Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York que tomó las riendas de la pandemia en EE. UU.

Noticias destacadas de El Mundo

La crisis por el coronavirus, que convirtió a Estados Unidos en el epicentro de la pandemia, ha hecho que Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York se convierta en la voz más creíble de Estados Unidos.

El manejo errático que le ha dado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al coronavirus, ha hecho que otros políticos se consoliden como esa voz que los estadounidenses quieren escuchar en medio de la zozobra. Este martes se confirmaban más de 3.600 muertos en ese país, muchas más que el saldo que presentó China, el país donde comenzó la gran crisis santiaria mundial, e incluso Italia y España, los países más casatigados por el virus.

Después de decir que el COVID-19 era como "una gripa" (el martes se retractó), y de decir que Estados Unidos era el país mejor preparado del mundo para enfrentar la pandemia, Trump tuvo que cambiar su discurso. La propia Casa Blanca estima ahora que el nuevo virus podría provocar entre 100.000 y 200.000 fallecimientos en el país.

Ver más: El complejo dilema de Estados Unidos: la bolsa o la vida 

Todo comenzó a finales de enero, cuando el Presiddente encargó a su númeor dos, el vicepresidente Mike Pence, del manejo de la crisis que apenas comenzaba. Pero Pence no respondió al encargo y hoy el país es el epicentro de la pandemia mundial. Uno de los estados más afectados por el coronavirus surgió un líder que hasta Trump ha tenido que reconocer: Andrew Cuomo, gobernador demócrata del estado de Nueva York.

Cada día y durante una hora, los neoyorquinos y muchos estadounidenses -dicen que también Donald Trump- atienden en directo a las explicaciones del político demócrata sobre la propagación como un "tren bala" del COVID-19 y, según analistas políticos, les ofrece algo muy necesario estos días a los ciudadanos confinados: la sensación de que alguien está a cargo del problema y que se enfrenta a la situación con todas sus fuerzas y con transparencia.

A las once de la mañana, todos los días, sus palabras son esperadas por millones de estadounidenses que siguen sus presentaciones por televisión, en directo.  Cuomo, gobernador de Nueva York desde 2011, ha sido uno de los mandatarios locales que ha dado las órdenes más enérgicas de confinamiento en todo Estados Unidos. "Asumo toda responsabilidad, cúlpenme", indicó.

Ver más: El radical cambio de Nueva York por el coronavirus

Nueva York y sus calles vacías afrontan estos días la pandemia casi como otro 11 de septiembre. Si en aquella catástrofe emergió la figura de su alcalde Rudolph Giuliiani, esta vez el líder es el gobernador del estado, que ha tomado mando en plaza desde el Jacob K. Javits Convention Center de la Undécima Avenida, reconvertido en hospital y base operativa de la crisis.
Como dice el reportero de investigación de ABC News Josh Margolin, "la crisis del coronavirus es el momento para el que Andrew Cuomo se ha estado preparando toda su vida".

¿Quién es Andrew Cuomo?


Andrew Marc Cuomo, de 62 años nació Queens en el seno de una familia de inmigrantes italianos. Su padre, Mario Cuomo, también fue gobernador de Nueva York entre 1983 y 1994, licenciado en Derecho por la Universidad de Fordham siempre ha estado presente en las quinielas como presidenciable. Seguro que estará ahí para 2024.

Hasta el presidente Trump ha tenido que programar sus ruedas de prensa por la tarde para no competir en audiencia con Cuomo. Se conocen desde hace muchos años, los dos se criaron en Queens, ambos siguieron los pasos profesionales de sus respectivos padres. La relación de amor-odio entre el presidente republicano y el gobernador demócrata sería oro puro en manos, según los gustos, de Aaron Sorkin o de David Simon.

Sus palabras en las intervenciones ya son virales. En particular esa descripción que hizo de Nueva York al recomendar minimizar el contacto humano. “Eso es Nueva York”, dijo Andrew Cuomo. “Esa cercanía, ese concepto de familia, de comunidad, eso es lo que hace que Nueva York sea Nueva York. Y es lo que nos hizo vulnerables. Pero esa cercanía será también nuestra mayor fortaleza y será por lo que venceremos al final del día. Os lo prometo. Veo cómo Nueva York responde, cómo los neoyorquinos nos ayudamos unos a otros. Eso es Nueva York. Y eso, amigos, es invencible. Me alegro de que seamos los primeros, porque venceremos y enseñaremos el camino a las otras comunidades. Y estaremos ahí para los otros, como siempre hemos estado”.

Ver más: Los polémicos dictámenes de Donald Trump sobre el coronavirus

 
Su estilo gusta a amplios sectores porque no le tiembla el pulso ante la que es la crisis de salud pública más grave en un siglo y sabe llegar a un público estadounidense que aprecia el carisma más personalista. "Es riguroso en los datos pero al mismo tiempo emplea el lenguaje de la calle. Busca ejemplos prácticos e historias humanas para llegar a todo el mundo (...) Mantiene siempre la actitud de un padre, que te corrige y te protege. Su discurso tiene alma", aseguran los consultores Alejandro Romero y Gerard Guiu, de Llorente y Cuenca.

El gobernador un día aparece en rueda de prensa con su hija Michaela para que le ayude a convencer a los adolescentes neoyorquinos a que renuncien a ir a Florida en su "spring break" y contener así los contagios, y otro día habla en directo ante las cámaras de proteger a los mayores, "como mi madre, Matilda", porque "nuestros ancianos sí importan", aunque a Trump no se lo parezca. 

El clan Cuomo destila poder; es una de las grandes familias del aparato del Partido Demócrata. Andrew Cuomo es muy amigo de los Clinton -fue secretario de Vivienda en la presidencia de Bill Clinton- , que viven en el condado neoyorquino de Westchester, y es gobernador del estado desde 2010 y optará a un cuarto mandato en 2022, lo que le permitiría superar en el 'trono' de Albany a su padre, que estuvo 12 años al frente del gobierno estatal.

Divorciado de Kerry Kennedy, la hija pequeña del senador y candidato a la presidencia Robert Kennedy, asesinado en 1968, Andrew Cuomo tiene un hermano pequeño, Chris Cuomo, que es un conocido periodista de la cadena CNN y quien informó que está contagiado con coronavirus -son famosas las bromas entre ambos cuando éste lo entrevista- y una hermana, Maria, casada con el prestigioso diseñador Kenneth Cole. Maria llamó un día a su hermano para pedirle un test de Covid19 y éste se negó, le dijo que se tranquilizase se quedara en casa, que no pasaría nada.

Seguramente el que mejor define a Cuomo es el profesor de Ciencias Políticas de la SUNY Gerald Benjaim, quien cree que el actual gobernador transmite que "sabe lo que hace; es duro, no se esconde ante las disputas a la vez que no soporta la oposición". "Pero es muy bueno en una crisis. Cree que sabe lo que está haciendo y tiene el control".

Como escribió el columnista del The New York Times Ben Smith: "Cuomo es el fanático del control que ahora necesitamos".

Comparte en redes: