Patricia Janiot: 'Volver siempre es una opción'

Fue la primera colombiana en presentar un noticiero internacional. Ahora estrena su programa ‘Mujeres Extraordinarias’ los domingos por CNN en Español.

¿Qué hace a una mujer extraordinaria?

Dedicarle tiempo a su familia, que sea valiente, luchadora, amorosa, solidaria, divertida, exitosa, leal, visionaria, justa, sincera, disciplinada, coqueta, responsable; que aprende lecciones de los errores; buena amiga. Todo esto en tacones y sin morir en el intento.

¿Qué motivó la creación de ‘Mujeres extraordinarias’?

La necesidad de un programa que me diera la oportunidad de sacar las cámaras de los escenarios noticiosos para llevarlos hasta historias, personajes y situaciones únicas que resulten una inspiración y conmuevan a nuestra audiencia.

Para el estreno del programa la veremos entrevistando a su mamá, ¿cómo fue compartir con ella el set?

Fue difícil para mí por el desafío que representaba realizar una entrevista humana y profunda con alguien tan crucial en mi vida, y para ella porque estaba nerviosa y prevenida, además era su primera entrevista.  Pero fue un privilegio hermoso y muy emotivo tener la oportunidad de hacerle un homenaje público; exaltarla como la mujer extraordinaria que es y decirle cuanto la extraño y la quiero.

¿Qué mujer extraordinaria, de otro tiempo, quisiera traer al programa?

Policarpa Salavarrieta.

Fue la primera colombiana en presentar un noticiero internacional, ahora Colombia produce estos noticieros. ¿Cómo siente esa transición?

Muestra el talento, la eficiencia, la capacidad de trabajo y los altos niveles de competitividad que aportamos los colombianos al mundo. Otra razón para celebrar lo que somos.

Llegó a CNN en 1992, ¿cuál fue la primera noticia que presentó?

Una de tantas reuniones para mediar en el proceso de paz entre árabes e israelíes.

¿Se fue del país detrás del sueño americano?

Me fui del país detrás del amor de mi vida.

¿El mejor recuerdo en CNN?

La transmisión del cambio del milenio en Rio de Janeiro.  Y más recientemente el rescate de los mineros de Chile.

¿Qué cubrimiento de elecciones le ha sacado canas?

La última elección presidencial en México. En la que ganó Felipe Calderón.

¿Tiene rituales para el periodismo?

Leer, dudar y saber escuchar.

La pregunta más difícil que ha hecho.

A Carlos Menem: “Con mucho respeto, ¿la muerte de su hijo y la solidaridad que esto despertó, de alguna manera le ayudó a ganar la elección presidencial?”

La entrevista más complicada.

A Augusto Pinochet.

¿Quisiera repetir una entrevista en la que no se haya sentido preparada?

La primera que le hice a Ernesto Samper, al día siguiente de ganar la presidencia.

¿Qué pretende CNN en español con su nueva imagen?

Conquistar el mercado hispano de los Estados Unidos y seguir ganando televidentes en América Latina.

¿Qué representa para usted ser la cara CNN en español?

Una enorme responsabilidad y mayor compromiso con esta profesión.

¿Cómo recibe a sus compatriotas en el canal?

Me encanta acogerlos y reafirmar con cada uno de ellos nuestro profesionalismo.

¿Qué tanto le gustan las redes sociales?

Son fundamentales si queremos ir al ritmo de esta avasalladora revolución informativa.

¿Cuál es su preferida?

Twitter.

Fue virreina de la belleza en 1983, ¿si pudiera volvería a participar en un concurso de este tipo?

Y por qué no.

¿Quién le dice Ángela?

Muchos amigos y compañeras de colegio y universidad.  En casa y mis mejores amigas siempre me dijeron Patricia.

Su comida bumanguesa preferida.

El mute santandereano.

¿Qué lugar en Bucaramanga siente propio?

La Carreta.

¿Qué hubiera pasado si aún viviera en Colombia?

No me cabe duda que seguiría trabajando en los medios.

¿Regresar es una opción?

Siempre.

Temas relacionados