Cese del fuego del ELN impactaría en nueve departamentos del país

Según inteligencia oficial, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) actualmente está presente en 115 municipios del país. Arauca, Córdoba, Chocó, Norte de Santander, Cauca, Casanare, Vichada, Boyacá y Cesar, son las regiones donde se debería sentir el impacto del cese del fuego que declaró esta guerrilla y que empezó a regir este 1º de abril.

Se estima que el ELN tendría entre 4.000 y 5.000 milicianos. Entre tanto, la cancillería colombiana estima que el ELN tiene 2.400 hombres en armas./Fotos de Raúl Arboleda - AFP

Pablo Beltrán, uno de los jefes guerrilleros del ELN, que hacen parte de la delegación de paz de esa guerrilla en La Habana, se pronunció en medios internacionales, en las últimas horas, sobre la declaratoria del cese del fuego unilateral que empezó este miércoles 1º de abril, principalmente, en 115 municipios de Colombia donde opera esta guerrilla. Según Beltrán, en diálogo con la cadena española RTVE, este alto al fuego es un gesto humanitario ante la peste del nuevo coronavirus y propone al gobierno de Iván Duque pactar un cese bilateral para aminorar el sufrimiento de estas poblaciones donde aún están en guerra.

Beltrán recordó que durante la visita del papa Francisco a Colombia en septiembre de 2017, la insurgencia y el gobierno de Juan Manuel Santos llegaron a un acuerdo bilateral para cesar el fuego, y que dichos protocolos se podrían utilizar nuevamente porque funcionaron. Igualmente, dijo que, frente a una de las exigencias del Gobierno para reiniciar los diálogos, esa guerrilla ha liberado siete personas desde la cuarentena hasta la fecha. Dichos secuestros, afirmó, “son personas a las que privamos de la libertad por cuestiones de espionaje, de orden público en la zona donde están, eso lo venimos haciendo nosotros a diario”.

A la pregunta: ¿Están dispuestos a sentarse con el gobierno de Iván Duque? Beltrán respondió que el cese unilateral y activo, que significa estar dispuestos a repeler los ataques, es un guiño para que las dos partes se abstengan de poner condiciones antes de sentarse. “Esa es una manera de decir no quiero dialogar”, puntualizó el jefe guerrillero. Frente a este punto, reveló que el año pasado hubo diez contactos para intentar reiniciar la mesa de negociación y que el último fue en diciembre pasado a través del expresidente Álvaro Uribe, “pero el emisario que nosotros teníamos haciendo esas gestiones de paz fue detenido y hoy se encuentra en la cárcel”.

 (Lea también: Duque levantó mesa diálogos con el Eln)

Se trata de Juan Carlos Cuellar, militante reconocido por esa guerrilla como gestor de paz y quien se encuentra preso en la cárcel de Jamundí (Valle del Cauca). Por él también abogó Uribe tras su captura a finales de febrero pasado. Sobre el particular el expresidente escribió en su cuenta de Twitter: “Ojalá liberen a Francisco Galán y a Juan Carlos Cuellar. Estuvieron en la cárcel más de 20 años, no hay proceso con el ELN, pero estas personas son convencidas de la paz de verdad, no han sido beneficiarias de impunidad ni de elegibilidad política. No tienen que ver con el ELN actual”.

Mientras se despunta una posibilidad de negociación entre el ELN y el gobierno Duque, el anuncio de cese al fuego puede representar un alivio humanitario para nueve departamentos y 115 municipios. Una realidad que permitirá sobrellevar la emergencia producida por la pandemia del nuevo coronavirus con mayor tranquilidad. En departamentos como el Cauca, por ejemplo, la única Unidad de Cuidados Intensivos está en Popayán, la capital, y en las zonas más apartadas solo hay puestos de salud con un médico para atender emergencias como heridos de la guerra o, en este caso, enfermos graves por el COVID-19.   

En la actualidad, las dos instancias más importantes de esta guerrilla son el Comando Central (COCE) y la Dirección Nacional del ELN, que dan los lineamientos a los frentes en las regiones y, a su vez, son en su mayoría los que están en La Habana (Cuba) a la espera de que el Gobierno colombiano tome la decisión de retomar las negociaciones de paz. “Pablo Beltrán” y “Gabino” son los representantes más visibles del COCE, quienes están en la isla. Teniendo en cuenta que esta insurgencia no es solamente de corte militar, la Fundación Ideas para la Paz estima que tendría entre 4.000 y 5.000 milicianos. Entre tanto, la cancillería colombiana estima que el ELN tiene 2.400 hombres en armas.

 

Región oriental

 

 
 

En el oriente del país el ELN hace presencia en 33 municipios de los departamentos de Boyacá, Arauca, Casanare y Vichada. Las once estructuras armadas que están en estos territorios están lideradas por el frente más poderoso de la esta guerrilla: Frente de Guerra Oriental, que tiene a una de sus mejores estructuras armadas a nivel militar: el Frente Domingo Laín, comandando por el guerrillero apodado “Pablito”. A Vichada llegaron hace tres años luego de la salida de las Farc de los territorios y su posterior dejación de armas. Esta región está habitada en su mayoría por campesinos e indígenas. 

Según inteligencia estatal y de acuerdo de un comunicado de la organización guerrillera, este frente sería el responsable de coordinar el ataque con carro bomba contra la escuela de policía General Santander en 2019, cuyo desenlace fue la muerte de 21 uniformados y más de 60 heridos.

 

Región norte

 

 
 

En esta región también confluyen las estructuras del Frente de Guerra Norte, que vendría a ser el mismo que opera en el Caribe colombiano. No obstante, la inteligencia militar y fuentes de la zona afirman que está renaciendo luego de desaparecer casi que completamente. De hecho, Bernardo Téllez, uno de los comandantes en esta región, estuvo como vocero de paz en la mesa de negociaciones en La Habana en el último intento de paz que se frenó en enero de 2019. Las estructuras con más fuerza actualmente hacen presencia en el sur del Cesar, sur de la Guajira y en zonas de la Serranía del Perijá, donde han tenido asentamientos históricos.

 

Región noroccidental 

 

 
 

Está región de guerra está compuesta por las subregiones del sur de Bolívar y bajo Cauca, nordeste y norte de Antioquia, cuyos frentes guerrilleros rurales y urbanos son siete como se ve en el mapa. Los comandantes visibles del ELN en esta región han muerto en los últimos años o han salido para zona rural de Venezuela en la frontera. Esta estructura ha sido duramente golpeada. En junio de 2015 un francotirador mató al comandante guerrillero conocido como “Marquitos”, quien era allegado del jefe máximo de esta guerrilla: Nicolás Rodríguez Bautista, “Gabino”. “Marquitos” murió tras 35 años en la guerrilla y se le atribuye el secuestro de la aeronave Fokker de Avianca en 1999. El segundo golpe lo sufrió esta estructura en julio de 2018 cuando Jacob David Acuña, apodado “Samuel”, murió en combates con tropas del Ejército en San Pablo (Bolívar). El jefe de este bloque actualmente está en el anonimato, así como la mayoría de los comandantes que operan en otras regiones del país y que aún tienen hombres armados a su cargo.

 

Región suroccidental 

 

 
 

El Frente de Guerra Suroccidental tiene una base social muy fortalecida en los departamentos de Cauca y Nariño donde hace presencia. El que lidera estas estructuras en la región es Juan Carlos Cuellar, según las autoridades, quien se encuentra actualmente detenido en la cárcel de Jamundí (Valle del Cauca). Cuellar fue delegado por esa guerrilla como gestor de paz, papel que desempeñó hasta enero de 2019 cuando fue capturado por las autoridades. Los seis frentes que operan en esta región están en 24 municipios y su actividad es constante. Tras el proceso de paz con las Farc y su salida de varios territorios del norte del Cauca y sur del Valle, el ELN logró copar varios de esos espacios como el municipio de Santander de Quilichao.

 

Región occidental 

 

 
 

El Frente de Guerra Occidental es uno de los más mediáticos, por los pronunciamientos públicos que ha hecho uno de sus comandantes conocido con el sobrenombre de “Uriel”. Sin embargo, el jefe de dicho frente es conocido como “Fabián”, de quien no hay mayores detalles de su identidad. Los frentes que operan en la región son Ernesto "Che" Guevara, Manuel Hernandez “El Boche”, Cacique Calarcá y Resistencia Cimarrón. Operan en 18 municipios del Chocó y uno en el Valle, Buenaventura. La actividad de guerra de estas estructuras guerrilleras, principalmente en Chocó, es constante y por eso, sin duda, esta sería una región muy aliviada con el cese del fuego unilateral del ELN. De hecho, la Unidad de Víctimas reveló la semana anterior, que en esta región del país hay cerca de 700 familias confinadas por el control territorial de los armados.  

 

Región nororiental 

 

 
 

El Frente de Guerra Nororiental es el segundo más importante, pues hace presencia en Cesar y Norte de Santander, en este último, en la gran mayoría de la región del Catatumbo. En esa zona, desde 2018 se desató un conflicto entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), el cual se recrudeció desde noviembre de 2019 por el control territorial. El pulso finalmente lo ganó el ELN, que logró sacar de las zonas históricas a los mandos reconocidos del otro grupo ilegal.  En todo caso, se dice que el Frente de Guerra Oriental extendió su accionar a la región del Catatumbo donde ha logrado subordinar a las unidades guerrilleras presentes en el territorio. En esta región también se sentiría el impacto del cese del fuego, toda vez que los enfrentamientos, desplazamientos, confinamientos, asesinatos y secuestros son el pan de cada día.

912584

2020-04-02T16:52:50-05:00

article

2020-04-03T13:59:10-05:00

ebolanos_250615

colombia2020

Redacción Colombia 2020

País

Cese del fuego del ELN impactaría en nueve departamentos del país

67

12358

12425