“Asumiré la responsabilidad por mi participación en el conflicto”: Jorge 40 a las víctimas

Noticias destacadas de Verdad y Memoria

A pesar de ser rechazado en la Jurisdicción Especial para la Paz, el exparamilitar aseguró en una carta que está dispuesto a acudir a la Comisión de la Verdad y a la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos. Su hijo Jorge Tovar renunció a la dirección de víctimas del Ministerio del Interior en las últimas horas.

En una misiva con fecha del 1º de septiembre y que se conoció este miércoles, Rodrigo Tovar Pupo, conocido como Jorge 40, exjefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), confirmó que acudirá a las entidades creadas tras el Acuerdo de Paz con las Farc (la Jurisdicción Especial para la Paz, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos), para “encontrar soluciones a nuevas violencias” y porque dichas instituciones cuentan con la capacidad de entregar verdad a las víctimas, imponer las sanciones correspondientes a los responsables y definir las medidas de reparación.

Le puede interesar: Las posibilidades que tiene “Jorge 40” para aterrizar desde EE.UU. en la JEP

En esa misma carta, le dijo al presidente Iván Duque que “contar la verdad de lo que pasó en el Caribe colombiano, lograr un entendimiento de las dinámicas territoriales y los intereses en disputa puede ayudar a comprender las violencias emergentes”.

Suscribió que asumirá en Colombia todas las responsabilidades derivadas de su papel como comandante del Bloque Norte de las AUC y dijo que esa posibilidad se la negó el mismo Estado colombiano al no brindarle las garantías de seguridad. “Prueba de ello es el asesinato de mi hermano Sergio Tovar Pupo, el 24 de diciembre de 2009, cuando me disponía a reactivar mis versiones libres después de ser extraditado”. Por eso, también le pidió al presidente Duque y al Estado que le dé la protección necesaria para su regreso al país.

De acuerdo con el comisionado de paz, Miguel Ceballos, Jorge 40 volvería al país a finales de septiembre, luego de cumplir una pena de 12 años por narcotráfico en Estados Unidos. En Colombia lo esperan 35 órdenes de captura, 38 medidas de aseguramiento y 1.450 procesos en la justicia ordinaria, ya que fue expulsado de Justicia y Paz en 2015 por su poca contribución a la verdad.

Lea: Buscan que paramilitares acudan a la JEP en calidad de “testigos comparecientes”

En la misiva también les envió un mensaje a las víctimas del conflicto: que no evadirá su responsabilidad al regresar al país y que su compromiso con ellas es pleno. “Tengo la absoluta convicción que para cerrar de una vez y definitivamente los ciclos de violencia que persisten en Colombia, es indispensable contar la parte de verdad que me compete y corresponde, además, que todos los responsables comparezcamos ante la sociedad colombiana y sus instituciones”.

También le escribió a los magistrados de la JEP, quienes recientemente rechazaron su solicitud de comparecencia a esta entidad, a los que les dijo que eso significaba “rechazar una parte fundamental de esa verdad, la verdad judicial que no está depositada en ninguna otra jurisdicción y que es principio elemental para hacer cumplir el principio que los constituye: la centralidad de las víctimas”.

En enero de este año, los magistrados de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas le negaron la entrada como excombatiente de las AUC argumentando que no tiene competencia para juzgar a exparamilitares. Sin embargo, aun tiene la puerta abierta en la JEP para entrar como tercer civil, es decir, como financiador o promotor de organizaciones paramilitares desde 1996 a 1998, antes de ingresar a las AUC.

Vea: Los efectos que se temen con el regreso del exjefe paramilitar “Jorge 40”

Jorge 40 apeló la decisión y el pasado 28 de agosto, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas decidió reafirmar su postura, así que el proceso fue enviado a la Sección Apelación de la JEP, que ahora tiene la pelota en su campo para tomar la última decisión. De confirmarse la decisión, se espera que Jorge 40 solicite su ingreso como tercero civil, cosa que aún no ha sucedido.

Este miércoles también se conoció que su hijo Jorge Tovar renunció a su cargo como Coordinador del Grupo de Víctimas dentro del Ministerio del Interior, puesto en el que fue nombrado por la ministra Alicia Arango en medio de una polémica nacional por ser precisamente hijo de un exjefe paramilitar que le debe aún muchas verdades a sus víctimas. A través de una carta sostuvo que su renuncia se dio por razones personales y para no interferir en los procesos judiciales de su padre.

Lea la carta completa:

Comparte en redes: