“Celebramos que Cuba siga siendo garante del proceso de paz”: Consejo de Seguridad de la ONU

Noticias destacadas de País

Las declaraciones se dieron durante la presentación del informe de la Misión de la ONU para la implementación del Acuerdo de Paz. Los países miembros también expresaron su preocupación por el homicidio constante de los exguerrilleros firmantes de la paz y los defensores de derechos humanos.

Como estaba previsto, el homicidio contra firmantes de la paz y defensores de derechos humanos fue el tema de debate de este martes en una nueva sesión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Dicho organismo, que recibió el informe trimestral de la Misión de la ONU para la implementación del Acuerdo de Paz, dijo, a través de su presidente, Christoph Heusgen, embajador de Alemania, que la implementación total de lo firmado es fundamental para detener la violencia que hay en los territorios.

Clemencia Carabalí, la líder social de la Asociación de Mujeres Afrodescendientes del Norte del Cauca (ASOM), fue la encargada de poner las cifras de ese fenómeno: “Todos los días despertamos con noticia del asesinato de una persona negra o indígena; que un guardia indígena o cimarrón ha sido amenazado. Desde la firma del Acuerdo han sido asesinadas 686 personas firmantes del acuerdo, líderes sociales y defensoras de derechos humanos, 120 de estos, solo en lo que ha corrido de este año”, puntualizó durante su intervención virtual en dicha sesión.

Sobre este asunto, la mayoría de los embajadores ante el Consejo de Seguridad de la ONU, alzaron la voz para pedir por el cese del fuego contra esta población que defiende los derechos humanos: “Nos preocupan los asesinatos de líderes sociales, defensores de derechos humanos y excombatientes. Les pedimos a todos que escuchen el llamamiento del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, de cese al fuego global”, dijo Nhan Dan-El, jefe de la misión de Vietnam ante la ONU.

(También lea: La pandemia afectó la mitad de los proyectos de la paz: Misión de ONU)

En particular, la Misión de la ONU para el proceso de paz y el Gobierno, citaron la situación particular de inseguridad de los antiguos espacios de reincorporación de Ituango (Antioquia) y Caldono (Cauca). Del primero, se sabe que cientos de excombatientes fueron trasladados al municipio de Mutatá en el mismo departamento y, del segundo, que los excombatientes salieron por amenaza de bomba, pero se dispersaron en varios municipios del norte del Cauca sin resolver su situación: “Nuestras recomendaciones para establecer lugares más seguros para los residentes en estas áreas tomaron tiempo para ser cumplidas. A través de una estrecha coordinación de las autoridades nacionales y locales los excombatientes fueron trasladados de Ituango al municipio de Mutatá. También se han aprobado las medidas de protección solicitadas por las mujeres excombatientes”, respondió la ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum.

Sobre la reincorporación, dijo que el Gobierno ha tenido que amoldarse a la pandemia para continuar con la implementación del Acuerdo de La Habana. “El éxito y la sostenibilidad de la reincorporación de los excombatientes son decisivos para evitar nuevos ciclos de violencia. Seguimos trabajando con determinación para apoyar proyectos productivos. Los beneficiarios de los proyectos puestos en marcha en el primer semestre de este año han aumentado en un 71% en comparación con el mismo periodo de 2019”, apuntó.

Uno de los puntos que tocó el informe de la Misión de la ONU ante el Consejo de Seguridad, tiene que ver con el nulo avance en la implementación de la reforma rural integral. En esto hicieron énfasis distintos embajadores, particularmente, el de Rusia ante el Consejo de Seguridad, Vasili Nevenzia, quien dijo que “Rusia, como miembro permanente del Consejo de Seguridad, desea seguir apoyando el proceso de paz siempre y cuando haya un compromiso por parte del gobierno de que se va a aplicar de manera completa el Acuerdo Final”.

(También lea: 2019 fue el año más mortal para los excombatientes: Instituto Kroc)

Al cierre de la sesión, una de las conclusiones de la sesión fue la frase del presidente del Consejo de Seguridad, Christoph Heusgen, embajador de Alemania: “Celebramos que Cuba mantenga su estatus como garante de paz”. Y reiteró el llamado del presidente de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, para que los grupos armados del mundo hagan un alto al fuego de los fusiles en medio de esta crisis mundial por la pandemia. Entre ellos, la guerrilla del ELN, de Colombia, que recientemente emitió un comunicado proponiéndole al Gobierno un cese bilateral de hostilidades.

Sobre el particular, la canciller Blum cerró cualquier posibilidad si no se cumplen las peticiones del Gobierno de Duque a esa insurgencia: “El Gobierno reitera enérgicamente que esta supuesta voluntad de paz debe traducirse en acciones concretas del ELN, como la liberación de todas las personas secuestradas y el cese de cualquier acto delictivo. Seamos claros: el ELN no cumplió su anuncio de marzo y no hay ninguna señal de que vaya a cumplir este nuevo anuncio”, enfatizó.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.