Un mensaje de respaldo desde el Vaticano a monseñor Darío Monsalve

Noticias destacadas de País

“La palabra de un obispo cercano a su pueblo merece consideración y respeto”, dijo Bruno Duffé, miembro del gabinete principal del Papa Francisco en la Santa Sede, en respaldo del arzobispo de Cali, Darío Monsalve, recientemente cuestionado por sus declaraciones sobre el proceso de paz.

En conversación con este diario, en su oficina en Italia, Bruno Marie Duffé, secretario general del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano, se refirió a un hecho que ha sido motivo de debate en los últimos días en Colombia: las declaraciones del obispo de Cali, Dario de Jesús Monsalve, mientras transcurría una asamblea virtual de la Comisión Étnica para la Paz y Defensa de los Derechos Territoriales.

En ese encuentro, en el que participaban varios defensores de derechos humanos, afrodescendientes e indígenas, el eclesiástico denunció que desde el Gobierno de Iván Duque existía una “venganza genocida contra los procesos de paz con las Farc y el ELN”. Además, aseguró que “lo más grave es la venganza contra los mismos exguerrilleros de las Farc que se acogieron al proceso. “Una venganza genocida para desvertebrar, desmembrar completamente la sociedad, las organizaciones sociales y la democracia en los campos y en los territorios en donde, según se enfoca, tenía o tiene influencia las organizaciones subversivas”, aseveró.

En respuesta a estas declaraciones, el nuncio apostólico en Colombia, monseñor Luis Mariano Montemayor, emitió un comunicado que la opinión pública calificó como una “desautorización” al jerarca de los caleños. “El término ‘genocidio’ tiene en el Derecho Internacional un significado preciso que no permite sea usado a la ligera en los legítimos debates o discusiones públicas sobre las políticas concretas de un determinado Gobierno”, dijo el escrito.

En diálogo con este diario, Duffé, miembro del gabinete principal del Papa Francisco, desde Italia, respaldó a Monsalve: “Quiero, personalmente, dar mi apoyo caluroso y fraternal a este hermano que sostiene ‘hoy el grito de los pobres y el grito de la tierra’, un servidor de la comunidad que no quiere olvidar a quienes fueron y son asesinados por defender los derechos y la paz”, manifestó el también mediador del “Grupo Desesperanza /Esperanza de Paz en Colombia”, cuyo objetivo es promover caminos de diálogo para la resolución del conflicto armado en el país.

(En imágenes: Así fue la llegada de la Marcha por la Dignidad de los líderes sociales a Bogotá)

Monseñor Bruno Marie, aunque no refutó con nombre propio la opinión de nadie, sí enfatizó en que “la palabra de un obispo cercano a su pueblo merece consideración y respeto. No se puede construir la paz sin un pacto de respeto a la vida, pues ese es el corazón de la doctrina social y moral de la Iglesia Católica. No se trata solamente de saber que palabra es justa para definir la violencia sistemática. Se trata de romper con la violencia para abrir de nuevo un diálogo y un proceso real de paz con todos los actores de la sociedad colombiana. Es decir, que merecen completo respaldo quienes se comprometen en dar cuidado a la vida, a la tierra y a los que sufren”.

Entre tanto, también citó la reflexión del papa Francisco durante la celebración de la Jornada Mundial de la Paz a principios de este año: “(…) el proceso de paz es un proceso que necesita tiempo. Es un trabajo de paciencia para buscar la verdad y la justicia que honran la memoria de las víctimas y que abre, paso a paso, a una esperanza más fuerte que la venganza”.

Desde la firma del Acuerdo de Paz de La Habana, en Colombia han sido asesinados más de 500 líderes sociales, según la Defensoría del Pueblo, y cerca de 217 exguerrilleros que dejaron las armas y firmaron la paz. “El evangelio según Mateo 5:9 dice ‘Dios protege a los artesanos de paz, porque ellos son hijos de Dios’ (…) quienes han trabajado con monseñor Monsalve saben que él lleva en su corazón el deseo de paz y de protección a las personas. Por medio de su respaldo hemos pensado las condiciones de paz y hemos rogado por el futuro de todos los colombianos”, dijo Duffé.

(También lea: La impunidad en los ataques contra firmantes del Acuerdo de Paz)

Además de la voz de respaldo de Duffé, en Colombia cientos de organizaciones sociales y de derechos humanos también emitieron una carta de respaldo al monseñor Monsalve y le exigieron al Gobierno del presidente Iván Duque poner atención a la difícil crisis humanitaria que están viviendo muchos territorios del Pacífico y de la frontera colombo-venezolana por la violencia y la continuación del conflicto armado.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.