31 Mar 2022 - 4:50 p. m.

Una olla sin fondo: las consecuencias del hambre que padece la mitad de Colombia

Algo más de 25 millones de personas, el 54% de la población, no tiene garantizado el consumo de alimentos diarios. En el país 500.000 niños menores de cinco años padecen desnutrición crónica, una enfermedad irreversible que tiene condenada a toda una generación a ser menos inteligente. Causas, consecuencias y posibles soluciones para el hambre en Colombia. Reportaje de una problemática que hace rato nos estalló en la cara y que navega entre la pobreza, la desigualdad y la corrupción.

Joseph Casañas Angulo

Periodista Cultura

María Camila Morales López

Realizadora audiovisual
Publicidad

La situación del hambre en Colombia es crítica. Algo más de 25 millones de personas, el 54% de la población, no tiene garantizado el consumo de alimentos diarios. Tres de cada diez colombianos consumen menos de tres comidas al día. Con esa cantidad de gente que pasa hambre podríamos llenar unas 690 veces el estadio El Campín de Bogotá.

¿Somos conscientes de la magnitud del hambre en Colombia?

Casi 16 millones de habitantes viven con dos o menos comidas al día en el país. Esa es la suma de la población de cuatro departamentos: Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca y Atlántico.

En este contexto, 560 mil niños menores de cinco años sufren de desnutrición crónica en el país.Con ellos podríamos llenar casi ocho veces el Sambodromo de Río de Janeiro. El hambre es una problemática que resulta de múltiples factores: pobreza, desigualdad, corrupción, migración y la inacción de los gobiernos.

Al respecto Andrés Hdo Bodensiek, economista agrícola y especialista en derecho de tierras, dice: “Colombia necesita pasar de la guerra contra las drogas a la guerra contra el hambre, este país no va para ningún lado a menos que se resuelva esa situación y creo que se fracasó y se sigue fracasando de una forma muy grave en la lucha contra el hambre en Colombia”.

Y agrega: “La crisis del hambre en Colombia tiene múltiples razones, pero yo diría que son principalmente económicas. La inflación que estamos viviendo actualmente y la carestía son las principales causas de que la gente no pueda acceder a los alimentos suficientes en un contexto de pobreza monetaria, que es la principal fuente de hambre”.

Recibe alertas desde Google News