Formalización de tierras y gobernanza, otros retos de la Reforma Rural Integral

Noticias destacadas de País

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en alianza con la Embajada de Italia y la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (ACIS), organizará el próximo 25 de febrero un espacio de diálogo sobre la tenencia de la tierra y el fortalecimiento de las organizaciones en estos aspectos del primer punto del Acuerdo de Paz.

Durante los años que Colombia lleva en posconflicto, muchas discusiones del primer punto del Acuerdo de Paz, sobre la Reforma Rural Integral, se han dado en torno al desarrollo y las lecciones que paulatinamente van dejando los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET). Por supuesto, no se le puede restar importancia a estas políticas sobre las zonas del país más afectadas por el conflicto armado, pero hay otros puntos prioritarios que también merecen prestarles un especial cuidado.

Por ejemplo, en marzo del año pasado, la Agencia Nacional de Tierras (ANT) confirmó que ingresaron un millón de hectáreas para la adjudicación de predios a campesinos en cientos de municipios. También, según cifras del Gobierno Nacional, desde que se firmó el Acuerdo de Paz se han formalizado más de 2′000.000 hectáreas, de las cuales cerca de 400.000 se han logrado en el gobierno Duque. Aunque los avances empiezan a evidenciarse, hay sectores, como el componente Farc en la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación, que aseguran que se debe ver en detalle estas cifras para comprobar que, en efecto, se esté gestando una reforma como se planteó en La Habana (Cuba).

A su turno, organizaciones como la Instancia Especial de Alto Nivel con Pueblos Étnicos también han invitado, dentro de los diálogos de implementación, que más allá de los presupuestos y mecanismos alternativos de consulta, se deben hacer más esfuerzos para llegar a las bases comunitarias. Esto de por sí habla de las complejidades suscritas en el primer punto del Acuerdo de Paz.

Lo cierto es que el país quiere ver más frutos del Acuerdo y aportes de distintos sectores. Si bien el camino para la implementación integral es largo, no se pueden negar las buenas voluntades de distintos actores sociales, especialmente de las comunidades locales, quienes quieren ver una nueva ruralidad con altos índices de gobernanza territorial y una puesta en marcha de un diálogo nacional que esté más abierto que nunca a las voces étnicas y campesinas, y por supuesto vaya en consonancia con los avances y retos que proponen los PDET.

Teniendo en cuenta esa necesidad de discutir sobre los puntos de la Reforma Rural Integral, el próximo 25 de febrero se realizará el conversatorio Gobernanza y paz en Colombia: aportes para la implementación del Acuerdo de Paz. El evento, que es convocado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), apoyado por la Embajada de Italia y la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (ACIS), se llevará a cabo a través de una transmisión vía Facebook Live de Colombia2020, entre las 8:00 y 11:00 a.m.

Las opiniones varían y los tecnicismos abundan, pero esto, más que ser un obstáculo, abre la posibilidad para que estén en la agenda nacional las campañas pedagógicas y los esfuerzos para aportar en el impulso de las capacidades de las comunidades ,en sus derechos y deberes, en clave de dejar atrás la guerra e intentar reconfigurar el campo en favor de ellas.

En la charla estarán Álvaro Arroyo, voz territorial de la Mesa Nacional de seguimiento a la implementación PDET; Sofía Espinosa Flor, especialista en gobernanza de la tenencia (FAO Roma); Eberto Díaz Montes, representante de La Vía Campesina en Colombia; Álvaro José Díaz, alcalde San Juan del Cesar (municipio PDET); Miriam Martínez Cárdenas, directora Agencia Nacional de Tierras (ANT), y Juan Carlos Zambrano, director Agencia de Renovación del Territorio (ART), entre otros.

Se espera que entre los diferentes sectores se propongan reflexiones acerca de los retos existentes en materia de tenencia de la tierra, gobernanza en áreas protegidas, capítulo étnico durante el posconflicto y fortalecimiento de organizaciones sociales, en el actual contexto colombiano de implementación del primer punto del Acuerdo de Paz.

Por el enfoque del conversatorio, con intenciones de congregar entidades estatales, organizaciones sociales, cooperación internacional, academia, líderes y lideresas de distintos territorios, habrá un especial énfasis en discutir acerca de los aportes que se pueden hacer desde distintas orillas para darle una transformación a los varios conflictos socioambientales que vivió Colombia durante la guerra, que por momentos siguen vigentes a la orden del día. al igual que darle una mirada a la participación efectiva dentro de las comunidades, el acceso a bienes y servicios y la inclusión desde la diversidad.

Desde entidades como la FAO reconocen que es necesario avanzar con aportes provenientes de muchos ámbitos para darle a la Reforma Rural un mayor impulso, ya sea desde actores gubernamentales, locales o por medio de la intervención de actores internacionales que se quieran involucrar en la construcción de paz.

*Le recomendamos:

*Así van los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial

*Así va el Acuerdo de Paz: la deuda con la Reforma Rural Integral

*Los cuestionamientos a las cifras del Gobierno sobre la Reforma Rural

Comparte en redes: