5 Mar 2021 - 4:07 p. m.

Segundo desplazamiento masivo en menos de una semana en Peque, Antioquia

El pasado 4 de marzo 93 personas salieron desplazadas del municipio del occidente antioqueño por amenazas y combates entre El Clan del Golfo y Disidencias de las Farc, informó Juan Fernández, personero de Peque.

En Peque, municipio del occidente antioqueño, 93 personas salieron desplazadas por amenazas en contra de su vida y combates entre el Clan del Golfo y disidencias de las Farc.

El pasado 25 de febrero 114 personas también habían sido desplazadas de las veredas Nueva Llanadas, Candelaria y Renegado Valle tras la muerte de Elisabeth Ortega, quien tenía 9 meses de embarazo, en medio de combates de dichos grupos armados.

Juan Diego Fernández, personero municipal de Peque, confirmó que la mayoría de las 114 familias que salieron de las veredas, regresaron acompañadas del Ejército Nacional. El funcionario aseguró que las familias siguen con miedo y tienen temor de volver a sus casas. Estas familias, que se refugian en viviendas que alquilaron la alcaldía, la Comisaría de Familia y la Casa de la Cultura, exigen garantías para volver.

Por su parte, Fernández le dijo a RCN Radio que había recibido amenazas en su contra por denunciar el desplazamiento que vive su municipio y que la Unidad Nacional de Protección no ha atendido sus requerimientos.

También le puede interesar: Desplazamiento masivo en Peque, Antioquia, por enfrentamientos entre grupos armados

La situación de inseguridad en Peque también se vive en otros territorios del departamento. 19 alcaldes del occidente antioqueño le enviaron una carta al gobernador del departamento Aníbal Gaviria y a las autoridades competentes, exigiendo garantías que les permitan trabajar por el orden público de sus territorios. Los municipios de Buriticá, Dabeiba, Frontino, Uramita y Peque, aseguraron en el documento los mandatarios, registran los casos de violencia más complejos de la región.

Ayer, en el Bajo Cauca, en el municipio de Tarazá, Dagoberto Cerpa Erazo, funcionario de la Secretaria de Planeación del Municipio, fue asesinado. En Tarazá, el alcalde encargado, Ferney Álvarez, y Deivisón Montero, secretario de Gobierno, alertaron hace un mes que han recibido amenazas.

En contexto: “No se perdió un peso. La justicia prevalecerá”: Aníbal Gaviria tras detención

El 4 de marzo, Luis Fernando Suárez fue nombrado como gobernador encargado por tercera vez. Esta mañana, Suárez se reunió con congresistas antioqueños, donde confirmó que los actos de violencia en esta región vienen en aumento. “En el Norte, suroeste y occidente de Antioquia tenemos incremento en el número de homicidios. Estamos trabajando articuladamente con la fuerza pública para revertir la situación”, fueron las palabras de Suárez.

El pasado 3 de marzo, 168 miembros del pueblo Embera Eyábida salieron de Murindó, en el sur del departamento, por enfrentamientos entre el Eln y el Clan del Golfo. La Organización Indígena de Antioquia (OIA) detalló que estas personas se resisten a abandonar su territorio, razón por la cual se refugian hacia el interior de los resguardos, cerca de los ríos Murindó y Chageradó.

En total, según asegura la OIA, son 11 las comunidades indígenas de los resguardos río Murindó y río Chageradó que están bajo peligro de desplazamiento por los enfrentamientos.

En contexto: Minas antipersonales, el drama de las comunidades indígenas en Antioquia

Sumado a las situaciones que vive Peque, Murindó y otros municipios de Antioquia, en Ituango, en el Norte del departamento, hay alerta máxima por hechos violentos. Hace una semana, el 25 de febrero, cuatro personas de una misma familia resultaron heridas tras un ataque de un grupo armado aún no identificado. Tras el ataque, 29 familias integradas por 112 personas salieron desplazdas.

Comparte: