El calendario deja de correr para procesos judiciales en los que el investigado no está preso

Así lo determinó el Consejo Superior de la Judicatura al ampliar la suspensión de términos judiciales hasta el 3 de abril de 2020 como medida para enfrentar la emergencia sanitaria por COVID-19. La JEP también cesará algunas de sus funciones.

Algunos jueces de Bogotá han insistido en que no cuentan con las condiciones de bioseguridad para trabajar.Archivo El Espectador.

Ante la contingencia por el COVID-19 en Colombia, el Consejo Superior de la Judicatura había suspendido los términos en los procesos judiciales hasta el viernes 20 de marzo. Sin embargo, el organismo que administra la Rama Judicial (entre otras funciones) decidió extender esta medida provisional hasta el 3 de abril de 2020. A su vez, el consejo señaló que los despachos que cumplen funciones de control de garantías (legalización de capturas y allanamientos, imputación de cargos y solicitudes de prisiones preventivas) y las tutelas seguirán funcionando. 

 

El Consejo Superior también señaló que los juzgados penales que tienen audiencias en los que los procesos se investigan a personas presas, las audiencias se realizarán de forma virtual. En un comunicado, la Jurisdicción Especial para la Paz, el sistema de justicia nacido del Acuerdo de Paz con las Farc, se sumó a la extensión de esa suspensión de audiencias y términos hasta el 3 de abril. También suspende la atención presencial de público en sus sedes.

Esta situación, dice la JEP, no quiere decir que deje de funcionar: "Las Salas de Justicia y las Secciones de los tribunales seguirán sesionando (...) pero no podrán proferir providencias (...) solo las que resuelvan solicitudes de habeas corpus (peticiones de libertad)", señaló ese sistema de justicia transicional por medio de un comunicado de prensa.

Esta semana el CSJ anunció que dotarán de elementos protectores (tapabocas y guantes) a empleados de las ventanillas de atención al público; dispondrán la limpieza permanente (cada hora) de ventanillas y zonas de alta circulación como ascensores, torniquetes de acceso, puertas o barandas; a través de las empresas de aseo contratadas, dispondrán la realización de jornadas de limpieza especial para reducir el riesgo de contagio, sobre todo, en aquellos sitios en donde hay presencia numerosa y permanente de usuarios radicando documentos o adelantando trámites.

Para conocer totalmente las medidas vaya al siguiente link:  Las medidas que se tomaron para todos los juzgados del país por el coronavirus

También, la judicatura señaló que pondrán a disposición del público surtidores de gel antibacterial o equivalentes o toallas desechables con alcohol para la limpieza de las manos, antes de realizar trámites en puntos de atención o despachos. A su vez, asegurarán la disposición de jabón y toallas desechables en los baños de todas las sedes judiciales.

El pasado lunes, los juzgados penales de Bogotá hicieron publico su descontento con el Consejo Superior, "advirtiendo que las medidas alternativas ofrecidas por la Judicatura no satisfacen los parámetros de protección descritos por la Organización Mundial de la Salud para evitar el contagio, ni resultan suficientes para la demanda de justicia que involucra el cumplimiento de las acciones a su cargo, decidieron unánimemente cerrar sus despachos entre el 16 y el 20 de marzo".

Luego de que se tomaran algunas medidas de bioseguridad, los togados retomaron sus labores. Sin embargo, este jueves volvieron a insistir en este requerimiento. El Espectador se contactó con varios abogados que litigan en los juzgados de Paloquemao y la JEP, quienes coinciden que se deben cerrar los despachos y decretarse una suerte de vacancia judicial. Además, que la extensión de esta suspensión es un simple "paño de agua tibia" a la contingencia.

 

 

910164

2020-03-19T14:16:58-05:00

article

2020-03-19T14:17:29-05:00

jescobar_1284

coronavirus

Redacción Judicial

Judicial

El calendario deja de correr para procesos judiciales en los que el investigado no está preso

94

4779

4873