10 Sep 2021 - 3:46 p. m.

Rescatan los cuerpos sin vida de dos menores arrastrados por el río Catatumbo

Los niños, de uno y cuatro años, desaparecieron el lunes 6 de septiembre en la zona rural de Teorema, Norte de Santander, cuando una creciente súbita en la quebrada las Ánimas los sorprendió.

Betsabeth Márquez Álvarez y su hermano Lester, de uno y cuatro años respectivamente, desaparecieron la noche del lunes 6 de septiembre cuando una creciente súbita de la quebrada Las Ánimas los sorprendió mientras se transportaban en compañía de sus padres por la zona rural del municipio de Teorema, Norte de Santander. De inmediato, equipos de búsqueda activaron los protocolos para dar con los menores.

Durante la tarde del jueves 9 de septiembre, Robinson Salazar Benítez, alcalde de Teorema, dio a conocer que los cuerpos sin vida de los menores habían sido rescatados en distintos puntos del río Catatumbo. A Betsabeth la hallaron en la zona rural de El Tarra, mientras que a Lester lo encontraron en el corregimiento de La Gabarra”.

Le puede interesar: El Espectador lo apoya en la búsqueda de un ser querido desaparecido

Benítez resaltó la coordinación que hubo entre los distintos cuerpos de rescate del corregimiento de La Gabarra, jurisdicción de Tibú, así como con el equipo de búsqueda del municipio venezolano Jesús María Semprúm. El mandatario también se solidarizó con Lester Manuel Márquez Casanova y María Milagros Álvarez Rangel, padres de los menores muertos.

Yorgen Acosta, líder social de la región, le hizo un llamado al gobierno departamental y nacional para que inviertan más en infraestructura con el fin de evitar tragedias como la de Lester y Betsabeth, a la vez que señaló que hacen falta muchos puentes sobre las quebradas del departamento.

También puede leer: Una mujer muerta y cuatro heridos deja ataque a la Policía en Cúcuta

El mandatario local, por su parte, recordó que desde hace unas semanas las lluvias que han caído sobre el departamento y el municipio, han generado múltiples emergencias como inundaciones y crecientes súbitas. La más reciente se registró en la vereda Puente Azul, donde varias viviendas fueron inundadas, mientras que los habitantes de la zona tuvieron que ser reubicados temporalmente.

Comparte: