En vivo
Audiencia de imputación a Enrique Vives por accidente en Gaira, Santa Marta
Este viernes continúa la audiencia de imputación de cargos contra Enrique Vives Caballero, quien debe responder por el delito de homicidio culposo por atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, en la vía que comunica a Barranquilla y Santa Marta.
Este viernes continúa la audiencia de imputación de cargos contra Enrique Vives Caballero, quien debe responder por el delito de homicidio culposo por atropellar a siete jóvenes, (seis muertos y un menor herido), en el sector de Gaira, en la vía que comunica a Barranquilla y Santa Marta.
Minimizar
15 May 2021 - 2:11 a. m.

Tensión en Popayán: un joven habría muerto por impacto de lacrimógena de la Policía

En medio de protestas por el presunto abuso sexual contra una menor, manifestantes incendiaron una URI de la Fiscalía. El Esmad respondió y un joven de 22 años resultó muerto.

Las protestas que se presentaron este viernes en Popayán, capital de Cauca, por la presunta violación de una menor de edad a manos de cuatro policías terminó en un fuerte choque entre los manifestantes y la Fuerza Pública, que dejó un joven muerto, luego de recibir en el cuello el impacto de un proyectil disparado por la Policía, que podría ser una bomba lacrimógena.

Según reportó Noticias Caracol, defensores de derechos humanos en esa capital confirmaron la muerte de Sebastián Quintero Múnera, de 22 años, quien era estudiante de la Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca (Unimayor).

La tensión se tomó Popayán esta tarde cuando decenas de personas, en medio del paro nacional, salieron a las calles cargados de una razón más: la presunta violencia sexual en contra de una joven de 17 años, denunciada por la misma víctima horas antes de quitarse la vida.

Las personas indignadas se dirigieron directamente hasta la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, a donde la menor había sido trasladada en medio del operativo policial en el que habría sido abusada, y le prendieron fuego.

Ese ataque a la URI fue respondido por miembros del Esmad, quienes lanzaron gases lacrimógenos y bombas aturdidoras para dispersar la manifestación. En ese procedimiento se denunciaron excesos de la Fuerza Pública, como fue la utilización de una tanqueta del Esmad para intentar embestir a varios de los manifestantes.

Ante la delicada situación de orden público, el alcalde de Popayán, Juan Carlos López, decretó toque de queda nocturno para intentar controlar varios puntos de la ciudad en donde aún permanecen varias movilizaciones.

Por su parte, el presidente de la República, Iván Duque Márquez, ordenó a los ministros Diego Molano y Daniel Palacios, de Defensa y del Interior, respectivamente, que se trasladen a Popayán para restablecer el orden público.

He dado instrucción a @mindefensa y @MinInterior para que se trasladen a #Popayán y lideren restablecimiento del orden público en la ciudad. Frente a lamentables hechos relacionados con joven fallecida, de 17 años, es imperativo adelantar investigación exhaustiva”, escribió el primer mandatario en su cuenta de Twitter.

Comparte: