Redacción Cromos / 8 Jan 2022 - 8:26 p. m.

Ortodoncia invisible o con brackets: precios y qué duele más

El cuidado dental es complejo cuando hay retos a nivel de desalineación y oclusión. De entrada, para que el profesional pueda intervenir, debe tocar la apariencia con un tratamiento que es visible. ¿Un tratamiento se puede mimetizar al máximo?
Dentist wearing eyeglasses gloves and mask examining a patient teeth with a dental probe and a mirror in a clinic box with equipment in the background
AntonioGuillem
Ortodoncia invisible o con brackets: precios y qué duele más
Foto: Getty Images

Mario Orsono Ortiz, especialista en ortodoncia y ortopedia maxilar, afirma que cualquier tipo de tratamiento es válido, porque lo fundamental es corregir la dentadura. Los brackets estéticos son de materiales que imitan el color marfil de los dientes. Existen diferentes tipos, como los hechos en porcelana y cerámica. Estos son duraderos y bastante discretos. También existe una opción semitransparente, que está hecha de resina. A su capacidad de confundirse con el color natural de los dientes se superpone un riesgo: se rompen con facilidad. Sin duda, los más eficaces en la relación precio y calidad son los de zafiro, pues conservan su color durante el tratamiento.

Te puede interesar: ¿Víctima del antojo? Te explicamos cómo dominar la ansiedad por la comida

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

Uno de los más populares son los Brackets autoligados. Esta técnica de ortodoncia utiliza una compuerta en cada diente que atrapa un alambre de acero de alta calidad. A pesar de su visibilidad, es uno de los más rápidos. Al acortar considerablemente el tiempo del tratamiento, el paciente debe ser fuerte cada vez que visite y salga del consultorio. Así como las opciones varían, también lo hacen los costos.

Existe otro tipo de tratamiento que nadie notará. Los brackets linguales van en la cara interna de los dientes. Aunque es una opción llamativa, ya que tiene los mismos resultados que la ortodoncia tradicional, su precio lo pone en desventaja frente a los anteriormente señalados.

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Consiste en una serie de alineadores removibles que se cambian semanalmente. Cada alineador se fabrica especialmente para el paciente. Se debe retirar para comer, su higiene es más rápida y además evita que se lastimen los tejidos blandos de la boca. Para obtener la sonrisa deseada no es necesario sufrir, la tecnología ha hecho que este tipo de tratamientos sean más amigables, suaves y estéticos.

Los Brackets no tienen edad

Es usual relacionar este tratamiento con la niñez o la adolescencia. De entrada, hay que derribar ese mito. Cualquier persona a cualquier edad puede requerir un arreglo significativo.

Deja a un lado los complejos

Algunos personajes de ficción en la televisión satanizaron las estrellas en los dientes. Decidir tenerlos es una apuesta segura que, aparte de mejorar la salud dental, pone a prueba la autoestima. Las habladurías de los demás y la cultura de la perfección que construyen las redes sociales es lo que menos importa cuando la integridad está en el primer lugar de la lista.

Morder bien es lucir bien

Una sonrisa bella es inolvidable. En ocasiones es la marca y la carta de presentación de las personas. Sin embargo, el motivo para tenerla no debe ser estético, porque la razón principal para asumir con responsabilidad estos tratamientos debe ser corregir problemas estructurales de la mordida. Un mal funcionamiento de los dientes precipita su desgaste.

Aprender a domesticar el dolor

Una vez se inicia el tratamiento, la primera semana es la más difícil. El dolor parece incontrolable y las heridas en el tejido blando alimentan la molestia. No obstante, el cuerpo se acostumbra, al punto de desarrollar mayor resistencia. Inicialmente, se recomienda consumir sopas y alimentos que no exijan la función de los dientes.

La higiene oral

La limpieza es tan importante como el cuidado a la hora de comer ciertos alimentos. La seda dental se convertirá en aliada indispensable para que el tratamiento sea cómodo y se cumpla en el tiempo establecido. Informarse antes de elegir el camino Después del diagnóstico con el especialista, es necesario pensarlo varias veces antes de decantarse por un tratamiento. Los más estéticos son costosos, y los clásicos y visibles son los más asequibles.

Precios

Un tratamiento de ortodoncia está costando alrededor de $6.000.000, que se paga en cuotas que normalmente superan el año. El valor depende de las tarifas del profesional.

Recibe alertas desde Google News