Steven Pinker habla sobre razón, ciencia, humanismo y progreso

hace 3 horas
La comunidad judía en Colombia tiene 7.000 miembros

“Cuando aparezca el mesías habrá paz”

“Jesús nació y murió judío”, insiste el rabino Alfredo Goldsmith, en entrevista en la que explica las definiciones básicas de su credo, sus diferencias con la interpretación católica y cristiana y las razones por las que está creciendo el judaísmo en el país.

El rabino Alfredo Goldsmith nació en Argentina y desde hace 44 años reside en Colombia. Cristian Garavito

¿Hace cuántos años llegó a Colombia?

Soy nacido en Argentina, pero fui educado en Estados Unidos. En Colombia estoy desde 1974, es decir, hace 44 años.

¿Cómo llegó a ser rabino?

Me ordené en 1968, en Estados Unidos, en Baltimore, donde estudié en el colegio rabínico. Al mismo tiempo iba a la Universidad de Loyola, jesuita. Mi primer puesto fue en Argentina, como director de un colegio religioso. En un momento estuve interesado en combinar mi labor educativa con la labor comunitaria, y cuando me invitaron a Bogotá en 1974, vine y vi que podía combinar ambas funciones. Desde entonces estoy con las dos camisetas. Soy rabino desde 1991, pero es un título honorífico, no es jerárquico.

¿Cómo es hoy la dinámica de la comunidad judía en Bogotá?

Tenemos cuatro sinagogas en Bogotá y dos más que funcionan parcialmente. Además, tres comunidades organizadas por origen. Las comunidades de la 94 y la de la 127, cuyo origen fueron polacos, rumanos y rusos; la de origen sefardita que funciona desde 1979, con tradiciones del judaísmo de Siria, Turquía, Marruecos y Túnez, y tenemos una comunidad cuyo origen fueron judíos alemanes que llegaron a finales de los años 30. También el colegio Colombo Hebreo, al servicio de la comunidad. Tenemos como institución privada el Carmel Club y tres cementerios. Una agrupación juvenil con sede en la 104 y el Beit Avot, un ancianato con mucha actividad cultural. Hoy existe un fenómeno en Colombia, las comunidades que llamamos emergentes. Colombianos que practicaban el catolicismo o el cristianismo y encontraron respuestas en el judaísmo. En Bogotá ya hay cuatro comunidades y en todo el país al menos 40.

¿Y cómo es adaptarse al mundo judío en asunto de alimentos, festivos o frente a las diferentes celebraciones?

La alimentación kosher se desarrolló en los últimos 30 años con crecimiento positivo. Tenemos dos carnicerías que brindan servicio para todo el país. Hoy, la comida kosher no es consumida solo por judíos; ya hay médicos que la recomiendan. En Colombia todavía no hay tantos restaurantes kosher en comparación con otras comunidades en el mundo. Respecto al shabbat, no todos lo observan como lo requiere la ley judía.

¿Cuál es la comunidad judía más grande de América Latina?

La de Argentina. Según las estadísticas, entre 200.000 y 220.000 personas. La siguen Brasil y México. En cuarto lugar estaba Venezuela, pero el 80 % emigró. Llegó a tener 23.000 personas y hoy son menos de 5.000. Después viene Panamá, con 12.000, y luego Colombia, con 7.000.

¿Cómo interpreta el auge que hoy tiene el judaísmo en Colombia?

Hay dos corrientes. La primera no es la gente que se convierte, sino la que tiene cariño hacia los judíos. Hay gente cristiana, evangélica o católica, que quiere saber de judaísmo. No tenemos una explicación del porqué del auge de esas comunidades emergentes, pero hay indicios. Algunos son descendientes de quienes fueron perseguidos, pero también crecen las comunidades emergentes porque la población colombiana tiene una actitud religiosa hacia la vida, es creyente y, desde la facilidad del internet, se abrió la puerta al judaísmo. Para una comunidad tan pequeña como la nuestra, que cada mes 50 personas quieran ingresar es algo a tener en cuenta.

(Lea:“Ni siquiera un católico debe ser obligado a persignarse”: Cathy Bekerman)

Pero ¿ese acceso a la información no puede tergiversar las creencias o alejarse de lo que ustedes realmente profesan?

No veo ese peligro porque el judaísmo tradicional tampoco tiene una línea única. Tiene una línea ortodoxa, otra reformista y una tercera tradicional. Hay muchas opciones. Los emergentes no están tergiversando sino eligiendo una de estas corrientes antiguas.

¿Han evaluado niveles de deserción?

En el mundo judío cuenta como deserción si alguien se casa con una persona no judía y el no judío no se convierte al judaísmo. En este ámbito tenemos un nivel bajo de deserción, pues la inmensa mayoría de colombianos que se enamoran de un judío o una judía se convierten al judaísmo. Otra medición es casarse por fuera de la religión, aunque después se convierta. Hoy, casi el 20 % de los comunitarios se casan con alguien no judío, pero casi todos se convierten al judaísmo.

¿Cuál cree que sea la razón para que los emergentes se estén quedando en el judaísmo?

Creo que quieren volver al estado original de Jesús. Van aprendiendo que Jesús fue judío y quería reformar o arreglar cosas del judaísmo de su tiempo. Quieren volver al Antiguo Testamento, con la interpretación de los rabinos del siglo I al siglo V. Además, la realidad israelí despierta admiración en algunos sectores. Cuando se mezcla la religión del pueblo judío con la tierra de Israel, hay una formula motivante.

¿Y cuál es la respuesta para el colombiano del común respecto al valor que le otorga el judaísmo a Jesús?

Básicamente decimos que Jesús nació judío y murió judío. Los primeros cristianos vieron en Jesús al mesías, pero la corriente rabínica de aquel tiempo y los judíos no lo vieron así. Lo consideraron solo un maestro, pero valoraron la prédica que le dio al mundo.

También son distintas sus cuentas en años. ¿En cuál van en el mundo judío?

En el 5779, que empezó con Adán, el primer hombre racional que habló con Dios.

¿Y quién fue Adán? ¿El mismo de los católicos?

El mismo. No es el primer hombre porque ya habían existido los Homo sapiens. Pero creemos que Dios creó a Adán y no evolucionó de esos Homo sapiens.

¿Y quién fue el mesías: Moisés?

No. Aun lo esperamos. Moisés fue candidato, pero cuando Dios le pidió que le hablara a la piedra en vez de pegarle para sacar agua, perdió la paciencia y también la capacidad de liderazgo. Por eso no lo dejaron entrar a Israel. Si Moisés hubiera completado su ciclo y llegado a Israel, hubiera sido el mesías. Cuando aparezca, va haber paz en el mundo.

¿Y tiene que ser religioso?

Debe ser descendiente del rey David. En cuanto a su descripción de observancia religiosa, lo dejo abierto, no lo sé.

¿Y Salomón, el hijo de David?

Cuando Salomón murió se dividió el reino. Luego vinieron los asirios y conquistaron el reino del norte y se llevaron a su gente a distintos lugares en calidad de exiliados. Fueron 10 tribus. De las tribus del reino del sur sobrevivieron dos, la de Leví y la de Judá. Por eso nos llamamos judíos. No tuvimos una figura central que unificara a los dos reinados.

¿Qué es lo que ustedes conocen como la diáspora?

Hay dos definiciones. Una dice que empezó en el año 70, cuando los romanos nos conquistaron, destruyeron el templo y nos mandaron al exilio. La otra escuela, a la cual pertenezco, dice que empezó en el 586 antes de la era común, cuando los babilonios nos conquistaron, aunque 50 años más tarde los persas nos permitieron volver. Sin embargo, la mayoría de judíos se quedaron en Persia y se distribuyeron por Egipto, Alejandría y Babilonia.

(Le puede interesar: Los refugiados judíos olvidados)

¿Los rabinos conservaron el conocimiento?

Primero los escribas, luego los rabinos.

¿Quiénes fueron los escribas?

Intelectuales de los siglos VI, V y IV antes de la era común. Su labor principal fue escribir y copiar la Torá. No interpretaron. En el siglo III antes de la era común, los rabinos empezaron a hacerlo.

¿Entonces ustedes no creen en el Nuevo Testamento?

No. Es una creación de Pablo de Tarso.

¿Por estas divisiones se explica la persecución histórica a los judíos?

El antisemitismo tiene distintas causas. El primero tiene orígenes cristianos, por no haber aceptado a Jesús como el mesías. Eso funcionó desde el siglo IV, cuando Roma se volvió cristiana con Constantino, hasta fines del XVIII o comienzos del XIX, cuando apareció un nuevo antisemitismo. Esta vez por ser ricos o por ser pobres, por tener inteligencia o por no tenerla. Por lo que sea, odio.

Pero ¿hubo algún detonante?

Hasta el siglo XVIII o XIX, los judíos vivían aislados, no tenían acceso a muchas profesiones. A partir de Napoleón empezaron a participar en la vida musical, literaria, comercial, médica o bancaria. Ahí empezó la envidia. Luego llegó el odio.

¿Y en América?

Durante los primeros años de la colonización judía en Estados Unidos, éramos un apéndice de lo que pasaba en Europa. No hubo personalidades descollantes pero fundaron almacenes. El judaísmo empezó a tener identidad a partir del siglo XX.

¿Por qué creció tanto en Argentina?

Porque Argentina tiene una política pro-migratoria, entonces fue fácil entrar.

¿Qué piensa de la kabbalah, otra tema que se ha vuelto atractivo en los últimos tiempos?

Hasta el siglo XX, la kabbalah era restringida a personas con conocimiento judaico, talmúdico y rabínico. Hoy, los centros de kabbalah no son necesariamente judíos.

¿Y usted cómo lo ve?

Que mientras no se autotitulen judíos, es sano que se popularicen. La kabbalah es una manera mística y profunda de ver la vida, de entender el alma a través de técnicas de numerología. De interpretar la Biblia. Eso sí, no es una práctica científica, es una perspectiva mística.

¿Igual al tarot o a la astrología?

Cien por ciento. De hecho, la kabbalah utiliza la astrología. Los kabbalistas dicen que siempre existió, pero la corriente judaica central sostiene que apareció en el siglo II de la era común, cuando un rabino escribió el Zohar. Incluso, por ejemplo, los profetas Ezequiel o Daniel, con sus dones de profecía, no eran kabbalistas sino personas que a través de sueños y visiones tenían contacto con Dios.

¿Siente que hay plena libertad de cultos en Colombia?

No me he sentido discriminado. Incluso antes de la Constitución del 91, la Iglesia católica nos respetaba. Pero hay que tener en cuenta que, cuando hablamos de libertad de culto, los evangélicos tienen cómo exigir más reconocimiento, porque son 10 millones. Nosotros somos 7.000.

¿Y el diálogo interreligioso?

Va muy bien. Eso sí, los católicos mantuvieron el diálogo únicamente con autoridades, mientras con los evangélicos se ha involucrado al pueblo. Los católicos lo guardaron de obispo para arriba.

¿El mundo judío solo está basado en la Biblia?

La Biblia se canonizó en el siglo V antes de la era común. El Talmud se empezó escribir en el año 0. Hay 500 años de espacio entre la Biblia y el Talmud.

¿Cuál es hoy el mensaje del judaísmo para las nuevas generaciones?

Un mensaje de espiritualidad, de creencia en Dios. El segundo mensaje es que tengan inteligencia para asociarse; los grandes cambios se hacen cuando hay grupos. Y que principalmente tengan la inteligencia de asociarse a aquellos que promueven amor, mejora de la calidad de la vida, respeto y espiritualidad.

(Le puede interesar:Los mensajes de apoyo de Colombia ante el ataque a la comunidad judía de Pittsburgh)

830786

2018-12-23T21:00:00-05:00

article

2018-12-23T22:23:20-05:00

[email protected]

cromos

El Espectador

Especiales

“Cuando aparezca el mesías habrá paz”

43

12698

12741