Motivos por los que su perro le lame la cara. ¡Se lo explicamos!

Noticias destacadas de Estilo de vida

La mayoría de los dueños interpretan los lamidos de sus perros como una señal de afecto. Sin embargo, expertos cuentan que en algunos casos la situación es diferente. Descubra el porqué.

El American Kennel Club manifiesta que lo que usted interpreta como afecto podría ser, de hecho, que su perro le está animando a vomitar el almuerzo por ellos.

“Los investigadores de cánidos salvajes (lobos, coyotes, zorros y otros perros salvajes) informan que los cachorros lamen la cara y el hocico de su madre cuando ella regresa de una cacería a su guarida, para que ella regurgite por ellos”, señala Alexandra Horowitz, directora del Laboratorio de cognición de perros en Barnard College en Nueva York.

Te interesa leer: Los beneficios de tener un gato según la ciencia

La Dra. Mary Burch experta certificada en comportamiento animal, comenta que los humanos tenemos la piel ligeramente salada, especialmente después de hacer ejercicio y sudar; por lo tanto, este tipo de lamidos en la piel se realizan más para buscar sal que para expresar afecto.

Por otro lado, Alexandra Horowitz indica que hay evidencia que demuestra que el lamido del canino es un signo de afecto. “Aunque comenzó como un comportamiento de búsqueda de comida, lamer ahora se ha convertido en un saludo ritualizado para muchos perros”.

Al parecer, algunas especies silvestres de la familia de los perros lamerán a los miembros de la manada solo para darles la bienvenida a casa. Por lo tanto, esos babosos lengüetazos diarios realmente podrían ser solo una señal de que su perro está feliz de verlo.

Otros estudios indican que los animales salvajes suelen lamerse unos a otros como saludo, y lo más probable es que su mascota tenga algún recuerdo instintivo de su madre lamiéndolo cuando era cachorro. Así que quizá sí podría significar que lo está saludando.

Te puede interesar leer: ¿Cómo cuidar la piel de tu perro?

Hay que decir que la mayoría de los lamidos son inofensivos, pero hay que tener en cuenta que en algunos casos lamer de forma excesiva, es un síntoma de un problema grave.

“Si su perro se lame a sí mismo, a usted u objetos de forma excesiva, hasta el punto de que parece un comportamiento autoestimulador, esto podría ser un signo de ansiedad, aburrimiento o dolor. El lamido obsesivo también puede ser una señal de alergias u otros problemas de salud de la mascota”, señaló Burch.

Ante esta situación Burch recomienda llevarlo al veterinario para que sea revisado y aborde cualquier problema médico o malestar. Siga las recomendaciones del especialista y después puede recurrir a soluciones en la conducta de la mascota.

“Cuando lamen, cambie la actividad. Una buena opción es elegir un comportamiento que sea incompatible con lamer, como usar un rompecabezas interactivom para obtener un premio”, indicó Mary Burch.

Comparte en redes: