Publicidad
Redacción Cromos / 4 Nov 2021 - 2:59 p. m.

Fobia al mar: por qué se produce y cómo saber si la padeces

Una experta nos explica de qué se trata esta fobia, cuáles son los síntomas y cómo tratarla. Haz clic y descubre lo que debes saber.
Conoce de qué se trata esta fobia y las recomendaciones que debes tener en cuenta si la sufres.
Pexels
Conoce de qué se trata esta fobia y las recomendaciones que debes tener en cuenta si la sufres.
Conoce de qué se trata esta fobia y las recomendaciones que debes tener en cuenta si la sufres.
Foto: Pexels

Las fobias específicas hacen parte de los trastornos de ansiedad y se suelen relacionar con un objeto o situación que genera un temor irracional. Una de estas es la fobia al mar, así que para saber más sobre ella consultamos a una experta.

Te puede interesar: ¿Tú los cometes? 3 errores comunes al manejar nuestras finanzas personales

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

En entrevista con la Revista Cromos, Olga Juliana Silva Gómez, psicóloga clínica y de la salud de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en la Fundación Universitaria de San Gil, nos cuenta todo lo que debes saber sobre la fobia al mar, también conocida como talasofobia.

¿Qué es una fobia?

OJSG: “La fobia podría considerarse como un miedo exagerado o desproporcionado que demuestra una persona relacionada a algo que representa un peligro. Esto provoca un nivel de temor alto y que se generen una cantidad de pensamientos incontrolables que buscan reforzar el miedo exagerado.

Ante el estímulo que puede provocar la fobia pueden aparecer respuestas incómodas e incontrolables que afectan la salud mental. Puede que para el resto de las personas la situación u objeto no genere ningún tipo de miedo, pero sí lo hace en quienes padecen de esa fobia”.

¿Por qué se produce?

OJSG: “La mayoría de las fobias aparecen como resultado de una experiencia negativa. Esa situación desbordó en la persona un ataque de pánico relacionado con la situación o el objeto. Puede empezar también por un miedo que se va intensificando, hasta que se convierte en una fobia. Recordemos que las fobias están reconocidas dentro de los trastornos de ansiedad”.

¿En qué consiste la fobia al mar?

OJSG: “Esta fobia consiste en un miedo exagerado y/o extremo al mar y todo lo que tiene que ver con el océano. A esta fobia se le conoce como talasofobia y es el terror que se experimenta al estar en contacto de alguna forma con el agua. Debido a esta fobia, la persona puede tener pensamientos irracionales de peligro al hacer acercamiento a esos estímulos y cuerpos de agua”.

Lee también: Calendario lunar noviembre 2021: cuándo cortar y 3 tips para cuidar tu cabello

¿Cuáles son los síntomas?

OJSG: “Los síntomas no siempre se presentan en la misma intensidad en todas las personas. En términos generales se presentan síntomas físicos, psicológicos y conductuales como:

- Sudoración

- Cambio en la velocidad de la respiración (más rápido o más lenta)

- Afectación en la frecuencia cardíaca

- Temblores

- Escalofrío

- Sensación de presión en el pecho

- Sequedad en la boca

- Dolor de cabeza

- Pensamientos distorsionados respecto a la situación

- Evitar la situación

- Negación a enfrentar el estímulo que produce el temor”.

¿Cómo tratarla?

OJSG: “Psicológicamente, la recomendación es hacer un proceso psicoterapéutico. Es decir, acudir a un experto en salud mental que pueda ayudar a controlar esta fobia específica. Dentro de las terapias que han tenido mejores resultados, mostradas a través de estudios investigativos, se encuentra la terapia de exposición y la terapia cognitivo conductual.

La primera se centra en acercarse a ese objeto o situación, de manera gradual. A través de este tratamiento se reconocen los pensamientos, sensaciones y emociones que se relacionan con la talasofobia. De esa manera, se puede controlar la fobia y la ansiedad que desencadena.

En el caso de la fobia al mar, un primer acercamiento puede ser por medio de fotografías para poder medir las respuestas ante ese estímulo. Con este proceso se identifica un objetivo y un camino más claro para poder reducir la sintomatología y no perder la funcionalidad en cuanto a ese miedo exagerado.

La segunda opción consiste en exponer a la persona a ese miedo y combinar la terapia con otras técnicas para aprender a controlar la fobia. Así la persona puede aprender a controlar las reacciones ante el miedo, adquirir confianza en sí misma y controlar sus pensamientos para enfrentar la situación”.

¿Qué recomendaciones debemos tener en cuenta?

OJSG: “Cuando notamos que nuestro miedo es irracional y que ya desborda la sintomatología en cuanto a la situación específica, es necesario consultar a un profesional de la salud mental.

Es muy importante tener en cuenta que la mejor forma para superar el miedo es enfrentándolo. Normalmente, lo que hace en la cotidianidad es evitar esa situación que genera temor. No es una buena estrategia porque se evade el miedo y no abordar el temor y los pensamientos irracionales”.

Recibe alertas desde Google News