23 Jul 2021 - 7:32 p. m.

Semillas de alegría: eres lo que comes

Semillas de Alegría es un café que antepone la alimentación saludable ante todo. Ellos hacen sus propios productos sin conservantes y es un principio que nunca van a negociar. Serie colombianos berracos

Sandra Pino Bacca

Conocer a María Margarita de la Espriella es una ráfaga de alegría y armonía para el alma. La visité en su café, Semillas de Alegría, en el centro comercial Fontanar, ubicado entre Chía y Cajicá. El verla interactuar con sus empleados me hizo corroborar que los seres humanos tenemos aun oportunidad de evolucionar y ser mejores cada día. Semillas de alegría, es una marca de productos cien por ciento saludables, vegetarianos; allí puedes encontrar, quesos, leches de linaza, alpiste, coco, soya hasta snacks, pastas, arroz y todo lo que amamos quienes apenas gateamos al mundo vegano.

¿De dónde nace la idea?

Con mi esposo buscábamos siempre opciones saludables para comer, y en los mercados nos sorprendía que todos los productos que creíamos saludables no lo eran. La publicidad es muy engañosa, dice “bebida de almendras” y cuando lees los ingredientes te das cuenta que es un coctel de conservantes, azúcares y saborizantes. Así pasaba con todos los productos que se denominaban “sanos”. Es por esto que tomé la decisión de empezar a hacerlos yo misma, asegurándome que fueran 100% naturales, sin aditivos y además con un sabor delicioso.

También puede leer: De la comodidad de tus zapatos habla tu día

El proceso fue divertido y muy exitoso. Ahí nace la idea de hacer un mercado con productos realmente sanos. No es un tema de mercadeo, es un tema de consciencia y transparencia.

¿Por qué este emprendimiento y no otro?

Porque este emprendimiento le cambia la vida a las personas y eso vale más que cualquier utilidad económica o éxito empresarial. Es una forma de ayudar, de trascender, es lo que quiero ser y hacer.

¿Qué rentabilidad le vio?

Empezamos viendo que la mayor ganancia era finalmente tener alimentación saludable para nosotros y nuestra familia. Después vimos la oportunidad de volverlo un emprendimiento para democratizar la comida sana que normalmente es más costosa; vender a buenos precios nos permitiría ayudar a cambiar la alimentación de muchas personas, llevar salud a sus casas, y de ahí nace la empresa que tenemos hoy.

¿Antes de esto a que se dedicaba?

Yo soy profesora de yoga, a eso me dedicaba. Mi esposo es empresario, también le ayudaba un poco con sus empresas y esa experiencia me ha ayudado mucho para llevar las riendas de Semillas De Alegría.

¿Qué ha sido los más duro y lo más lindo de emprender?

No diría que hay algo duro, es un proceso en el que encuentras obstáculos. La legalidad en Colombia cuesta, la burocracia desgasta y pienso que ahí mueren muchos emprendimientos; son trámites y trámites, inviertes mucho dinero, tal vez es el obstáculo más difícil de sortear.

También es un reto hacerle entender a la gente que un producto natural dura menos tiempo que uno con conservantes. Que el que tiene saborizantes sabe siempre igual y el natural es como una fruta, que incluso siendo del mismo árbol puede ser más dulce o sabrosa una que otra. Tenemos que volver a lo básico, a lo natural, cambiar el chip en la cabeza de un consumidor acostumbrado a intoxicar su cuerpo día a día es un gran reto.

Lo más lindo para mí son tres cosas: oír clientes felices, agradecidos y sorprendidos por nuestros productos, poder mirar a los ojos a mis clientes y decirles que todo lo que vendemos es natural y saludable de verdad y conformar un equipo espectacular. Hoy eso no es fácil, pero con esfuerzo lo hemos logrado, cada persona que trabaja con nosotros tiene el compromiso al cien por ciento.

¿Se vive de ello?

Creo que sí. Por ahora seguimos invirtiendo las ganancias en maquinaria, en personal, en mejorar procesos, en registros, en desarrollo, estoy segura que pronto podré responder a esta pregunta que sí.

¿Qué proyección tienen?

Crecer hasta donde nuestros productos no cambien su esencia, la naturaleza de lo que somos y queremos seguir siendo; una empresa transparente, que no usa el sello de “alimentación saludable” para vender más. Queremos seguir cambiando muchas vidas, seguir ampliando nuestro portafolio de productos que a hoy son más de 180. Seguir apoyando a productores nacionales que estén enfocados en producir alimentos orgánicos y perfeccionar cada día más nuestros procesos.

¿En Colombia cuál es la competencia más inmediata?

En Colombia hay muchas empresas que producen alimentos con tendencia saludable, pero no hemos encontrado una empresa como la nuestra que realmente no agregue ningún tipo de conservante, saborizantes, colorante, azúcar o aditivo a sus productos.

¿Por qué son diferentes a otros del mercado?

Estamos convencidos que lo primero es la salud proveniente de una buena y sana alimentación, después es el negocio, por eso somos diferentes. Cuando le pones a un producto un aditivo para que dure unos días más, estás pensando primero en la rentabilidad que en la salud de tu cliente.

¿Dónde se encuentran?

www.semillasdealegria.com WhatsApp 312 5365270 @semillasdealegria_

@semillascafé Centro Comercial Fontanar

Semillas de Alegría cuenta con nueve empleados en la planta, cuatro en el café y veintiún proveedores. Cada uno de sus productos, son sin lugar a dudas, una delicia al paladar, alimento 100% saludable para el cuerpo y un deleite para los sentidos.

Comparte: