29 Jun 2021 - 10:28 p. m.

Contenido Patrocinado por la Alcaldía de Cali

Cali, modelo del diálogo y la concertación

Diferentes sectores de la ciudad apoyan la iniciativa del Alcalde de Cali, centrada en mitigar y solucionar el conflicto social a partir de diálogo y la concertación con jóvenes y comunidad.

Tras dos meses de protestas y bloqueos en Cali por cuenta de las manifestaciones del Paro Nacional, cada vez más voces expertas en resolución de conflictos ratifican al diálogo como la única salida a la crisis social.

Uno de ellos es Henry Acosta, facilitador de las tratativas que llevaron por buen camino el proceso de paz entre el Gobierno y las Farc. Él advierte que el diálogo es y será la mejor vía para cualquier resolución de conflictos. Esa concertación con compromiso social siempre ha estado presente en la agenda del alcalde Jorge Iván Ospina Gómez.

Desde el 28 de abril, cuando inició el Paro, se generaron situaciones que alteraron el orden público y desencadenaron decisiones de índole nacional, como la intervención a gran escala de la fuerza pública en las calles y la presencia de militares a través de un decreto presidencial. En ese contexto, la Alcaldía de Cali, además de acatar las medidas del Gobierno central, estableció una mesa de diálogo con los jóvenes de los puntos de resistencia. El objetivo: materializar un acercamiento y establecer una hoja de ruta en la que las partes mostraran su aceptación.

Durante estos meses la situación puso a prueba la experiencia social y la condición de médico del alcalde Ospina Gómez, quien apostó en grande por la construcción de consensos de forma interdisciplinar con los jóvenes y un trabajo de la mano con la comunidad. Fruto de esta estrategia se dieron el cese de protestas y el consecuente desbloqueo progresivo de varios sectores de la ciudad.

Cali se levanta segura

La comunidad académica ha sido insistente en que el mejor camino para una solución integral es generar espacios incluyentes donde se escuchen los problemas de base. El sociólogo y politólogo Luis Carlos Castillo argumenta que ante el caso particular de Cali, el diálogo es una oportunidad de reconstrucción. “Es con acuerdos y respuestas a las demandas de los manifestantes que se debe atender este conflicto. De lo contrario, vuelven a reaparecer los estallidos sociales”, matiza el experto.

Por su parte, el rector de la Universidad Javeriana, Luis Felipe Gómez Restrepo, hizo referencia al manejo del conflicto insistiendo en que la violencia no puede ser el mecanismo de resolución de las tensiones sociales. “Y lo que es más importante, no podemos dejar que la violencia rompa los lazos de confianza y tejido social”, reiteró el Rector.

Este camino fue recorrido desde el inicio de las protestas sociales cuando el Alcalde de Cali convocó a diferentes representantes internacionales y defensores de derechos humanos, para evitar lo que a sus ojos se estaba convirtiendo en una guerra civil. Los acercamientos fueron posibilitados por la iglesia, el Ministerio Público, sectores académicos y organizaciones no gubernamentales, así como varios organismos de la Administración Distrital.

Sin embargo y cuando el diálogo se establecía como una puerta a la solución del conflicto, una nueva polémica, originada por el Decreto 0304/21, quiso ponerle trabas a la concertación. Los once artículos, donde se reconoció a los actores del diálogo y los cooperantes, fueron considerados por muchos como viciados de legalidad.

“Es lamentable que una autoridad judicial decida que la estrategia del Alcalde para solucionar la crisis social sea ilegal, cuando lo primordial es que Ospina reconoció la existencia de la protesta y de los grupos de comunidades que la integran. Porque ese es el punto de partida y es necesario para construir y entender que la única manera en que se logra resolver un problema es construyendo con armonía, paz y equidad social”, argumentó Henry Acosta, facilitador de los diálogos entre el Gobierno y las Farc.

El decreto fue reactivado por un nuevo fallo de tutela, interpuesta por los mismos manifestantes, y se continúa trabajando con los bloqueos que persisten. “De los 26 puntos de bloqueo que tenía la ciudad, 22 se levantaron a través del diálogo y cuatro fueron intervenidos por las autoridades. No hay otro camino para resolver los problemas sociales y nuestras diferencias sino es a través de la concertación”, indicó el secretario de Paz y Cultura Ciudadana, Danis Rentería.

El funcionario invita a los caleños a reflexionar sobre las alternativas para lograr el bienestar de la ciudad. “Tenemos que sentarnos a repensar cómo nos vamos a reconciliar, a lograr la paz tan anhelada y la convivencia entre nosotros. Es un gran momento para afrontar el reto y reconstruir nuestra ciudad”, agregó Rentería.

La crisis social nacional mostró, al unísono, que las peticiones de los jóvenes coinciden en aspectos como educación, seguridad alimentaria y oportunidades laborales. Sólo la historia dirá si reconstituir la ciudad a través del diálogo, es la solución estructural para resolver uno de los episodios más difíciles que ha vivido Cali.

Puntos a destacar:

● “De los 26 puntos de bloqueo que tenía la ciudad, 22 se levantaron a través del diálogo y cuatro fueron intervenidos por las autoridades.” Danis Rentería, Secretario de Paz y Cultura Ciudadana

● Cali trabaja en procesos institucionales que reduzcan la exclusión y provean tratamientos apropiados a la ciudadanía.

● Se destinarán recursos importantes para fortalecer la seguridad con alta tecnología.

● Recuperar los activos deteriorados, reconstruir el MIO y atender las necesidades en materia de inclusión social, son prioridades de la Administración del ‘Puro Corazón’.

Comparte:
X