6 Aug 2020 - 8:21 p. m.

Beneficios y responsabilidades de adoptar una mascota

En tiempos de confinamiento la compañía de los animales domésticos tomó un valor primordial. Adoptar es una de las opciones más recomendadas, sin embargo, es importante tener en cuenta los compromisos que ello acarrea, y conocer los beneficios que generan para la salud.

Durante los días de confinamiento las relaciones interpersonales y entre humanos y mascotas han cobrado valor. Un panorama alentador para los perros y gatos que durante largo tiempo estuvieron sin hogar o al cuidado de fundaciones, pues hoy las personas en medio de la cuarentena han decidido adoptarlos para tener una compañía en casa y para realizar junto a ellos actividades permitidas al aire libre como caminatas o practicar ejercicio.

Solamente en Bogotá, la estrategia de adopción virtual promovida por el Instituto de Protección y Bienestar Animal, recibió en junio 4.215 solicitudes de adopción de perros y gatos por parte de ciudadanos interesados en integrar una mascota a sus hogares. Y es que según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en el censo poblacional 2005-2018, en Colombia hay más de cinco millones de mascotas y la cifra tiende a aumentar. Lo anterior, debido a los grandes beneficios que puede traer el contar con la compañía de un animal doméstico.

En primer lugar, adoptar a un perro o gato conlleva una gran responsabilidad, pues hay que tener en cuenta una excelente nutrición según su raza, edad, tamaño, peso y condición física; chequeos veterinarios constantes; así como gastos de manutención y cuidados en el hogar. Al tener todo esto equilibrado, verá que, además de convertirse en un compañero incondicional, la mascota lo llenará de mucho amor sin importar las condiciones, por eso los dueños llegan a entablar un lazo tan fuerte con ellos.

Otro de los grandes beneficios es la responsabilidad que representa convivir con una mascota, adquirir hábitos y ser disciplinado como dueño para proporcionarle el alimento que requiere en un horario frecuente, brindarle agua fresca, sacarlo a pasear y comprender que es parte del hogar y merece todos los cuidados posibles.

Por otra parte, si la adopción se planea realizar en familia, esto permite crear un entorno fraternal, como lo menciona el médico veterinario de Pet Food Institute, Carlos Cifuentes: “La responsabilidad del cuidado de la mascota no solo debe recaer en un miembro del hogar, sino que debe ser una misión compartida; y así mismo las decisiones que se tomen en torno al nuevo integrante de la familia deben ser discutidas por todos, ya que esto fomenta valores en las familias tales como la paciencia, la capacidad de adaptación, la sana convivencia y de esta manera los perros o gatos pueden crear un ambiente de amor, respeto y empatía con todos los integrantes de la casa”.

Por último, tener la compañía de una mascota disminuye el estrés. El acariciar a un perro o gato puede mejorar el impacto de las situaciones de estrés en tan solo diez minutos, por eso siempre es aconsejable contar con el amor de un pequeño peludo en la familia.

Las mascotas aportan al bienestar y a la vida sana de las personas. Así que, si decide adoptar un perro o gato, recuerde realizar una consulta con su médico veterinario para proporcionarle las vacunas que necesite y decidir cuál es la alimentación ideal que requerirá.

Comparte:
X