Publicidad
19 Jan 2022 - 8:40 p. m.

Absolvieron a músico Felipe Muñoz en caso de aborto no consentido

El juez indicó que no se comprobó la participación de Muñoz, quien también es líder de una barra de Atlético Nacional, en el aborto involuntario. La defensa anunció que apelará la decisión, ya que no se habría tenido en cuenta el enfoque de género.
Andrés Felipe Muñoz Lara es uno de los líderes de la barra de Atlético Nacional.
Andrés Felipe Muñoz Lara es uno de los líderes de la barra de Atlético Nacional.
Foto: Captura de pantalla

Después de más de dos años, un juez decidió absolver a Felipe Muñoz, quien es baterista de la banda Tr3s de CoraZón y líder de una barra de Nacional, en el caso de aborto no consentido del que se le acusó por presuntamente haber provocado un aborto involuntario a una amiga suya, con la que sostuvo relaciones, y que lo acusó de haberle dado un jugo que tenía una sustancia abortiva.

“En términos concretos soy inocente. Estoy contento, estoy feliz, porque soy inocente, porque la justicia colombiana lo ha demostrado. Sin embargo, no quiero ser triunfalista y quiero mantener la serenidad que es la misma que le quiero pedir a todos los que me quieren, me respaldan y me apoyan”, indicó Muñoz en sus redes sociales.

El caso gira alrededor de una denuncia que hizo una mujer en 2018, quien señaló que fue a un centro médico con Muñoz para confirmar el embarazo y allí le habría dado un jugo de caja abierto que, de acuerdo con los análisis de Medicina Legal, tendría misoprostol, una sustancia de libre comercialización que puede provocar abortos.

Lea: Recta final en caso de aborto no consentido contra líder de la barra de Nacional

La mujer llegó el 3 de febrero de 2018 con un sangrado vaginal al hospital Pablo Tobón Uribe, en Medellín, y fue diagnosticada con amenaza de aborto. La Fiscalía indicó durante el juicio que los chats entre ella y el líder barrista dan cuenta que este último adoptó una actitud “hostil” frente a ella cuando le contó de su estado de embarazo y que el músico le propuso varias formas para abortar.

La defensa en su momento argumentó a este diario que “no hay certeza de que Andrés Felipe le haya suministrado a la presunta víctima sin su consentimiento alguna sustancia que le haya podido generar la interrupción de un proceso gestacional”, así como si se hubiese probado, tampoco se tendría certeza que esa sería la causa del aborto, dado que el embarazo era anembrionario y que por consiguiente no era viable, lo que finalmente fue aceptado por el juez.

Al respecto, la abogada Paola Duque, representante de la víctima, señala que hay factores que no se han tenido en cuenta, como el enfoque de género que se le debió dar al caso, por lo que apelarán la decisión.

“Vamos a interponer una apelación frente a la sentencia, porque sí consideramos que el juez omite algo fundamental y es darle la aplicación al enfoque de género al caso. Ha estado circulando en medios una parte de lo que dijo el juez en la audiencia, donde queda claro, que es probado que Muñoz sostenía relaciones con Milena, que le pidió que abortada, que fueron a la clínica para comprobar el embarazo y que suministró las pastillas que comprueban una grave afectación física y que requirió una atención médica. Todo esto se dijo en juicio y son razones suficientes para que hubiera una condena”, indicó Duque.

Además, resalta que el juzgado atribuye una carga muy difícil de demostrar a la víctima y es el de probar que el sangrado previo no iba a terminar en un aborto posterior y que su embarazo era completamente viable. Lo que no se solicita en los procesos donde las mujeres son las acusadas.

Así mismo, Duque señala un desconocimiento por la forma en que se deben abordar este tipo de delitos. “Este caso se constituye en una violencia sexual porque lo que hace es arrebatarle a ella la decisión sobre su maternidad”. Ante esto, determinaron que apelarán y de ser el caso, llevar hasta la Corte Suprema de Justicia el proceso.

Síguenos en Google Noticias