30 Nov 2021 - 6:50 p. m.

Contenido patrocinado por la Alcaldía de Bogotá

“El Sistema Distrital de Cuidado cambió la vida de las mujeres en Bogotá”: Gimena

Bogotá es la primera ciudad en Colombia y Latinoamérica que cuenta con un Sistema Distrital de Cuidado, con el que se han prestado más de 53 mil atenciones
Gimena Arévalo y su mamá son dos de las mujeres que se benefician de los servicios de la Manzana del Cuidado de Ciudad Bolívar.
Gimena Arévalo y su mamá son dos de las mujeres que se benefician de los servicios de la Manzana del Cuidado de Ciudad Bolívar.
Foto: Fredy Gómez

Bogotá está mejorando con la creación del Sistema Distrital de Cuidado, que atiende de manera integral a las mujeres cuidadoras, quienes disfrutan de los servicios de formación o bienestar. La Alcaldía de Bogotá ya ha inaugurado siete Manzanas del Cuidado en toda la ciudad. Estos espacios están pensados para que las mujeres cuidadoras puedan tener un tiempo de relajación o accedan a programas educativos, mientras que las personas a las que cuidan son atendidas por profesionales del Distrito.

El Sistema Distrital de Cuidado, que lanzó la Alcaldía de Bogotá, es el primero en implementarse en Colombia y en América Latina. Durante su primer año de funcionamiento ha realizado 42.762 atenciones a personas cuidadoras y 10.416 a personas que están a su cargo. Para un total de 53.178 atenciones.

“El Sistema Distrital de Cuidado cambió la vida de las mujeres en Bogotá, es una cosa maravillosa, porque le ayuda a uno a respirar y vivir otras cosas, es estar en otro ambiente”, afirmó Gimena Arévalo, mujer de 52 años que ha aprovechado el relevo en el cuidado de su madre para participar en este proyecto.

Con esta iniciativa del Distrito 10.805 mujeres ahora tienen nuevas herramientas y oportunidades para sus vidas a través de procesos de formación en empoderamiento, conocimientos digitales, terminación de bachillerato y educación complementaria con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y la Universidad Nacional.

“Comencé a entrar a cursos del SENA en sistemas, y a la zona de respiro donde puedo hacer ejercicio. También he tomado clases en donde me han enseñado tips para aprender a crear mi propio negocio y ahora comienzo un curso con la Universidad Nacional donde enseñan a cuidar a los pacientes”, agregó Gimena.

Karen Torres, madre cuidadora de dos niños resaltó que esta estrategia ha cambiado y facilitado su vida, pues, mientras ella asiste a las actividades que brinda la Manzana del Cuidado de Bosa, sus dos hijos pueden tener espacios recreativos y de aprendizaje orientados por los profesionales del Distrito.

“Con el Sistema Distrital de Cuidado tengo mayor relajación. Yendo a la Manzana del Cuidado tu cuentas con la orientación y ayuda de todas las secretarías, está la Secretaría de Integración, que es quien te ayuda con las personas que cuidas; la Secretaría de la Mujer y también está la Secretaría de Educación. El sistema nos brinda diferentes actividades como clases de danzas, recreación física, gimnasio, natación. En el área de educación se puede culminar el bachillerato y también hacer cursos certificados por el SENA”, destacó Torres.

En octubre de 2020 se inauguró la primera Manzana del Cuidado en Ciudad Bolívar, un año después Bogotá ya cuenta con siete Manzanas del Cuidado en las localidades de: Ciudad Bolívar, Bosa, San Cristóbal, Usaquén, Los Mártires, Kennedy y Usme. Además, para llevar los servicios de cuidado a las zonas rurales de Sumapaz, Usme, Ciudad Bolívar y Suba se pusieron en operación dos unidades móviles con las cuales se han hecho 3.254 atenciones en la Bogotá rural.

María Fernanda Bernal, tiene 25 años, se dedica al reciclaje y un día se acercó por curiosidad a la Unidad Móvil de Aures, en Suba, desde ese momento ha podido tomar clases para terminar su bachillerato. “Gracias al Sistema Distrital de Cuidado pude culminar mi bachillerato, fue algo que me llegó y ha sido una gran bendición. El grado es el 4 de diciembre. Con esto quiero sacar adelante a mi niño, tener de nuevo estabilidad económica y volver a casa con mi hijo”.

Durante el primer año, se han hecho 2.284 atenciones a cuidadoras que se han vinculado a las clases de natación, yoga, aeróbicos, danza y defensa personal; y 322 atenciones a cuidadoras que están aprendiendo a montar bicicleta en la ‘Escuela de la Bici’.

Gimena Arévalo resaltó que, “cuando camino por el barrio yo recomiendo eso. Es una bendición que alguien se haya acordado tanto de las cuidadoras como de quienes estamos cuidando”.

Recibe alertas desde Google News