Planes para trabajar a gusto

Los hoteles le apuestan a crear programas para relajarse después de la rutina laboral y a ofrecer completos centros de negocios.

Los hoteles ya no sólo se preocupan por tener instalaciones de lujo y por brindar servicios de primera a sus clientes ejecutivos. Hoy, pensando en que se trata de huéspedes cuyas razones de viaje son diferentes a las de los turistas tradicionales y el trabajo les representa preocupaciones e itinerarios muy apretados, estos lugares ofrecen posibilidades para que se relajen y se olviden por un momento de la rutina laboral.

En el AR de Bogotá, por ejemplo, hay un programa llamado After Office, en el cual los ejecutivos que se encuentren hospedados pueden asistir a una cata de vinos, a una sesión de preparación de sushi o de cocteles. En cada una contarán con la guía de un especialista. Quienes opten por la cata estarán acompañados por un sommelier, quien escoge cuidadosamente el vino y el menú para que hagan un buen maridaje.

Por su parte, los clientes del segmento corporativo de los hoteles Estelar tienen acceso a servicios como la central de reservas y de créditos, además de la línea de atención preferencial para empresas.

Para la mayoría de hoteles con planes corporativos o para ejecutivos lo más importante es ofrecer todos los servicios necesarios para que sus huéspedes puedan realizar su trabajo con completa tranquilidad. Las Américas Resort de Cartagena, por ejemplo, dispone de un centro de convenciones que cuenta con un gran salón de conferencias que se divide en ocho segmentos, cada uno es insonorizado y cuenta con equipos de alta tecnología, lo cual permite realizar eventos simultáneos sin ninguna interferencia ni incomodidad. Además tiene dos salas VIP, un hall de exhibiciones, un centro de negocios y cabinas de traducción simultánea.

La ubicación también es un factor determinante para estos hoteles especializados en servicios ejecutivos, razón por la cual muchos buscan estar cerca de los grandes centros financieros. Este es el caso del Augusta de Bogotá, un hotel que abrió sus puertas hace poco más de un mes y que se encuentra en el corazón de la capital, lo cual lo hace muy atractivo para aquellos que viajan por negocios no sólo porque está en pleno centro, sino porque a su alrededor se encuentran muchos de los principales atractivos turísticos y gastronómicos de la ciudad.

Por su parte, el hotel Bh de Medellín está rodeado de atractivos almacenes, restaurantes y bares, asegurando que sus huéspedes después de un largo día de trabajo puedan disfrutar de exquisitos platos o hacer compras. Además, esta cadena de hoteles, que está en Medellín y Bogotá, ofrece a sus clientes la posibilidad de extender su estadía hasta el fin de semana por un precio más cómodo.

Los servicios descritos anteriormente se complementan con espacios de relajación y distracción como spas y gimnasios. El spa del AR, por ejemplo, cuenta con un circuito acuático que comienza con un camino sobre piedras de río y chorros a presión para activar la circulación y sigue con un baño turco, para luego descansar durante 20 minutos en el flotarium, una piscina que simula las aguas del Mar Muerto.

Asimismo, en los gimnasios ya no sólo se encuentran las tradicionales máquinas. Algunos hoteles brindan la alternativa de tomar clases de spinning, aeróbicos o hasta disponer de un entrenador personal y así sentirse como en casa.

 

Temas relacionados