4 Mar 2021 - 11:09 p. m.

Vigía del Fuerte, Antioquia: vacunación a orillas del río Atrato

Conectividad para capacitar a vacunadores y cómo llegar hasta la población rural, los principales retos. Se cree que hay subregistro de casos de COVID-19.

Andrea Barraza Cabana*

El pasado sábado 27 de febrero el municipio de Vigía del Fuerte, Antioquia, recibió las primeras 25 vacunas Sinovac contra el COVID-19. Hasta el 2 de marzo, se había aplicado 21 dosis, 18 al personal médico y tres a personas mayores de 80 años.

Según la secretaria de Salud del municipio, Nelly Solfania Heredia, para esta primera etapa de vacunación se reportaron 231 personas aptas para ser vacunadas, 34 del personal médico y 197 adultos mayores de 80 años. Aún no tienen información por parte de la gobernación de Antioquia sobre cuándo recibirán el siguiente lote de biológicos para avanzar en el plan de inmunización.

Las vacunas llegaron a las 11:45 a.m. con una comitiva departamental y a las 12:20 se inició la aplicación. La enfermera Lastenia Asprilla fue la primera persona en recibir la vacuna. Las otras personas fueron el director del E.S.E Hospital Atrato Medio Antioqueño, Eiber Cuesta, el vacunador y cinco auxiliares de enfermería. El lunes 1 de marzo se vacunaron los dos primeros adultos mayores.

También le puede interesar: “Fenómeno de la Niña podría durar otros tres meses”: directora Ideam

Hasta el momento el hospital cuenta con 13 personas preparadas para aplicar la vacuna. Las capacitaciones para el personal de salud no han podido avanzar por falta de conectividad, según contó el médico Cuesta. Están a la espera de soluciones por parte de la gobernación de Antioquia.

Para el director del hospital la principal preocupación para continuar con la vacunación en lo que resta de la primera fase y en las próximas radica en la movilidad hacia las zonas rurales del municipio para garantizar el acceso a la inmunización.

Vigía del Fuerte tiene una población de 9.093 personas, según el DANE, de las cuales el 65%, es decir, unas 6.000, residen en zona rural. Por las condiciones geográficas del municipio, a orillas del río Atrato, se hace difícil el acceso, que tendría que ser vía fluvial o aérea.

Según la secretaría de Salud aún no hay un protocolo de ejecución para llegar hasta la población de las zonas rurales. Para concretar este protocolo se adelanta un trabajo articulado entre la secretaría de Salud, el E.S.E Hospital Atrato Medio Antioqueño, la secretaría seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, la Policía y la Armada Nacional, con el fin de determinar la forma más eficaz de aplicar los biológicos.

Ahora el reto para la administración del municipio está en realizar campañas de promoción de la aplicación de la vacuna y concientizar a los vigieños de la importancia de la inmunización.

También le podría interesar: Luis Fernando Suárez fue nombrado como gobernador encargado de Antioquia

Las cifras por COVID-19 registradas en el municipio son relativamente bajas: 327 muestras tomadas, 90 casos positivos y dos fallecidos en lo que va corrido de la pandemia. Sin embargo, puede existir un subregistro.

Según una fuente extraoficial, mientras en el país se experimentaba el pico más alto de la pandemia, en Vigía del Fuerte se sufrió una “virosis” que denominan rompe-huesos. Los escépticos de la medicina farmacéutica se trataron en gran medida con medicina natural, por lo que no se tiene una información fidedigna acerca de los casos de COVID-19 reales en total.

Esta situación se tiene que prevenir en la fase de vacunación que avanza de manera paulatina en el país. Según el secretario de Gobierno, Luis Darley Cuesta, desde la alcaldía de Vigía del Fuerte se tienen preparadas varias comisiones para hacer pedagogía y sensibilización tanto en la cabecera municipal como en la zona rural.

* De la Fundación Color de Colombia.

Comparte: