30 May 2014 - 7:31 p. m.

Alcaldía de Medellín inaugura refugio para atender a los habitantes de la calle

Actualmente, la administración municipal adelanta un proyecto con la Arquidiócesis de Medellín para resocializar a esta población. Se estima que se han invertido recursos por $16.000 millones.

Redacción Nacional

Con el propósito de atender a cerca de 3.200 habitantes de calle en Medellín, la Alcaldía de la ciudad en coordinación con la Arquidiócesis, emprende proyectos para construir y acondicionar viviendas como refugio para esta población.

De acuerdo con el alcalde de la ciudad, Aníbal Gaviria, se han invertido recursos por cerca de $16.000 millones para atender y acoger a los habitantes de la calle en casas donde además de alimentarse, pueden asearse de cara a mejorar sus condiciones de vida.

“No tenemos ningún interés en ocultar nuestras problemáticas, pero sí en solucionarlas: 16.300 millones invertidos en 2014 en resocialización. 1.500 habitantes de calle son atendidos diariamente en Medellín, 300 han recuperado su proyecto de vida desde 2012. Tenemos que poner más”, expresó Gaviria a través de su cuenta en Twitter.

El alcalde de Medellín también se refirió a ‘La Casa de Acogida’ que fue inaugurada oficialmente este jueves por la Alcaldía y la Arquidiócesis en el sector de Prado, aunque se encuentra en funcionamiento desde el mes de marzo. Se trata de una vivienda de dos pisos con capacidad para 150 personas entre los 18 y 32 años quienes deben acudir voluntariamente a la edificación.

En el primer piso de la casa –inmueble en el que fueron invertidos recursos por 2.800 millones de pesos– son instaladas las personas que recién llegan. Este es el espacio para que se alimenten y se aseen. En el segundo piso, se encuentran los habitantes de la calle que avanzan en su proceso de resocialización.

Según Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, arzobispo de Medellín, el ser humano siempre cuenta con alternativas para superar sus problemas, por lo que invitó a la ciudadanía a reencontrarse con sí misma: “la sociedad la debemos construir juntos, o nadie es capaz de construirla”, explicó.

Por su parte, Berta Ocampo, de la Red para el Alma y la Vida –entidad que reúne a 24 organizaciones que trabajan por los habitantes de la calle– manifestó que las personas no deben darle dinero a esta población, teniendo en cuenta que la mayoría de veces lo utilizan para comprar droga y no comida, lo que amplía el problema.

Finalmente, el secretario de Inclusión Social de Medellín, Héctor Fabián Betancur, precisó que “el convenio con la Arquidiócesis no termina en la Casa de Acogida, sino que de ahí, los muchachos pasan a una granja en Guarne, donde trabajan y se acaban de resocializar. Todo el proceso dura, mínimo, un año”, explicó el funcionario en diálogo con el diario El Colombiano.

Comparte: