Con Mario Téllez ya son 200 los excombatientes asesinados, según Farc

Noticias destacadas de País

Mario Téllez fue asesinado este domingo por hombres desconocidos en zona rural de Tibú (Norte de Santander). Era padre de tres niños. El partido Farc denuncia que con él ya son 200 los exguerrileros asesinados desde la firma del acuerdo de paz.

Miembros del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc) dieron a conocer este lunes a través de redes sociales el asesinato de Mario Téllez Restrepo, excombatiente y firmante del acuerdo de paz en 2016. El partido informó que hombres desconocidos le dispararon en la tarde de este 14 de junio, en cercanías a su parcela. También aseguraron que dejó huérfanos a tres menores de edad.

Emiro del Carmen Ropero, conocido como Rubén Zamora, quien en tiempos de guerra fue comandante del Frente 33 de las Farc y ahora trabaja como promotor de paz en la zona, le aseguró a este medio que fueron cinco hombres los que interceptaron el vehículo en el que iba Mario con un obrero entre Campo Giles y Campo 2, en zona rural de Tibú (Norte de Santander).

Ambos venían de regreso después de una jornada de trabajo en la parcela que estaban trabajando cuando fueron emboscados por los hombres de los que todavía no se conoce su identidad. “Su acompañante se hizo el muerto, mientras que él intentó escapar pero lo agarraron y lo remataron hasta matarlo”, contó Ropero y agregó que “la zona está bastante militarizada, a diez minutos de allí hay instaladas tropas del Ejército que están haciendo operaciones de erradicación forzada”.

Minutos después de su asesinato, de acuerdo con Ropero, llegó el Ejército y la Fiscalía. En estos momentos están investigando los hechos. Martín salió de prisión con la ley de amnistía que otorgó el acuerdo de paz a excombatientes. Desde entonces se fue a vivir con su esposa en Tibú a trabajar como agricultor.

“Con él ya son 200 los firmantes de La Paz asesinados. Basta ya! Iván Duque esta masacre debe terminar de inmediato”, publicó a través de Twitter el senador y excombatiente Pablo Catatumbo.

Ni la pandemia por el COVID-19 ha detenido los asesinatos y amenazas en contra de los excombatientes que se acogieron al acuerdo de paz. En reiteradas ocasiones, incluso ante organismos internacionales como Naciones Unidas, han denunciado que hay ataques sistemáticos contra la exguerrilla. Así lo hizo el pasado 10 de junio Rodrigo Londoño, excomandante y actual jefe del partido Farc ante Michelle Bachellet, comisionada para los Derechos Humanos de la ONU.

El nuevo partido surgido tras la firma del Acuerdo Final ha ido a todas las instancias posibles a denunciar lo que consideran falta de garantías y medidas de protección. Tras reuniones con la Misión de Verificación de la ONU, también estuvieron el pasado 1 de junio en la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, insistiendo en pedir medidas cautelares para proteger a los exguerrilleros. En el encuentro con los magistrados de la Sección de Ausencia de Reconocimiento, el jefe de la colectividad, Rodrigo Londoño mostró una cifras preocupantes, entre ellas, que el 40% de quienes fueron asesinados había salido de las cárceles.

Además, reportaron que 14 personas han sido desaparecidos forzosamente, 39 han sido víctimas de tentativa de homicidio y otros 177 han sido amenazados desde 2017. Lo más grave, agregaron los militantes de Farc, es que la mayoría de los casos hoy siguen impunes: “Sólo se han esclarecido solo un 11,4 % de los casos”, señaló Londoño.

Días antes, el 26 de mayo, representantes del partido Farc expusieron ante una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, las razones para denunciar lo que consideran un “exterminio sistemático en contra de los firmantes del Acuerdo de Paz”.

En ese momento, mediante comunicado, el partido sostuvo que entre sus razones para acudir a la CIDH estaba el hecho de que “el Gobierno Nacional por acción y omisión no ha garantizado las obligaciones contenidas en la Convención Americana sobre DD.HH.”

(Le recomendamos esta columna: ¿Por qué el partido Farc acude ante la CIDH?)

Colombia2020 dio a conocer hoy el caso de Armando Rodríguez o “Daniel Reyes”, quien lleva cinco meses esperando que el Estado le dé garantías de seguridad. Esto a razón de que militares vestidos de civil intentaron atentar con su vida el 22 de enero. Por esta razón tuvo que salir desplazado de Vista Hermosa (Meta).

En la última semana también se conoció del asesinato de Bayron Eliécer Gómez Restrepo, un joven de 24 años hallado muerto en el espacio de reincorporación de Mesetas (Meta). Gómez era hijo de la exguerillera Erika Quiceno Restrepo, quien trabaja en la búsqueda de desaparecidos en ese departamento.

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.