Gato persa: cuáles son sus características y cuidados

Noticias destacadas de Estilo de vida

El gato persa ocupa el primer puesto entre las razas felinas más populares del mundo. Son poseedores de un carácter noble y cariñoso que combina con su apariencia dulce, bonachona y largas siestas junto a su amo.

Según el portal Experto Animal el gato persa se caracteriza por su cara ancha y aplanada junto a su abundante pelaje. Esta raza fue introducida en Italia desde la antigua Persia (Irán) sobre el 1620, aunque se desconoce el origen.

Su cola es corta y sus orejas son pequeñas si las comparamos con el resto del robusto cuerpo. Los gatos persas suelen tener la punta de las orejas redondeadas y estar inclinadas hacia delante. Sus patas son generalmente cortas y anchas, acabadas en garras grandes, fuertes y redondeadas.

Además, cuentan con un pelaje: grueso, denso, largo y fino.

Lea también: 5 razas de gatos que son consideradas las más bellas del mundo

En cuanto a su personalidad es un gato plácido y tranquilo ante las situaciones que se le presente. Lo encontrarás durmiendo al sol y de pronto lo veras corriendo por la habitación y revolcarse. Algunas veces se estirará a tu lado, dormirá en tu cama y se sentará en tu regazo cuando lo desee.

Es un gato tranquilo por eso no le molestan los cambios de rutina. Suelen ser agradable con todos, estos felinos domésticos son los más antiguos y su físico es una de las cualidades por las que este gato es uno de los más solicitados para adopción.

Los colores del manto del gato persa son muy variados:

Blanco, negro, azul, chocolate, lila, rojo o crema son algunos de los colores en el caso del pelaje sólido, aunque también existen gatos de la raza bicolores.

Te puedes leer: Los beneficios de tener un gato según la ciencia

Es necesario vigilar su alimentación para que se mantenga en buena forma puesto que es una raza que no tiene fama de realizar ejercicios físico. Los persa les gusta jugar con sus propietarios, perseguirán pelotas, atacarán ratones, pero eso no quita que debes asegurarte de que haga ejercicio en casa.

Se dice que el gato persa es cariñoso, dócil y tan casero que hasta puede parecer un perro.

Algunas recomendaciones que debes tener en cuenta es cuidar su pelo a diario, cepíllarlo y péinarlo para evitar la formación de enredos. Además, limpia su cara con regularidad y con cuidado, puesto que puede depositarse lágrimas en exceso en la cara del felino. Es muy importante mantener la calidad del pelaje y cepillarlos diariamente para evitar los enredos y las bolas del pelo en el estómago.

Busca productos en el mercado que sirven para eliminar el exceso de grasa, y que ayude a la limpieza de los lagrimales o de los oídos del felino.

Otro de las características de los gatos persas es que no se caracterizan por su gran longevidad, ya que su esperanza de vida ronda los 13 años frente a otras razas que pueden durar 16 años.

Lea también: ¿Los gatos odian a los humanos?

Comparte en redes: