El coronavirus avanza en Latinoamérica con sombrío impacto para sus economías

El virus deja más de 600.000 casos de contagio y casi 35.000 muertos en todo el continente, además de tenebrosos pronósticos sobre los impactos económicos en la región.

Un hombre carga materiales de construcción en el barrio Altos de la Estancia, en el sur de Bogotá.EFE

El coronavirus avanza inexorable en América Latina, con más de 600.000 casos y casi 35.000 muertos, dejando oscuros pronósticos en materia económica y de empleo, mientras Europa regresa lentamente a la vida y China se apresta a cantar "victoria" contra el virus.

El número de casos en el mundo se multiplicó por dos en un mes -con una aceleración impresionante de los contagios en América Latina y el Caribe- al superar este jueves los cinco millones de contagios y arañar los 330.000 muertos, según el recuento de la AFP basado en fuentes oficiales.

Lea también: ¿Qué podemos aprender de la crisis del coronavirus?

El aumento exponencial de casos en Brasil (291.579, el doble que hace 9 días), en Perú (104.020), México (56.594) y Chile (53.617) impulsan el avance de la covid-19 en Latinoamérica.

La pandemia dejará 11,5 millones de nuevos desempleados en 2020 en América Latina, un aumento de 3,4 puntos porcentuales, lo cual llevará el número total de desocupados a 37,7 millones de personas, según un informe de la CEPAL y la OIT presentado este jueves en Santiago.

La contracción económica en la región será de 5,3 % este año -la peor desde 1930- y tendrá "efectos negativos" sobre la tasa de desocupación, que alcanzará 11,5 % en 2020, indica el reporte.

Estados Unidos, en tanto, alcanzó los 38,6 millones de pedidos de subsidio por desempleo desde mediados de marzo y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, advirtió de la "fuerte probabilidad" de más ayuda tras los 3 billones de dólares ya inyectados a la economía.

Ritmo frenético

Brasil es uno de los países en que la pandemia crece más deprisa, pero el presidente Jair Bolsonaro sigue opuesto a medidas de confinamiento por considerar que una paralización de Brasil podría causar un daño mayor que la propia epidemia y que una cantidad aún mayor de brasileños morirían o padecerían graves consecuencias a causa de ello.

En una entrevista con la AFP, el fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado, de 76 años, dijo temer que los pueblos indígenas del Amazonas sean víctimas de un "genocidio" si no se les protege ante esta pandemia.

La confederación de indígenas amazónicos de Ecuador reclamó atención eficiente por el coronavirus, que según alegan deja 73 contagios y cinco muertos en sus comunidades.

En el mayor cementerio de América Latina, en Sao Paulo, el ritmo es frenético. "Nuestro promedio era de 30-35 [entierros] diarios; un día fuerte, 45. Actualmente estamos enterrando a 60", dice James Alan, supervisor de uno de los equipos de sepultureros del camposanto de Vola Formosa.

En Perú, que superó los 100.000 contagios y las 3.000 muertes, los hospitales están colapsados y familiares de fallecidos y personal sanitario denuncian falta de equipos y medicinas.

"Es como una película de terror, adentro (del hospital) parece como un cementerio por los cadáveres, los pacientes mueren en sus sillas, (o) en sillas de ruedas", dijo a la AFP el enfermero Miguel Armas, del hospital Hipólito Unanue de Lima.

Chile, que recibió a la pandemia tras seis meses de crisis social que golpearon duramente su economía, se acerca a los 60.000 casos y las protestas en Santiago se han extendido para denunciar la falta de alimentos.

"Se trata de una batalla descomunal de la cual nadie puede desmarcarse", dijo el ministro de Salud Jaime Mañalich, quien advirtió que el aumento de los casos "va a provocar presión en la red asistencial" en los próximos días.

Asimismo, instó a respetar la cuarentena y a superar diferencias políticas y polarizaciones, en medio de una profunda desconfianza en el gobierno de Sebastián Piñera.

Ecuador, severamente afectado con casi 35.000 casos y casi 3.000 muertos, comenzó el miércoles su desconfinamiento, pero enfrenta un nuevo problema: dos tercios de los presos de una prisión están contagiados.

En tanto, cientos de transportistas bloqueaban rutas en Honduras en demanda de un bono para subsistir ante el toque de queda implantado por el gobierno para contener la propagación del coronavirus.

Guatemala, donde una nueva ley obliga a proporcionar servicios básicos públicos y privados ante la pandemia, recriminó a Estados Unidos la deportación de migrantes enfermos de covid-19.

Mascarillas obligatorias

En España es obligatorio llevar mascarillas, a partir de los seis años de edad, en todos los lugares públicos, empezando por la calle, cuando no se pueda mantener la distancia social.

Este jueves, en la calle Alcalá, en el centro de Madrid, la casi totalidad de los viandantes llevaban su mascarilla puesta, como se ha observado ya en las últimas semanas en la capital española.

Algunos comercios estaban abiertos, más que la semana pasada, y los clientes, escasos, mantenían las distancias de seguridad.

"Yo ya llevaba la mascarilla desde que podemos salir a la calle, desde principios de mayo", dice Miguel Salvador, de 38 años. "No sé si es buena o mala, ni ellos lo saben", añade refiriéndose al gobierno, que inicialmente dijo no recomendar el uso generalizado de mascarillas.

El presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, consiguió el miércoles una nueva prórroga del estado de alarma contra la pandemia hasta el 6 de junio, en un Parlamento muy dividido.

En Italia, donde un balance actualizado revela que el coronavirus dejó un total de 32.000 muertos, el fin del largo encierro y el clima primaveral permitía a sus habitantes volver cumplir con el rito del aperitivo en las terrazas y plazas de la península, lo que alarma a las autoridades ante un posible nuevo brote de la epidemia de coronavirus.

"¡Este no es el momento de la fiesta ni de la movida, porque la curva puede volver a subir!", advirtió el primer ministro, Giuseppe Conte.

"Victoria" en China

En China, donde la epidemia apareció oficialmente en diciembre en la ciudad de Wuhan, los 3.000 diputados de la Asamblea Nacional Popular (ANP) se reúnen en la gran cita anual del régimen comunista del presidente Xi Jinping.

En esta sesión parlamentaria, que se celebra con varias semanas de retraso debido a la pandemia, el presidente Xi "proclamará la victoria total frente el virus", prevé la politóloga Diana Fu, de la Universidad de Toronto (Canadá).

El presidente estadounidense Donald Trump ha acusado a China de ser responsable de una "matanza de magnitud mundial".

China no dudará en tomar "medidas de retorsión" si el Congreso estadounidense adopta sanciones, advirtió el portavoz del parlamento, Zhang Yesui.

En tanto, el primer ministro japonés Shinzo Abe anunció el levantamiento del estado de urgencia en tres regiones del oeste del país donde se había impuesto en abril para luchar contra el coronavirus.

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, aseguró el jueves que 2021 es la "última oportunidad" para celebrar los Juegos de Tokio, añadiendo que no será posible un nuevo aplazamiento del evento.

920633

2020-05-21T17:40:28-05:00

article

2020-05-21T17:41:39-05:00

slarotta16_115

coronavirus

Agencia AFP.

Economía

El coronavirus avanza en Latinoamérica con sombrío impacto para sus economías

80

7493

7573