Contradicciones en el señalamiento de la Fiscalía de la JEP sobre un supuesto rearme de "Sonia"

Según la Unidad de Investigación y Acusación, se pudo comprobar que los excombatientes hicieron parte del conocido video del rearme. Sin embargo, una emisora radial dijo que se comunicó con ella y desminitó la acusación. El partido Farc también asegura que no está en el video.

Sonia estaría en Caquetá, emprendiendo proyectos productivos. Gustavo Torrijos / El Espectador

La Unidad de Investigación y Acusación (UIA), que funciona como la Fiscalía de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), esta mañana les pidió a los magistrados de esta justicia la expulsión de dos excombatientes de la extinta guerrilla de las Farc por haber participado en el conocido video del rearme, liderado por Iván Márquez. Se trata de Omaira Rojas Cabrera o Anayibe Rojas, conocida en la guerra como Sonia, y Alberto Cruz Lobo, conocido como Enrique Marulanda. Sin embargo, Sonia y sus compañeros desmentieron esta acusación.

Según la UIA, su participación se pudo verificar en conjunto con el Grupo de Policía Judicial de y la DIJIN de la Policía, a partir del video, donde supuestamente salen los dos excombatientes. Y si bien Enrique Marulanda sí está, las dudas sobre la presencia de Sonia no se hicieron esperar. Los periodistas preguntaron a la UIA por qué Sonia era acusada si a finales de septiembre se reunió con el Gobierno, según reportó la Silla Vacía. Además, acabó de llegar de su extradición de Estados Unidos, donde pagó 20 años de cárcel, y con graves problemas de salud.

(Lea también: “En mi nombre y en el de las Farc pido perdón”: primera guerrillera extraditada a EE.UU.)

A los pocos minutos, la emisora Blu Radio aseguró que había hablado con Sonia, quien está actualmente en Caquetá. Según la periodista que se comunicó con la exguerrillera, dijo “que no está en Venezuela, que sigue comprometida con el acuerdo de paz y que está en delicado estado de salud”. Este diario también consultó al excombatiente Jesús Emilio Carvajalino, conocido como Andrés París y quien participó en el Acuerdo de Paz, y su respuesta fue que ella no aparece en el video.

Sonia llegó al país en septiembre del año pasado, tras estar 11 años privada de su libertad en Estados Unidos, después de que un tribunal federal de Washington la condenara por cargos de narcotráfico. Si bien su perfil era desconocido por las autoridades, luego tomó relevancia después de ser la primera guerrillera extraditada a este país. Era la responsable de recaudar las finanzas del grupo armado ilegal.

(Podría interesarle: “Ingreso de "Sonia" a JEP está condicionado a la verdad sobre lavado de activos”: Procuraduría)

Una vez llegó a Colombia el año pasado fue arrestada. Luego decidió someterse a la JEP y en este año fue dejada en libertad condicional por orden de la Sala de Amnistía o Indulto. Desde entonces ha afirmado que está comprometida con la paz. De hecho, en entrevista con este diario pidió perdón a las víctimas: “Y decirles a todos los colombianos que en mi nombre y en el de las Farc pido perdón desde lo más profundo de mi corazón por el daño causado”.

A pesar de esto, el director de la UIA de la JEP, Giovanni Álvarez Santoyo, afirmó que “el trabajo intersinstitucional liderado por el grupo de fiscales de la Unidad designados para esta tarea, nos permite entregar este nuevo resultado y cumplir con el mandato legal otorgado a la UIA respecto de la solicitud de incidentes de incumplimiento frente a quienes han faltado a los compromisos adquiridos al momento de acceder a la JEP”.

De comprobarse el señalamiento de la UIA, Sonia podría enfrentarse a la apertura de un incidente de incumplimiento, que la llevaría  a perder todos los beneficios que adquirió tras acogerse a la justicia transicional, entre ellos, la libertad condicionada y la amnistía en casos en los que no se cometieron delitos de lesa humanidad. 

Sobre Enrique Marulanda

Alberto Cruz Lobo es conocido como uno de los delfínes de la extinta guerrilla de las Farc. Inicialmente siguió los pasos de su padre y en la justicia ordinaria es acusado por concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de las Fuerzas Militares. Enrique Marulanda, como se le conoce, se desmovilizó, pero luego se distanció del grupo político de las Farc.

También abandonó el espacio territorial de Mesetas (Meta) donde hacía su reincorporación al lado de Aldinever Morantes, miembro de antiguo bloque oriental de las Farc. Sus otros dos hermanos se dice que siguen en Mesetas conviviendo con más de cien excombatientes.

887233

2019-10-22T10:54:49-05:00

article

2019-10-22T12:51:30-05:00

ldulce_262224

colombia2020

Colombia en Transición

JEP

Contradicciones en el señalamiento de la Fiscalía de la JEP sobre un supuesto rearme de "Sonia"

97

4899

4996