Denuncian que Fiscalía y Centro de Memoria Histórica ocultan las cifras de desaparecidos

Noticias destacadas de Desaparecidos

Un equipo de defensores y familiares de víctimas de desaparición forzada en Colombia estableció que la Fiscalía borró 13 años de información sobre el número de víctimas de este delito. Pasó de contabilizar 98.930 víctimas a solo 34.978. Por su parte, el Centro Nacional de Memoria publicó en sus redes que son 76.320 víctimas de este delito, contrario a sus mismos informes.

El equipo de Desaparicionforzada.co, conformado por los investigadores y activistas Fidel Mingorance, Francisco Gómez Nadal y Erik Arellana Bautista, hijo de Nydia Erika Bautista, desaparecida de manera forzada el 30 de agosto de 1987, han hecho de este portal web un repositorio con todas las cifras aportadas por estas entidades y con ellas una cartografía de la desaparición forzada en Colombia.

Dentro del seguimiento que hacen a cada una de las bases de datos de Medicina Legal, Unidad de Víctimas, Fiscalía y el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) notaron que hubo “una manipulación evidente de los datos” por parte de estas dos últimas entidades en los meses recientes.

A pesar de que Colombia no tiene una cifra consolidada de cuántas personas desaparecidas hay en el país por cuenta del conflicto armado, hay varias fuentes que han estimado la magnitud de este crimen a partir de los datos. La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), entidad que nació producto del Acuerdo de Paz entre el Estado y las Farc, señala que hay más de 120.000 víctimas, entre las que se encontrarían aquellas desaparecidas de manera forzada, tras secuestro y reclutamiento, y como combatientes legales o ilegales desaparecidos luego de enfrentamientos. Sin embargo, la cifra sigue siendo un estimado.

La base de datos que le ha servido al portal, así como a organizaciones, periodistas y víctimas, ha sido la que construyó el Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) desde 2016. Este equipo reveló que entre 1958 y 2018 se registraron 80.472 víctimas de desaparición forzada en el país. Desde entonces ha sido la cifra de referencia.

(Le puede interesar: Nadie busca a las víctimas de desaparición forzada en los cementerios de Bogotá)

Pero hay más instituciones que también deben dar cuenta del número de desaparecidos en Colombia. Está el Registro Nacional de Desaparecidos del Instituto de Medicina Legal, el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA) de la Fiscalía o el Registro Único de Víctimas de la Unidad de Atención para las Víctimas del Estado.

Todos manejan cifras y rangos de tiempo distintos. La Unidad de Víctimas habla de 50.114 personas víctimas directas de desaparición forzada a la fecha, mientras que el SPOA tenía registrado en su portal de Datos Abiertos a 98.930 víctimas entre 1997 y abril de 2020.

Para los investigadores de Desaparicionforzada.co, la Fiscalía ha “adelgazado” los datos abiertos al público del SPOA, que se publican de manera mensual en el portal Datos Abiertos de Colombia desde agosto de 2018. Como se mencionó antes, para abril de este año registraba 98.930 víctimas de desaparición forzada desde 1997. “Justo antes de superar la barrera de los 100mil casos, la Fiscalía cambió el rango temporal y ahora solo informa de los casos entre 2010 y 2020, por lo que la cifra de víctimas pasó a 34.978 en octubre de 2020”, aseguran en la denuncia hecha el pasado 5 de noviembre.

Es decir, borraron de una base pública y de consulta trece años de información. Para Erik Arellana, esto significa “un interés de desaparecer a los desaparecidos”, una revictimización hacia las familias que llevan en la búsqueda de sus seres queridos por décadas.

Federico Andreu, abogado y defensor de derechos humanos que trabajó en la tipificación de la desaparición forzada como delito en Colombia, sostiene que no es la primera vez que la Fiscalía juega con los números. “Lo ha manejado siempre muy políticamente. Esto tiene una consecuencia gravísima porque invisibiliza la magnitud del fenómeno de la desaparición forzada en el país”, añade.

Colombia2020 se comunicó con la oficina de prensa de la Fiscalía para preguntarle por qué se eliminó la información de trece años, dónde quedó y por qué se tomó la decisión de solo informar públicamente de las víctimas de desaparición forzada entre 2010 y 2020, pero hasta la publicación de esta nota no hubo ninguna respuesta.

Para Diana Arango, directora del Equipo Colombiano Interdisciplinario de Trabajo Forense y Asistencia Psicosocial (Equitas), “el no tener una cifra global de personas desaparecidas impide que organizaciones y la opinión pública le podamos hacer un seguimiento juicioso no solamente a la cantidad de personas que están desaparecidas, muy importante en términos de memoria y verdad, sino también a lo que ha hecho el Estado para buscarlos y recuperarlos”. Por esto entiende la respuesta de las víctimas. Arango considera que es entendible y justificada porque al no haber una explicación técnica y sólida detrás del manejo de estas cifras, lo que genera es un manto de duda y una preocupación de que se esté cometiendo por parte del Estado una doble desaparición de las víctimas.

(Vea también: La Unidad de Búsqueda llama a la construcción de un sistema nacional de búsqueda de desaparecidos)

Por el lado del Centro Nacional de Memoria Histórica, el equipo de Desaparicionforzada.co señaló varios trinos de esta entidad del 30 de agosto de este año, Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, indican que son 76.320 las víctimas de este delito en Colombia.

Es decir, y contrario a lo concluido por el Observatorio de Memoria y Conflicto de esa entidad, no contaron 4.152 registros de personas desaparecidas.

Fidel Mingorance explica que, “aunque el OMC no ha dado ninguna explicación, la operación de adelgazamiento ha consistido en reducir los años del conteo, ciñéndose al periodo entre 1964 y 2016, y quitar de la sumatoria a las víctimas de las que no hay constancia de la fecha del crimen”.

Consultado también por este medio, el Centro Nacional de Memoria Histórica respondió que se tuvo presente esa fecha de corte porque es la que contiene el mayor número de víctimas de esta modalidad de violencia.

(Vea: El sufrimiento de quienes han vivido la desaparición forzada)

“No se incluyeron 4.262 víctimas que quedaron fuera del rango, de las cuales 4.128 no se tiene fecha de ocurrencia del evento (el equivalente al 5.1% del total de las víctimas de desaparición forzada), debido a que la fuente del hecho no suministra o desconoce la fecha de ocurrencia de los mismos. Lo anterior no quiere decir que estos casos se hayan borrado. Por el contrario, toda la información recopilada desde 1958 hasta 2018, que contiene 80.472 víctimas, se encuentra publicada desde 2018 y disponible para descarga en nuestro micrositio: https://centrodememoriahistorica.gov.co/observatorio/bases-de-datos/datos/”.

Sin embargo, no explicaron por qué decidieron presentar una cifra distinta justo en el Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada. “Cualquier manipulación de datos y ocultamiento de la magnitud de la desaparición forzada constituye una suerte de negacionismo”, sostiene Andreu. Además, “es crear suspicacia y cuestionar el mismo trabajo que hizo el Centro Nacional de Memoria Histórica en el pasado”.

Para las familias buscadoras su ser querido no es una cifra, sino un rostro e historia de vida, consolidar estos números permite darle una dimensión y entender la magnitud de este fenómeno en el país. Da cuenta, por ejemplo, de que Colombia -con cifras estimadas- supera e incluso triplica el número de desaparecidos de las dictaduras de Chile y Argentina, con 3.500 y 10.000 casos documentados respectivamente, según el CNMH.

Comparte en redes: