que así nacieron los grupos paramilitares.

El alcalde se defendió en distintos medios de comunicación. En la W Radio dijo que fue malinterpretado porque su invitación era a que la ciudadanía no se armara. Sin embargo, sus palabras fueron hacer “un frente común”. Maya agregó que no descansará en recuperar la seguridad de la ciudad y que los manifestantes tienen reclamos justificados y las marchas han sido pacíficas. Sin embargo, que el resto de la ciudadanía está “cansada” cuando en las noches se presentan desmanes. “En ningún momento estamos pidiendo que se armen para enfrentar situaciones de seguridad, porque esto no solo depende de la Policía y la alcaldía, sino que es de todos”, concluyó.

A la par que se conocían las noticias sobre el estado de salud de Lucas Villa, empezaron a circular varios videos previos al ataque del que fue víctima. En ellos se veía al joven dando un discurso en un bus e invitando a la gente a unirse al Paro Nacional. Asimismo, en horas de la mañana, cuando llegó a uno de los puntos de concentración, saludando a los agentes del Esmad. En otras imágenes se ve bailando y finalmente, minutos antes de que le dispararan, conversando con una personas en un carro blanco.

Recibe alertas desde Google News