La pandemia afectó la mitad de los proyectos de la paz: Misión de ONU

Noticias destacadas de País

Carlos Ruiz Massieu, jefe de la Misión de la ONU para el proceso de paz, dijo que se deben redoblar esfuerzos en el apoyo técnico y la comercialización de los productos y proyectos productivos de los exguerrilleros. Además, subrayó la inseguridad de los cerca de 9.000 excombatientes que viven fuera de los antiguos espacios de reincorporación.

El próximo 15 de julio el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, presentará un nuevo informe, ante el Consejo de Seguridad de ese organismo, sobre los avances del proceso de paz de Colombia. Esta vez, aparte de subrayar el número alarmante de homicidios contra exguerrilleros (más de 200), el informe resaltará que para las Naciones Unidas sigue siendo indispensable sostener la reincorporación en medio de la pandemia. Según lo alertó el jefe de la misión de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, en la presentación de dicho documento, el 50% de las iniciativas productivas han sido afectadas por los efectos que ha generado la peste.

“El informe reconoce que las partes han avanzado en la aprobación de proyectos productivos. Ya van 57 proyectos colectivos y más de 1.300 individuales. No obstante, la pandemia también ha tenido mucho impacto en los proyectos productivos. Sobre el particular, que es una de las prioridades del Secretario General, recomendamos reforzar la asistencia técnica a los proyectos productivos y prestar asistencia humanitaria a las zonas donde hay excombatientes impactados por el coronavirus, tal es el caso de Urrao (Antioquia) y Riosucio (Caldas)”, dijo Ruiz en rueda de prensa virtual.

Que el proceso de paz también podría ser víctima de la pandemia, fue la advertencia que hizo el secretario Guterres en la pasada sesión del Consejo de Seguridad a principios del año. No solo por los impactos que ya están viviendo en el tema económico los exguerrilleros, sino también, por el incremento de la violencia, como efectivamente ocurrió, y el control territorial de los grupos armados ilegales en las zonas donde hacen la reincorporación a la vida civil.

(También lea: 2019 fue el año más mortal para los excombatientes: Instituto Kroc)

“Lamentablemente en este periodo se ha mantenido la tendencia de homicidios de excombatientes cuando llegamos a más de 200 asesinatos. Llaman la atención, particularmente, los homicidios fuera de los antiguos Espacios de Reincorporación (eran 26). Hay más de 75 nuevos de esos espacios donde viven exguerrilleros. Nos parece que los mecanismos de seguridad debieran implementarse también en esas áreas donde hay más de 9 mil excombatientes que adelantan la reincorporación”, enfatizó el jefe de la Misión.

Frente al tema de los grupos armados ilegales, aseguró que durante la pandemia han extendido algún tipo de control en los departamentos de Cauca, Meta, Nariño, Putumayo, Antioquia y Chocó, y resaltó que es de suma importancia seguir acompañando los espacios de reincorporación de Ituango (Antioquia); Buenos Aires y Monterredondo (Cauca) toda vez que los actores armados ilegales se siguen acercando a dichos espacios territoriales.

A través de este último informe, el secretario también hará un llamado para que sea la Comisión Nacional de Garantías, tal y como está escrito en el Acuerdo, la encargada de diseñar las políticas para el desmantelamiento de los grupos armados ilegales y bandas criminales. A la postre, hizo un llamado a la Unidad de Investigación de la Fiscalía para que avance en la judicialización de actores involucrados en los asesinatos contra líderes sociales y excombatientes, pues es cierto, dijo, “que hay avances, pero se quedan cortos en saber de los autores intelectuales.

(También lea: El Orejón ya no está libre de minas explosivas: Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA)

La tercera prioridad es el tema de las comunidades en el centro de la construcción de la paz. Según el informe, la pandemia ha demostrado la vulnerabilidad de las comunidades en las zonas donde la presencia estatal aun es muy limitada y este hecho resalta más la importancia de esta prioridad. “Es importante mantener a las comunidades en el centro de los esfuerzos y proveer a esas zonas afectadas por el conflicto de inversión, infraestructura y seguridad”, señaló Ruiz.

Por otro lado, a pesar de la pandemia, Ruiz dijo que el Secretario General de la ONU reconoce los avances del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición. Y recuerda la importancia de seguir apoyando a este sistema desde diferentes ángulos, es decir, que todos los que participan en este sistema redoblen los esfuerzos necesarios para satisfacer a las víctimas, para avanzar a través de la reparación. “Por otra parte, el secretario hace un llamado en esta coyuntura para tratar de no abrir esos debates debilitantes nuevamente en torno al acuerdo de paz, y enfatiza en que todos esos esfuerzos y recursos se canalicen en la implementación del acuerdo final”, puntualizó el jefe de la Misión.

Finalmente, dijo que el Secretario General evalúa la posibilidad de que, tras el fin de esta Misión de la ONU, la próxima esté concentrada en verificar la materialización de la justicia restaurativa que va a aplicar todo el sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición que se creó con el Acuerdo de Paz.

(También lea: “Los armados han utilizado la pandemia para ejercer más control”: Acnur)

Comparte en redes: