Segunda fábula de “¡De Otra Manera!”

5ta con 5ta Crew y cómo el hip hop hizo soñar a los jóvenes en medio del conflicto

Noticias destacadas de Pedagogía

La historia de este colectivo de líderes en Norte de Santander inspiró la fábula “Un espacio para crear” que compone la segunda entrega de “¡De Otra Manera!”. Espérela este viernes junto al periódico de El Espectador. Aquí le contamos un poco más sobre 5ta con 5ta Crew, cómo se ha transformado su trabajo de liderazgo por la pandemia y sus reflexiones sobre el arte como forma de resistencia.

La música fue lo que unió la experiencia de todas la chicharras, mariquitas y libélulas azules cuando un grupo de langostas y escorpiones llegaron a intimidarlos por el control de su territorio. “Un espacio para crear” es la fábula que compone la segunda entrega de “¡De Otra Manera!” inspirada en la historia de 5ta con 5ta Crew, un grupo de jóvenes en Cúcuta (Norte de Santander) que en 2008 decidieron conformar un colectivo para resistir a la violencia por medio del arte y formar espacios de creación y prevención por medio del hip hop.

Jorge Enrique Botello Sanguino (o Ahiman su nombre artístico) es el director de la Fundación Cultural y Social 5ta con 5ta Crew, y uno de los protagonistas de la fábula. El colectivo nació como “un parche en la Ciudadela de Juan Atalaya (Cúcuta) en la periferia de la ciudad golpeados por la violencia”, como él lo relata. Asegura que ejercicios de reconocimiento sobre el proceso de liderazgo del colectivo le parecen necesarios "muy valiosos y principalmente, una gran posibilidad para visibilizar el trabajo porque en estos tiempos, como dice Facundo Cabral: una bomba hace más ruido que un abrazo, pero abrazos hay muchísimos”.

“El arte no sólo es un elemento estético para nosotros, sino también el elemento de filosofía de vida, para promover reflexiones y sensibilidad, para promover transformaciones de quienes vivimos en esta ciudad y en este país”, añade.

(Lea también: Llega “¡De Otra Manera!”, una colección de fábulas inspirada en líderes sociales)

Hay un principio en 5ta con 5ta Crew y es “nada existe en la realidad que no exista primero en la imaginación”. Botello lo explica: “Ahí está lo clave del arte. Si no somos capaces de imaginarnos un país diferente no vamos a ser capaces de construirlo en la realidad. El arte es el medio que nos permite explorar sentimientos y pensamientos que nos lleva a las acciones que buscan, y han logrado, transformar nuestras vidas”.

En la fábula los jóvenes que conformaron 5ta con 5ta Crew iniciaron su proceso de liderazgo alrededor del rap, de las letras que identificaban las experiencias de cada uno y del poder del arte para unir a las comunidades y evitar que los lazos sociales se vieran afectados por la violencia. En las reuniones o “parches” donde lanzaban sus rimas, bailaban y pintaban, no representaban peligro para los violentos (en la vida real grupos armados como guerrillas y paramilitares; en la fábula, grupos de langostas y escorpiones). Seguramente, porque “no le estábamos haciendo mal a nadie” como asegura Botello, pero también porque el lenguaje del arte no lo entienden los fusiles.

(Le puede interesar: Hip hop que hereda memorias de paz)

5ta con 5ta Crew lleva 12 años liderando procesos comunitarios con poblaciones vulnerables, niños, niñas y jóvenes en al menos 10 municipios de Norte de Santander. Su metodología se basa en la danza, el hip hop, la fotografía, el grafiti, el tejido y demás expresiones artísticas; que han aplicado en colegios y diferentes comunidades rurales y urbanas. Desde su creación y hasta hace unos meses, las reuniones o “parches” eran esenciales para convocar a los jóvenes y realizar los talleres. Esto ha cambiado, la pandemia también ha afectado cómo se están desarrollando los procesos de liderazgo comunitario. Por este motivo, ahora deben hacerlo de manera virtual.

“Nos tocó repensar nuestras metodologías con los retos que esto implica porque la población con la que trabajamos la mayoría no tienen acceso a un smartphone o equipo de comunicación o incluso ni siquiera tienen acceso a wifi. Es un reto volcarnos a la virtualidad, lo asumimos pero en la práctica con lo que cuentan los jóvenes nos limita. A veces nos toca hacerles una recarguita para que puedan participar, y así ellos envían una rima en un audio por Whatsapp, o una foto del dibujo, cada arte se va adaptando", relata Botello.

Actualmente, están haciendo un proyecto con apoyo internacional que consiste en realizar talleres de dibujo con niños, niñas y jóvenes cuyas creaciones servirán de insumos para convertirlos en 21 murales, 10 en Norte de Santander (Villa del Rosario y Cúcuta) y 11 en Arauca. De igual forma, vienen realizado talleres de fotografía con celulares y otros de manejo de redes sociales para brindarles herramientas a los jóvenes de iniciar o promover sus emprendimientos.

Este fascículo de ¡De Otra Manera! es un homenaje a todos los hombres y mujeres que han dedicado su tiempo y labor en 5ta con 5ta Crew a construir espacios seguros para los jóvenes, fortalecer los lazos comunitarios y prevenir que los grupos armados usen a los niños y niñas como botines de guerra. “El arte es lo que nos hace soñar. Cuando se sueña, los adolescentes deciden no hacer parte de un grupo armado o delincuencial porque no quieren poner en riesgo su sueño de cantar en una tarima. El arte es una nueva ventana para ellos”.


“¡De Otra Manera!” es un proyecto conjunto entre Colombia 2020 y Click Arte, una agencia de pedagogía que combina arte, diseño y educación y cuenta con el apoyo de la Unión Europea, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD),y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Comparte en redes: