Cáncer de próstata: síntomas y tratamiento

Noticias destacadas de Estilo de vida

Según las estadísticas de la OMS en 2018, en Colombia se presentaron 12.712 nuevos casos de esta enfermedad y a nivel mundial es el segundo cáncer más mortal en hombres y el cuarto en la población general.

Si este tipo de tumores se detectan a tiempo, los pacientes tienen una probabilidad de sobrevida más alta.

Debido a la pandemia ha causado que los hombres disminuyan sus visitas al urólogo y realización de pruebas para la detección y el tratamiento oportunos.

Te puede interesar leer: Todo lo que debes saber sobre el cáncer de mama ¡Toma nota!

Aún no sabemos hasta ahora si existe una incidencia entre el cáncer de próstata y el COVID–19, dado que los desenlaces los veremos con el paso de varios años; pero seguro el confinamiento y la falta de chequeos urológicos de rutina pueden retardar el diagnóstico y el tratamiento de algunos pacientes” afirma el Dr. Juan Camilo Ospina, jefe de Urología de la Clínica del Country y Clínica La Colina.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de próstata?

Según el American Cancer Society: "la mayoría de los cánceres de próstata se descubren a tiempo, a través de la detección. Por lo general, este tipo de enfermedad en etapa inicial no causa síntomas.

Sin embargo, cuando este tipo de enfermedad esté más avanzada, puede causar síntomas como:

-Problemas al orinar, incluyendo un flujo urinario lento o debilitado o necesidad de orinar con más frecuencia, especialmente de noche

-Sangre en la orina o el semen

-Dificultad para lograr una erección (disfunción eréctil)

-Dolor en las caderas, la espalda (columna vertebral), el tórax (costillas) u otras áreas debido a que el cáncer que se ha propagado a los huesos

-Debilidad o adormecimiento de las piernas o los pies, o incluso pérdida del control de la vejiga o los intestinos debido a que el cáncer comprime la médula espinal

La detección de esta enfermedad se realiza con un examen de laboratorio en sangre y un examen físico que incluye un tacto rectal para palpar la próstata e identificar cualquier posible anormalidad.

Según el Dr. Ospina, “se debe tener en cuenta que estos dos exámenes son complementarios y contribuyen a detectar la enfermedad lo más temprano posible. La normalidad de los dos exámenes como un complemento nos da la tranquilidad de tener una baja probabilidades de tener la enfermedad”.

Si alguno de estos no es favorable, se pueden necesitar otros tipos de estudios y/o una biopsia de próstata que confirme o no la presencia del tumor.

¿Qué tratamiento existen para el cáncer de próstata?

Se recomienda hacer la primera visita al urólogo entre los 40 y 45 años, para realizar los dos exámenes y definir con los resultados un plan de seguimiento.

Si el paciente es afrodescendiente o tiene antecedente familiar en primera línea de cáncer de próstata, se aconseja realizar los controles desde los 40 años con seguimientos anuales.

En la actualidad, se tienen distintos tratamientos para poder tratar la enfermedad exitosamente.

La selección de estos procedimientos depende de muchos factores asociados al paciente, la agresividad del tumor y el momento en el que se encuentre la enfermedad.

Te puede interesar leer: Cáncer de próstata: ¿cuáles son los síntomas más comunes?

“Algunas a veces la operación consiste en resecar la próstata y los ganglios linfáticos pélvicos, se puede optar por una radioterapia dirigida a la glándula y/o la pelvis, y en otras ocasiones, se aplican tratamientos sistémicos para detener el progreso del tumor o si tiene características de baja agresividad podemos seguirlos o vigilarlos” afirma el Dr. Juan Galvis, radioterapeuta de la Clínica del Country.

A la fecha, no existen terapias alternativas demostradas que funcionen en la prevención o manejo del cáncer de próstata. Pero los expertos sí enfatizan en que ayuda a su prevención que los hombres sigan estos pasos:

-Una nutrición adecuada.

-Realicen ejercicio y meditación

-Sacar tiempo para desarrollar deportes, gustos o pasatiempos que les ayuden a tener una vida saludable.

Es importante que los hombres que ya tengan la edad o con prevalencia a tener esta enfermedad, visiten al urólogo para ser diagnosticados a tiempo.

Comparte en redes: