Publicidad
Redacción Cromos / 24 Aug 2021 - 9:08 p. m.

Comprar casa: ¿Crédito hipotecario o Leasing habitacional para elegir vivienda?

Dicen que detrás de cada sueño hay una deuda financiera. La compra de la vivienda debe entenderse como una inversión por la que vale la pena sacrificarse con inteligencia. Las variables no pueden quedar al azar. Diferencias del Crédito hipotecario y el Leasing habitacional para convertirte en propietario.
Promover el ahorro y hacer un presupuesto es clave en medio de la pandemia.
Pyxabay
Hacer un presupuesto que diferencie las necesidades y los deseos es importante en todo momento,
Hacer un presupuesto que diferencie las necesidades y los deseos es importante en todo momento,
Foto: pixabay

Crédito hipotecario

Su definición

Es el dinero que un banco te presta bajo el recurso de la hipoteca, que es la que respalda el contrato entre las partes. Para el pago mensual de la deuda se habla de cuotas, no de canon de arrendamiento, como pasa en la figura de leasing habitacional.

Para los que tienen más ahorros

Si tienes en tu cuenta el 30% del valor del inmueble, este modo de financiamiento puede ser el que mejor se ajuste a tu necesidad. Disponer de esta cantidad es el primer paso para que te sientes a hablar con la entidad financiera. El banco estudiará tu capacidad de endeudamiento para determinar si estás en condiciones de asumir el pago del 70% que te va a prestar.

Te invitamos a leer más contenidos en Cromos

La vivienda a tu nombre

Una vez el préstamo se concreta, puedes considerarte propietario de la casa que escogiste. Así constará en las escrituras, que certificarán que la vivienda es tuya, aunque tengas una hipoteca que vas a pagar religiosamente por un tiempo.

Sus ventajas

Cualquier papeleo es desgastante. Una de las ventajas del crédito hipotecario es la celeridad para llegar a un acuerdo. Al terminar el pago de las cuotas, el levantamiento de la hipoteca es un proceso que, en líneas generales, se ajusta al bolsillo.

Leasing Habitacional

¿Qué es?

Es otro mecanismo de financiación para cumplir el sueño de tener vivienda propia. A diferencia del anterior, en este camino podrás escriturar cuando hayas cubierto todos los pagos. Mientras llega ese día, serás un locatario que debe ser responsable con el canon mensual.

Te puede interesar leer: ¿Quieres adoptar un gato? 5 consejos que debes tener en cuenta

Ideal para los más jóvenes

Si tienes menos del 30% de la cuota inicial y quieres comprar pronto, el leasing habitacional es tu mejor opción. Necesitas el 20%, o hasta menos, para sentarte a negociar el préstamo.

Aunque el inmueble no esté a tu nombre...

Debes pagar el impuesto predial, la administración, los arreglos y, por supuesto, los servicios. Si cambias de opinión, puedes ceder el contrato a una persona que te pague lo que has invertido y asuma la deuda restante. Al estar prendado, la vivienda es inembargable.

No te olvides de los seguros

En el leasing habitacional y en el crédito hipotecario, la letra menuda del contrato indica que debes correr con varios seguros, entre ellos el de terremoto y el de incendio. El seguro crédito deudor aplica para amparar la hipoteca.

Recibe alertas desde Google News