Secuestrados dos periodistas holandeses en el Catatumbo

Dos periodistas extranjeros hacían un trabajo fílmico cuando fueron interceptados por hombres armados, al parecer de ese grupo, que hace presencia en el municipio de El Tarra, Norte de Santander.

Geovanny Mejía Cantor / Corresponsal El Espectador
19 de junio de 2017 - 06:14 p. m.
El Eln se ha negado a renunviar a la práctica del secuestro.  / Victor de Currea Lugo
El Eln se ha negado a renunviar a la práctica del secuestro. / Victor de Currea Lugo

Un duro golpe a la mesa de diálogos que el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) reanudaron en Quito (Ecuador) el 16 de mayo, fue el que esa guerrilla asestó este fin de semana, al conocerse que dos periodistas holandeses fueron secuestrados en zona del Catatumbo (Norte de Santander). Los extranjeros ingresaron al corregimiento de Filo Gringo, en el municipio de El Tarra, donde realizaban filmaciones para un documental sobre la procedencia de una niña oriunda de la región, quien fue dada en adopción a una familia europea.

Eugenio Ernest Marie, de 68 años, y Derk Jhoannes, de 52, estaban tomando fotografías y algunos videos de apoyo cuando el sábado fueron interceptados por integrantes del Frente Héctor del Eln. Al parecer, el equipo de comunicadores ingresó a la zona sin brindar información de sus actividades a las autoridades, ni sostener contactos con gente de la región. Allí, fueron interceptados por los insurgentes, quienes los internaron en zona montañosa entre Filo Gringo y el sitio conocido como Versalles, vía que comunica con Tibú.

Una vez conocida la situación, se efectuó un consejo de seguridad en el municipio de El Tarra, donde las autoridades militares determinaron, con unidades de la Fuerza de Tarea Vulcano, coordinar operaciones conjuntas con la Fuerza Aérea Colombiana, disponiendo de un avión para el reconocimiento del área donde, se presume, tienen a los extranjeros.

El embajador de Países Bajos en Colombia, Jeroen Roodenburg, era esperado en Cúcuta ayer en la noche para conocer el tema más al detalle y ponerse al frente de las acciones de liberación de sus conciudadanos. En el caso de la retención de los periodistas holandeses, se pudo conocer que los comunicadores se internaron en la zona del Catatumbo con el fin de adelantar un documental que narrara la historia de una familia oriunda del municipio de El Tarra y de los que una ciudadana holandesa de origen colombiano sería su hija.

Es una circunstancia que distancia aún más ambas partes en la mesa de diálogos en Quito, Ecuador, donde se busca darle punto final a 53 años de confrontación. ¿Lo lograrán? La cúpula de ese grupo subversivo tiene gran parte de la respuesta. 

Por Geovanny Mejía Cantor / Corresponsal El Espectador

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar