Habilidades blandas, punto central de la formación para el trabajo

Un panel multidisciplinario de expertos analizó los desafíos de la formación laboral para los jóvenes. Más que doble titulación, opinan que el sistema educativo debe apostarle al desarrollo de habilidades blandas y competencias.

En el panel "Del Aula a la Nómina" se habló de lo importante que es conocer lo que quieren los jóvenes y entender su visión frente el mundoShutterstock

¿Cómo se adapta la formación para el trabajo a las necesidades del sector productivo? Esa fue una de las preguntas que surgió en el panel “Del Aula a la Nómina”, realizado en el marco de la Cumbre de Líderes por la Educación 2018, donde se analizó si la formación que reciben los jóvenes es pertinente con lo que necesita la industria o los empresarios.

(Vea también: Los jóvenes y sus oportunidades laborales)

Para los panelistas — Claudia Camacho, líder del mercado laboral, de UrbanPro; Lyana Latorre, directora de Corporate Social Engagement de Arcos Dorados (McDonald’s); Carlos Mario Estrada, director general SENA; y Jorge Alfonso Pérez, rector del Colegio INEM de Kennedy — la formación para el trabajo debe estar centrada en el desarrollo de las habilidades blandas, como trabajo en equipo, respeto y comunicación asertiva. Estas competencias, que están en constante cambio, cada vez cobran más importancia en el sector productivo, donde ya no sólo se enfocan en la formación técnica, sino en la inteligencia emocional de los empleados.

“Hay que entender que la formación para el trabajo no es solamente la titulación de la educación media con la técnica, sino que es la manera en cómo se prepara a los trabajadores para el sector productivo. Para mí, esta formación es aquella que permite alinear las habilidades, competencias y conocimientos de los trabajadores con lo que los empleadores necesitan”, dijo en el foro Claudia Camacho, líder del mercado laboral, de UrbanPro.

(También puede leer: Conozca qué son las habilidades blandas y cómo influyen en sus posibilidades para conseguir empleo)

Lyana Latorre, directora de Corporate Social Engagement de Arcos Dorados (McDonald’s), destacó que, para el sector privado, lo más importante hoy en día son las habilidades que tienen los jóvenes y las oportunidades que pueden alcanzar cuando acceden a un primer empleo formal.

“En McDonald’s no pretendemos que un joven tenga muchos conocimientos en la parte cognitiva, nos enfocamos es en sus habilidades y en fortalecerlas, porque, al ser este un trabajo de transición, lo que queremos es que se puedan desarrollar profesionalmente; por eso, les ofrecemos un horario flexible para que puedan estudiar y continuar un camino con la compañía o que puedan acceder a cualquier otro trabajo”, agregó Latorre.

(Vea también: Mitos y verdades sobre los jóvenes en el trabajo)

Los representantes de la academia, Carlos Mario Estrada, director general SENA, y Jorge Alfonso Pérez, rector del Colegio INEM de Kennedy, reconocieron que lo importante en este momento es educar a los jóvenes en habilidades técnicas y socioemocionales porque así es como se forman seres integrales, capaces de adaptarse a las transformaciones de la industria.

“Desde la academia consideramos que la industria necesita muchachos que tengan bases en el sector productivo, por eso en décimo y once, además de cumplir con una malla curricular, tienen prácticas laborales que los acercan a este sector, al mundo real” dijo el Rector del INEM, y agregó “la educación media debe ser pertinente, relevante, de calidad y diversa, para así orientarlos en la ruta que tomarán hacia su futuro”.

Por su parte, Carlos Mario Estrada, enfatizó que, desde el SENA, se unirán esfuerzos con otros ministerios y entidades para trabajar en pro de la economía naranja y para incrementar la doble titulación en los jóvenes. Sin embargo, planteó que el sistema educativo debe hacer una reflexión para ver hacia dónde se enfoca, si hacia un cartón o los conocimientos.

“Antes de entrar al SENA fui a Silicon Valley porque quería conocer su experiencia. Me di cuenta de que allá ya no exigen títulos, ni tienen códigos de vestuario u horarios. Dejan que los jóvenes se preparen para innovar. Allá contratan personas por el conocimiento y no por los títulos. Eso nos hace preguntarnos: ¿estamos formando el talento humano que está necesitando el sector empresarial?”, y agregó “invito a los empresarios a que en sus procesos de selección revisen las habilidades blandas y que estas tengan mayor o igual valor que las competencias técnicas, porque estas actitudes también cuentan al momento de una contratación”.

(Lea también: Algunas opciones para pagar su carrera universitaria)

El panel “Del Aula a la Nómina” realizado en el Centro de Convenciones Ágora, finalizó con la reflexión: es importante consultar a los empresarios sobre sus necesidades, pero también hay que conocer lo que quieren los jóvenes y entender su visión frente el mundo, pues esta es una generación que, según el estudio Creemos en los jóvenes, realizado por Trendsity para McDonald’s, exige mayor confianza, flexibilidad horaria para continuar estudiando y mayores oportunidades laborales en la que no les exijan experiencia.

(Vea también: Aprenda a administrar su primer salario)

815482

2018-10-01T09:00:54-05:00

article

2018-10-01T11:44:46-05:00

editorcomercial_1221

creemos-en-los-jovenes

Redacción Comercial

Educación

Habilidades blandas, punto central de la formación para el trabajo

68

6096

6164