Publicidad
28 Feb 2022 - 11:00 a. m.

Aliados de su éxito y de la consecución de sus objetivos

Contenido patrocinado por Godoy & Hoyos Abogados

Conozca la importancia de los servicios legales, cómo se han adaptado a la transformación digital, y descubra algunas recomendaciones para que los nuevos emprendedores o empresarios lideren proyectos exitosos.
Entre otras, La importancia de la contratación de los servicios legales en una compañía se traduce entonces en eficiencia en tiempos.
Entre otras, La importancia de la contratación de los servicios legales en una compañía se traduce entonces en eficiencia en tiempos.
Foto: Getty Images - Getty Images

¿Qué tal si pudiera anticiparse a los problemas o a las malas decisiones y construir una empresa o una hoja de vida con todas las normas y garantías de que está haciendo las cosas bien y será exitosa? Lo mejor de esta respuesta es que es posible gracias a los servicios legales, una herramienta de asesoría y acompañamiento a cargo de las personas tituladas como abogados que permite atender determinadas necesidades de las personas bien sea naturales y jurídicas, que surgen en los diferentes ámbitos de su vida y que se relacionan directamente con la aplicación de la ley y la jurisprudencia emitida en Colombia.

“Dentro de esos servicios legales, podemos encontrar varios enfoques transversales a cualquier área del derecho. Algunos serán más ligados a la consultoría, en los que por ejemplo el cliente busca entender cómo aplicar la ley y la jurisprudencia al desarrollo de una actividad particular, por ejemplo, en la estructuración de un nuevo negocio, o en la negociación de un contrato con una contraparte. Además de permitir lo aquí referido también avala la posibilidad de estructurar esquemas legales que busquen mitigar o administrar diversos riesgos derivados de esas actividades o esquemas”, dice Steffany Serebrenik, asociada de Godoy & Hoyos Abogados (Goh), una gran boutique de servicios legales.

“Un segundo enfoque, está dirigido al espectro litigioso, bien sea judicial o administrativo, en la que la principal función del abogado será defender los intereses de su cliente dentro de una disputa entablada con un tercero, bien sea que este sea un privado o el propio Estado a través de sus diferentes instituciones. Para cerrar con esta interesante pregunta, como puede evidenciarse de lo aquí mencionado, uno podría decir además que de la prestación de los servicios legales surge entonces entre el cliente y el abogado indudablemente una relación de confianza, construida a partir de la premisa de que este último brindará soluciones reales, plausibles y que se ajustan a entender y plasmar en ellas en la medida de lo posible los intereses del cliente”, añade Serebrenik, experta, entre otras, en la estructuración de esquemas de alta complejidad legal.

Asimismo, como explica Andrea Rojas, directora asociada del área de Innovación, Tecnología y Emprendimiento de Goh y ex-becaria Fulbright, “los servicios legales se pueden ver de dos formas: como un ejercicio preventivo en la medida en que uno puede revisar las actividades a nivel empresarial y empezar a ser muy consciente de que todo tiene un tinte jurídico y unas consecuencias que hay que revisar para ahorrarse dolores de cabeza. Y del otro lado están los servicios legales que surgen obtener asesoría para resolver una situación que ya pasó, como por ejemplo un requerimiento de una autoridad, o la identificación de un error que debe corregirse. En este último caso buscan asesorar a los clientes para obtener una respuesta a una situación en la que ya hay una discusión o una duda”.

Y añade: “prever las repercusiones que puede tener cualquier decisión que uno tome en un negocio es uno de los objetivos de los servicios legales. Muchas veces las empresas toman decisiones de negocio que afectan a la empresa o simplemente están encaminadas a gestionar la compañía en su día a día, y esas decisiones tienen unas consecuencias jurídicas que hay que evaluar y que muchas veces no se hace y surgen problemas y discusiones”.

“Así que la importancia de los servicios jurídicos en las empresas es que estas puedan tener la tranquilidad de que cuando toman cualquier decisión de negocio, bien sea en el día a día de sus operaciones o decisiones, cambios en sus estrategias, entre otros, tengan la tranquilidad de que tienen en el radar todos los requisitos, beneficios y consecuencias que se derivan de esa decisión”, dice Andrea Rojas.

Porque en el mundo y en Colombia, bien sea en menor o mayor medida, las empresas deben cumplir con la ley, de la cual se generan obligaciones y existen órganos estatales que supervisan el cumplimiento de dichas obligaciones y a su vez imponen sanciones cuando estas se incumplen.

“Entender el alcance de dichas obligaciones de forma correcta, considerando que derivan de la regulación, requiere en muchos casos buscar el acompañamiento de un abogado. Si bien hoy en día se ha democratizado el acceso a la información a partir de la tecnología y esto incluye el acceso por medios propios a consultar por sí mismos el texto de la ley, la jurisprudencia, artículos de opinión sobre el alcance de la misma, y esto es maravilloso en la medida en que también se democratiza el conocimiento, el abogado tiene la comprensión absoluta del régimen legal aplicable, incluyendo los eventos de riesgo que podría enfrentar el cliente y las formas en que sería más idóneo evitar disputas futuras”, afirma Steffany Serebrenik, profesora de la cátedra Instituciones Mercantiles y Financieras de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario.

“La importancia de la contratación de los servicios legales en una compañía se traduce entonces en eficiencia en tiempos, ya que el abogado no tiene que gastar el mismo tiempo que gastaría un miembro del equipo que no es profesional en la materia en entender el alcance, las obligaciones y las consecuencias de la ley y esto permite a su vez direccionar al equipo humano de las compañías a sus áreas de especialidad obteniendo mejores y más rápidos resultados y se traduce también en eficiencia de costos ya que probablemente la contratación de un abogado reducirá en una alta probabilidad los gastos por imposición de multas derivadas del mal cumplimiento de la ley y los gastos derivados de disputas en la medida en que existe una alta probabilidad de que reduzcan en número las que deberán enfrentar las compañías”, añade la asociada.

Consejos para nuevos empresarios

En Goh también son expertos en asesorar a los emprendedores o nuevos empresarios para que lideren proyectos exitosos, a través de la práctica de Innovación, Tecnología y Emprendimiento, formada con esta finalidad en mente, y que cuenta con un equipo multidisciplinario que pone a disposición de los clientes su conocimiento para que puedan tomar decisiones informadas en sus startups.

“De conformidad con mi experiencia en la que ya he tenido la oportunidad de asesorar startups, mi recomendación es no dejar de lado los asuntos legales en el momento de estructurar sus negocios pues tomar esta decisión de forma temprana genera eficiencias a nivel de una mayor concentración del equipo emprendedor en el core del negocio en el que tienen expertise y en reducción de costos por evitar futuras sanciones y la imposición de multas”, aconseja Steffany Serebrenik.

Y añade: “Asimismo, también dejaría una reflexión que surge de esta pregunta para los emprendedores a la hora de buscar a los abogados que van a contratar y su vez para los abogados que les van a prestar servicios: en el caso de servicios legales para emprendimientos no se puede brindar un acompañamiento sui generis, es vital entender la naturaleza, el tamaño y la industria en la que la startup tiene presencia para prestar y recibir un acompañamiento legal idóneo. Hemos evidenciado que una gran diferencia entre las industrias emprendedoras y por ejemplo una gran compañía del sector real, es que el éxito de estas está en la rapidez e inmediatez con la que pueden tomar decisiones de riesgo. En esa medida y hasta donde la ley lo permita, la función legal en un emprendimiento debe alinearse con esa cultura de agilidad, de forma tal, que el acompañamiento este basado y enfocado en la flexibilización de requisitos que quizás son recomendables para grandes compañías, pero no necesariamente para la operatividad de una startup.

“También se debe propender porque los estándares de mercado legal se puedan acomodar a las necesidades de una compañía como estas, en las que el conocimiento de sus fundadores es uno de los intangibles de mayor valor, cuando se trata de entablar cualquier relación legal con una contraparte”, dice Serebrenik.

A la vanguardia de las necesidades y exigencias

Los servicios legales, al igual que la mayoría de los sectores, ha tenido que adaptarse a la acelerada transformación digital que se intensificó con la pandemia para estar más cerca de los clientes, ofrecer servicios acordes a la realidad y estar a la vanguardia de las necesidades y las exigencias del mercado.

“La transformación digital de los servicios legales y de la industria tiene muchos componentes, pero definitivamente el más importante de ellos es el cultural. Sin perder el rol de ser los abogados que generan confianza para nuestros clientes, cada vez debemos ser más ágiles y eficientes en nuestro trabajo si queremos seguir estando a la vanguardia. Estamos dejando atrás la rigidez de nuestra profesión para atender las necesidades actuales del mercado legal. Nuestros propios clientes están usando nuevas tecnologías, nuevas formas más ágiles de administrar sus procesos internos, de gestionar sus equipos y por supuesto, están modernizando la manera en la que están trabajando. Y ahí es donde surge una oportunidad maravillosa para que nosotros como industria ejecutemos planes de transformación. Así se consolidan ideas como Yustii, una apuesta no solo para acercar el derecho a las personas y cambiar la percepción de qué tan complejo o exclusivo es, si no realmente encontrar la manera en que ese acceso a los servicios legales se dé para todos”, cuenta Andrea Rojas.

Yustii, una plataforma que conecta abogados con clientes en un ecosistema digital fácil, rápido y seguro, tiene como propósito democratizar los servicios legales en la región, propiciando que la relación entre el abogado y el cliente sea transparente, sincera, amable y respetuosa.

“Nuestra apuesta en la democratización de los servicios legales es doble en el sentido en que esta transformación digital no solo tiene que beneficiar a los clientes, sino también a los profesionales de nuestra industria. Hay muchos abogados que quieren prestar sus servicios como profesionales independientes, pero por una u otra razón, no cuentan con los medios para conectar con sus potenciales clientes. Para ellos también está Yustii, un sueño que nuestra fundadora nuestra founder Catalina Hoyos concibió incluso antes de la pandemia, para ofrecer un ecosistema netamente digital en el que se puedan encontrar clientes que necesiten resolver una necesidad legal o anticiparse a alguna situación, con abogados que estén dispuestos a prestar sus servicios”, enfatiza Andrea Rojas, directora de Operaciones y de Innovación Legal en Yustii.

Síguenos en Google Noticias