Beber vino en la noche, afectará la calidad de nuestro sueño

Noticias destacadas de Estilo de vida

Se ha hablado ampliamente de las ventajas que tiene en nuestra buena salud beber un poco de vino al final de la jornada laboral, sobre todo, para la circulación de la sangre. Aunque esto es cierto, también se debe tener en cuenta que beber vino antes de dormir podría contribuir a que el sueño no sea reparador.

Algunos dietistas advierten que no es bueno tomar vino justo antes de ir a la cama, pues no solo afectará la calidad del sueño, sino que muy seguramente propiciará el ronquido, lo que afectará a quien comparte la cama contigo. Te explicamos qué sucede en el cerebro con esa inocente copita en las noches.

Si vas beber, será mejor no hacerlo justo antes de ir a la cama. La razón según las dietistas Jessica Spendlove y Chloe McLeod, es que esto afecta de manera inmediata la calidad de nuestro sueño. “Es posible que, si has bebido, te despiertes varias veces durante la noche bien sea para ir al baño o para beber un poco de agua”, aseguran las expertas.

Te puede interesar: Exesposa de Dan Brown lo acusa de haber tenido una doble vida

Lo que sucede es que el alcohol bloquea la fase REM del sueño, que es el momento de la consolidación de la memoria y donde soñamos. “Si, tras beber, te levantas y no te sientes del todo descansado, es posible que tu fase REM no se haya desarrollado bien”, explican las profesionales.

Lo otro, es que el alcohol actúa como un relajante muscular, por lo que su efecto en la garganta hace más probable que ronquemos y al roncar no solo afectamos la calidad del sueño de nuestra pareja sino la propia ya que tendremos la posibilidad de despertarnos varias veces durante la noche.

Para dormir mejor

“Aunque el alcohol en un principio tiene un efecto sedante, luego se produce un efecto rebote, lo que empeora la calidad del sueño”, asegura el doctor Carles Caig, coordinador del grupo de estudio de trastornos de la vigilia y sueño de la Sociedad Española de Neurología, quien ofrece algunas recomendaciones para mejorar nuestro sueño:

1. A la misma hora. En lo posible se deben tener horarios de sueños regulares ya que si no lo hacemos podemos sufrir una especie de jet lag.

2. Actividades que nos relajen. Actividades que nos ayuden a distensionarnos. Por supuesto, que no tengan nada que ver con el trabajo y ojalá hacerlas fuera de la habitación, para que el aterrizar en la cama, se produzca el efecto psicológico de ir directo a dormir.

3. Menos café y más sol. Aunque a muchas personas no les afecta el consumo de café en las noches, se recomienda limitarlo y aunque poco se habla al respecto, es vital el consumo de sol diario para activar nuestro reloj interno. Idealmente, dice el especialista, “el sol del mediodía”.

También puedes leer: Lady Gaga estaría esperando su primer hijo y no es de Bradley Cooper

Comparte en redes: